Subir

Top

1

Nueva baja temeraria para COPSESA en Santander

18 de marzo de 2015. POR

El Ayuntamiento de Santander va a adjudicar una nueva obra a COPSESA, la empresa constructora propiedad de José Domingo San Emeterio, alcalde de Ramales de la Victoria y miembro del Comité Ejecutivo del PP, el mismo partido que gobierno en la capital.

En estos momentos San Emeterio está siendo investigado en los tribunales, imputado por un delito contra el medio ambiente por una planta de asfalto en Igollo de Camargo sin licencia, en un trámite en el que se benefició de los retrasos burocráticos de la dirección general de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, cuyo titular, David Redondo, está también imputado, además del de Industria.

El alcalde de Ramales y presidente de Copsesa es adjudicatario habitual en Santander. En la foto, junto al alcalde, Íñigo de la Serna

El alcalde de Ramales y presidente de Copsesa es adjudicatario habitual en Santander. En la foto, junto al alcalde, Íñigo de la Serna

El alcalde de Ramales es adjudicatario frecuente de obras en el Ayuntamiento de Santander. Una de las más conocidas es uno de los viales entre la S-20 y el centro, el ya conocido como vial de Amparo, en homenaje a la vecina de Las Llamas fallecida tras una larga lucha contra la expropiación de su finca.

La adjudicación acabó experimentado sobrecostes por valor de 200.000 euros respecto al proyecto inicial, tal y como había sucedido en un proyecto similar en la misma zona con una de estas empresas, después de haberse conseguido el proyecto al ofrecer un precio a la baja que luego fue compensado con sobrecostes en los que el Tribunal de Cuentas no encontró justificación alguna.

Ahora se ha aprobado la justificación de la “baja desproporcionada” en un proyecto de construcción de una plaza en la calle Tetuán, que se sacó a licitación por un presupuesto de 454.903 euros.

Y al que COPSESA presentó una oferta económica por valor de 321.389 euros, la más barata de todas, según se desprende de la documentación municipal de la Mesa de Contratación consultada por EL FARADIO.

Esta oferta supone una baja de casi un 30% respecto al precio en que lo sacó el Ayuntamiento.

Y sitúa a la oferta de COPSESA como la más barata, y la segunda con más puntuación, 41 puntos, sólo por debajo de ASCAN, del grupo presidido por Santiago Díaz, que con 47 puntos es la que más nota saca en la puntuación de la oferta técnica, lo que se conoce como el segundo sobre.

Pero en la valoración final la que se acaba imponiendo es la oferta de COPSESA, al conseguir 51 puntos en la apertura del tercer sobre, el máximo que se permite en esta fase, que surge de sumar la parte económica (43 puntos, el máximo) y el plazo de garantía (que aporta ocho puntos y que ofrecieron todas las empresas participantes).

En ese sobre la oferta de ASCAN pasa a ser la peor, la que menos puntuación saca, con 18,91 puntos, por contraste con la oferta técnica, en la que fue la primera.

INFORMES

Además, se cuenta con un informe técnico, realizado por el Arquitecto Técnico del Servicio de Arquitectura, que resulta favorable a la baja desproporcionada de Copsesa, mientras que de otras aspirantes, como SEINOR o la UTE Cannor-Obras y Pavimentos Especiales no se ve que hayan justificado la baja temeraria, por lo que se las excluye de la licitación.

EL PROYECTO

El proyecto fue aprobado en la Junta de Gobierno local a finales de noviembre del año pasado, y fue el pasado 27 de febrero cuando se constituyó la Mesa de Contratación para abrir el tercer sobre, el de la oferta económica.

Consiste en la mejora urbana de la plaza de Amaliach, en Tetuán, justo al principio de la calle, después del aparcamiento de la entrada y sobre el asador Aranda. Las obras tienen un plazo de ejecución de tres meses.

Proyecto adjudicado a COPSESA en la zona de Tetuán

Proyecto adjudicado a COPSESA en la zona de Tetuán

Es una de las cuatro actuaciones previstas dentro de la segunda edición del concurso de microespacios (para mejorar zonas degradadas de la ciudad) convocado en colaboración con el Colegio de Arquitectos.

La propuesta ganadora del concurso, cuyos autores son los arquitectos Carlos Navarro Chicharro y Héctor Navarro Martínez, que se han encargado también de la redacción del proyecto, es la denominada «Entre valles y cráteres».

El proyecto se plantea como objetivo crear un espacio público, comunitario y de encuentro, capaz de reunir distintos grupos sociales de diferentes edades, y conseguir en esta confluencia un lugar que pueda acoger todas estas situaciones haciendo uso del 100% de este espacio urbano.

La superficie total de la actuación es 2.800 metros cuadrados, en los que se ubicarán diferentes áreas estanciales, zonas verdes, juegos infantiles y aparcabicis.

Una de las primeras acciones del diseño se basa en resolver su relación con el entorno, de manera que su entrada por el sur, en la calle Tetuán, se quiere plantear como un límite que invite al ciudadano a adentrarse en la plaza, por lo que accesos y aparcamiento de bicis organizan la entrada.

En la parte oeste, la zona verde existente se incorpora a la propuesta y, a partir de su perfil, se regenera la topografía existente, mientras que los laterales norte y este están diseñados de tal manera que organizan los accesos a las viviendas, teniendo en cuenta la zona de terraza que se ubica en la parte más baja de la calle Amaliach.

Podemos informar de este tipo de noticias sobre el funcionamiento de las instituciones gracias al apoyo de nuestros socios. Puedes apoyarnos pinchando en la imagen

Podemos informar de este tipo de noticias sobre el funcionamiento de las instituciones gracias al apoyo de nuestros socios. Puedes apoyarnos pinchando en la imagen

La plaza se distribuye en diferentes áreas, a modo de «cráteres» que organizan actividades y circulaciones, y que se materializan de formas muy distintas en función de su uso.

La finalidad es que, en lugar de crear un parque de niños que se equipe a posteriori, los elementos de juego sean parte integrante del diseño de estos espacios, parte de su arquitectura, por lo que, por ejemplo, las paredes del cráter, -de acero inoxidable- funcionan como un tobogán en sí mismo; y los elementos de protección como los pasamanos son, a la vez, estructura portante para columpios, anillas y otros elementos de juego, así como el soporte para los elementos de iluminación.

Otros dos cráteres están diseñados para que tengan un uso como terrazas de negocios colindantes con la plaza.

Comentarios

  1. jose

    La pregunta para de la serna es¿antes de culminar las obras tendran tambien un «SOBRE-COSTE».


logo_gil

Empresas Amigas