Subir

Top

0

Petros Markaris no ve salida para Grecia

6 de agosto de 2013. POR

El escritor griego Petros Markaris ha pintado este martes en Santander una realidad más negra de la que describen sus novelas.

El autor policíaco cree que «la medicina» que la Unión Europea está aplicando a Grecia para salir de la crisis económica en la que está inmersa «no es la adecuada» y ha asegurado que, a su juicio, «no hay salida» para la situación que vive el país mediterráneo.

 En una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Markaris ha afirmado que la situación de Grecia «no está mejorando» con las medidas de la UE y ha augurado que «tampoco cree que vaya a mejorar» en un futuro próximo.

 «La gente está sufriendo y vive sin ningún perspectiva», ha lamentado este escritor, que imparte durante esta semana un curso sobre novela negra en el marco del ciclo ‘El autor y su obra’ de la UIMP. Asimismo, ha considerado que «no hay una salida visible» a los problemas económicos que atraviesa Grecia por lo que ha mostrado su «pesimismo».

 La crisis de Grecia también es el tema central de la trilogía que este escritor está a punto de concluir con la tercera novela, que aún no tiene título, pero en la que ha detallado que aborda «la generación de griegos que ha llevado el país al desastre» actual y en la que acusa a los políticos de ser «los culpables y responsables» de la díficil situación que vive el país y sus ciudadanos.

En este punto, Markaris ha anunciado que, a pesar de que la trilogía acaba con la novela que publicará este otoño, está trabajando en una cuarta que será «un epílogo» de esta serie novelesca de la crisis griega y con la que «sí» aparcará el tema, ya que, según ha asegurado, está «harto» de «vivir toda esta crisis y de escribir sobre ella».

 Además, Markaris, que aunque es griego nació en Estambul pero «no se siente turco», ha hablado sobre la situación que vive Turquía y las revueltas y enfrentamientos entre los opositores y los partidarios del Gobierno de Erdogan.

Así, el escritor ha considerado que «la mayor esperanza» del país otomano es que «la gente reaccione», algo que ya está ocurriendo y que ha calificado de «buena señal».

 También ha explicado que, a pesar de que los turcos siempre han tenido «mucho respeto» tanto por su nación como por el «poder político, la ley y el orden», «ya se han hartado de la situación» porque han alcanzado un sentimiento de «saturación» y por ello «han decidido reaccionar».

 «Los turcos no quieren que les impongan cuántos hijos tener, qué ropa llevar o cómo organizar su vida y por eso están reaccionando», ha explicado Markaris que, sin embargo, ha lamentado que «el problema» de Turquía es que, hasta los propios ciudadanos que se manifiestan, «no hay contrapartida ni alternativa» para la situación.


logo_nexus4

Empresas Amigas