Subir

Top

1

El Gobierno promete rigor contra las bajas temerarias en el sector de la construcción

17 de agosto de 2015. POR

El Gobierno de Cantabria  se suma a la lucha del sector de la construcción y la obra pública contra las bajas temerarias, un asunto que estudiará “con rigurosidad”, tal y como les ha trasladado directamente el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, a representantes de la Asociación de Constructores y Promotores.

La baja temeraria es un fenómeno por el cual cuando una administración saca a licitación un proyecto de obra pública para que se presenten distintas empresas por una determinada cifra, alguna de ellas presenta una oferta sustancialmente menor.

El consejero de Obras Públicas con representantes de la Asociación de Constructores

El consejero de Obras Públicas con representantes de la Asociación de Constructores

Y dado que desde la propia administración se prima la rebaja económica, esa empresa acaba llevándose el proyecto.

Es un método muy criticado por el sector y por colectivos como el Colegio de Ingenieros de Caminos, que promovió una jornada específica al respecto.

Y se critica por la competencia que supone respecto a empresas que no pueden permitirse estas rebajas para las que están más preparadas las grandes del sector, así como por el descenso en la calidad de la obra y de las condiciones de trabajo.

Todo en una rebaja que además, no siempre es tal, pues la baja temeraria suele ir acompañada de posteriores sobrecostes respecto a ese precio (combinación, la de baja temeraria y posterior sobrecoste que se produjo, por ejemplo, en uno de los viales de la S-20, el que supuso la expropiación de la finca de la fallecida Amparo Pérez).

Es un asunto que pasa en buena parte por el papel de la propia Administración, que favorece este modelo, intensificado durante una crisis en el que la obra pública era de lo poco a lo que podían aspirar las empresas, al premiar con puntos la rebaja respecto a las condiciones marcadas.

EVITAR EL HUNDIMIENTO DEL SECTOR

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha mantenido un encuentro con una delegación de la Asociación de Constructores Promotores de Cantabria, encabezada por su presidente, Justo Cobo Roldán.

Mazón ha subrayado que ha transmitido a la Asociación la idea de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda de “ser muy rigurosos en el estudio de las bajas temerarias, porque no queremos que acaben hundiendo al sector, como está ocurriendo, con empresas que vienen de fuera y que ofertan unos precios en las obras que luego, en la práctica, son muy difíciles de hacer con calidad”. Algo que, tal y como ha enfatizado, cuenta con el acuerdo de la Asociación.

Todo en un encuentro en el que Mazón reivindicó, frente a los discursos que hablan de cambios de modelo, la importancia de un sector que a su juicio debe seguir teniendo su peso, aunque las restricciones presupuestarias, avanzó, se notarán en este presupuesto

Comentarios


Frunfo Films

Empresas Amigas