Subir

Top

0

El 15M vuelve a la Porticada y toma la agenda en plena campaña electoral

10 de mayo de 2014. POR
15M Porticada

Una de las asambleas celebradas en mayo de hace tres años

Tres años después el recuerdo de las asambleas y las acampadas en la Plaza Porticada sigue vivo, en un aniversario que, como la primera vez, coincide con una cita electoral, y que se celebrará con el regreso de muchos de los activistas de entonces a ese escenario para seguir, como en aquellos meses, haciendo política.

Asambleas de colectivos inspirados en el espíritu indignado servirán para hacer revivir durante unas horas el ambiente de debate político y asambleas que se suscitó esos días.

Entonces, el 15M arrancó en los previos a las elecciones autonómicas de 2011, con el PSOE en el Gobierno central, y ahora, la cita es en unas elecciones europeas, con un PP en el Ejecutivo central.

Digamos que en ese punto hay un empate entre PP y PSOE, en una campaña en la que se ha impuesto como un importante hilo conductor la crítica al modelo bipartidista, reflejada en el crecimiento que se pronostica a partidos minoritarios y en la existencia de partidos del ‘vota raro’.

De hecho, en esta campaña electoral, en esta parece haber un leit motiv que se ha impuesto, y es la lucha contra un modelo bipartidista que cada vez ven más agotado y monolítico.

CAMBIANDO LA AGENDA

La generalización del mensaje contra el bipartidismo que se lanzó ya entonces es ahora objeto de análisis en portadas y de preocupación en los maitines de campaña de los grandes partidos, de una forma muy coherente con la propia evolución del 15M.

pahbancosantander

Los colectivos antidesahucios han conseguido situar el problema hipotecario en la agenda pública y han forzado negociaciones con los bancos

Porque el principal éxito de lo que cuesta definir como movimiento ha sido precisamente ese: han conseguido que su agenda de temas se fuera extendiendo, hasta acabar llegando a unas instituciones a remolque.

Fue en la misma Plaza Porticada en la que se criticó al “PPSOE” donde se debatió sobre problemas que entonces se atisbaban, como los desahucios, la renta social básica y el fracking, traducidos luego en decisiones de instituciones y en legislación específica.

Hoy los colectivos antifracking se felicitan del éxito ciudadano que ha supuesto la anulación por el Gobierno regional del permiso Arquetu, las plataformas contra los desahucios paralizan ejecuciones y logran con bancos negociaciones de hipotecas (mientras un juez santanderino ha llevado a la justicia europea la legislación española), y los grupos por la renta social básica han organizado, este mismo jueves, un acto de protesta ante el Instituto Cántabro de Servicios Sociales.

El control de la agenda por parte de los movimientos sociales derivados del 15M ha provocado distintas reacciones desde las instituciones que no han sabido encauzar el proceso:

-desde los intentos de silenciar a los opuestos al fracking con la legislación o de atraérselos con ofertas de colaboración que la Asamblea ha rechazado para preservar su independencia frente a los partidos…

-…hasta los intentos de criminalización de las protestas, canalizados a través del proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana y concretados en la campaña contra los escraches –los seguimientos a políticos, como el que se hizo al alcalde de Torrelavega, que causó una sanción administrativa pese a las decisiones judiciales que la negaban—o en los mensajes que vinculan protestas con alteración del orden público, recuperados esta misma semana a raíz del asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco.

EN CAMPAÑA

Dentro del dominio de la agenda que han venido marcando en los últimos años, la crítica al bipartidismo es otro de los mensajes que el 15M ha logrado que se extienda durante la campaña, marcada por el debate sobre la gran coalición planteado desde algunos sectores, y en la que las noticias sobre sondeos y encuestas tienden a examinarse en función del avance o retroceso de los partidos tradicionales frente a las opciones minoritarias o nuevas.

Y pese a las ofertas de voto lanzadas desde sectores como la propia candidata socialista, Elena Valenciano, no será esta la forma en que participen en la cita electoral del próximo 25 de mayo.

Carteles de podemos sobre PP

La guerra entre el bipartidismo y el ‘vota raro’ se traslada a la asignación de espacios públicos para carteles electorales

Desde la parte social, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas ha recuperado los ‘escraches’, en este caso, protestas silenciosas frente a los mitines del PP para denunciar ante sus votantes los incumplimientos del programa electoral.

Además, la PAH de Santander celebrará este 15M en la Plaza Porticada su asamblea semanal, en la que atienden los casos que les siguen llegando. Será a las siete de la tarde.

Pero está la parte de política desde los partidos: si el 15M inspiró y generó una onda expansiva hacia los movimientos sociales, otra diferencia de este tercer aniversario es que ya hay partidos políticos que concurren a las elecciones y que puede reivindicarse herederos directos de ese espíritu de indignación.

Son partidos como Podemos (con el politólogo Pablo Iglesias como candidato y posibilidad de conseguir escaño), el Partido X (candidato, Herbé Falciani) o Equo, cuya lista encabeza Florent Marcellesi, activista e inspirador de las teorías del decrecimiento.

De hecho, Podemos, con miembros del 15M en sus filas, ha organizado un acto el próximo miércoles 21 en la Porticada, que contará con la intervención de los miembros de la candidatura Tania González (profesora de FP) y Daniel Ripa, investigadora en paro.

Son formaciones que, por su carácter novedoso, se están encontrando con trabas para competir en igualdad de condiciones con las formaciones más clásicas en estas elecciones europeas.

Así, Podemos ya ha recurrido contra el reparto de espacios públicos para cartelería electoral, que les excluyó de Santander y les asignó porcentajes inferiores al 1% en otros municipios. Esa medida llevó a sus militantes a protestas en el acto de arranque de campaña del Partido Popular, en una acción que desató momentos de tensión entre cargos del Ejecutivo regional.

En la misma situación se encuentran otros partidos como Ciudadanos, que pone como ejemplo de lo arbitrario del reparto el que en Torrelavega ellos se quedaran sin unos espacios que sí lograron formaciones como Extremadura Unida (¡!), o Equo, que sortea las limitaciones con el original recurso de los hombres anuncio.

DE LA NUEVA POLÍTICA A LA VIEJA POLÍTICA

La crítica al bipartidismo está siendo el hilo conductor de la campaña, en la que los grandes partidos no han conseguido imponer ningún tema de debate en la agenda, más allá de la situación económica, y que, en cambio, han visto como se les escapan los mensajes que trataban de marcar, desde la alusión a ‘La chica de ayer’ de Elena Valenciano a los intentos de ciertos sectores ‘populares’ de vincular el suceso de León con el clima de protestas sociales.

Estas nuevas formaciones no figuran en los mensajes de los grandes partidos, salvo en las referencias a su condición de “extravagantes”, pero, en términos generales, desarrollan su campaña en un cómodo debate PP-PSOE que usa los argumentos económicos para situarse en sus respectivas casillas de salida ideológica.

Ricardo Cortés 2

Ricardo Cortés

Así, desde el PP, María Luisa Peón, concejala en Torrelavega y miembro de la candidatura europea, insiste en que la situación económica está entrando en una fase de recuperación que se debe a las medidas de Rajoy. Peón reprocha al PSOE su negacionismo de la recuperación, que vincula con la negación en su momento de la crisis desde los Gobiernos de Zapatero.

Por su parte, el socialista Ricardo Cortés, de origen cántabro, que ya es eurodiputado y aspira a revalidar, recurre a la existencia de la “derecha europea” que ha llegado a las instituciones para adoptar medidas como los rescates y los recortes, por lo que defiende que una mayoría socialista en los órganos de poder europeos permitirá adoptar un enfoque más social a la salida de la crisis.

A Ricardo Cortés, por cierto, en uno de esos ejemplos de lo que son capaces los viejos modos en política, le están intentando marcar la agenda y boicotear la campaña desde dentro, con el anuncio de dimisión del secretario general del PSOE de Santander, Juan Guimerans, lanzado en vísperas del arranque de la campaña y visualizando la enésima crisis interna del socialismo cántabro.

En general, su campaña se está resintiendo de los ajustes de cuentas hacia la dirección regional , como está haciendo Blanca Rosa Gómez Morante, exalcaldesa de Torrelavega y presidenta del partido, expulsada de la formación por rechazar la moción de censura en la ciudad, y que ha elegido este viernes de campaña electoral para presentar su nuevo proyecto político, pese a que es un partido que no concurre en esta cita.


Asienta Asesores

Empresas Amigas