Subir

Top

3

Julia Casanueva fulmina a Jan Abascal en el CEAR de Vela

9 de octubre de 2015. POR
Jan Abascal

Jan Abascal, en el centro de la imagen.

La recién elegida presidenta de la Real Federación Española de Vela (RFEV), Julia Casanueva, ha fulminado este viernes al director del CEAR Príncipe Felipe, Jan Abascal, que había permanecido en el cargo desde la instalación de la base del equipo olímpico en 1996. Un puesto que asumirá directamente, en esta nueva etapa, la propia Casanueva.

Es la primera medida de la presidenta de la RFEV, desde la moción de censura al expresidente, José Ángel Rodríguez, el pasado martes, y sin dar tiempo a que se conozcan los datos de la auditoría encargada para conocer las cuentas de la Federación.

La también presidenta de la Federación Cántabra de Vela (FCV) ganó la moción de censura a Rodríguez con el apoyo de 50 asambleístas, por cinco votos en contra, en una Asamblea con 24 miembros con derecho a voto ausentes.

Casanueva, que había sido vicepresidenta en la Directiva de Rodríguez, puesto que ocupó durante el Mundial de Vela Santander 2014, se ha comprometido a no cobrar sueldo (al contrario que Rodríguez, que ganaba casi 90.000 euros más dietas) y a no presentarse a las próximas elecciones, después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, asumirá personalmente la dirección del CEAR.

El peso de la gestión  del CEAR recaerá en Rodrigo Alonso, exresponsable de las secciones juveniles y de la clase Láser Radial, que había sido despedido por el anterior presidente de la RFEV. También volverá a su puesto Toni Ripoll, director de preparación olímpica, damnificado por la deriva del expresidente Rodríguez.

En una reunión celebrada en la instalación santanderina que es base del equipo olímpico, Casanueva ha relegado a Abascal a la formación de técnicos de la Federación Española.

UN MITO DE LA VELA Y DEL OLIMPISMO ESPAÑOL

Jan Abascal es un mito del deporte, no sólo de la Vela, sino del olimpismo español. Fue uno de los primeros medallistas de oro españoles en unos Juegos Olímpicos – lo logró en Moscú, 1980, en la clase Flying Dutchman, cuando la delegación española no lo conseguía desde Amsterdam en 1928).

Desde 1996 compaginó la dirección deportiva de la Federación Española de Vela con la dirección de la base olímpica en su ciudad, Santander.

Pero en 2012 se produjo un cambio al frente de la Federación Española de Vela que afectó a Abascal: José Ángel Rodríguez relevó en la presidencia al también santanderino, Gerardo Pombo, acusado de autocontratarse en el cargo de director del Mundial de Vela de Santander.

Entonces, el nuevo presidente relegó a Abascal a la función de director de infraestructuras del Mundial, y designó en su lugar al donostiarra Rafael Munilla, que a su vez está acusado por testimonio falso en el juicio contra Pombo por el autocontrato, en un proceso que está a la espera de sentencia.

Pero a pocas semanas del Mundial de Vela Santander 2014, el desastre organizativo al que apuntaba el evento llevó a la Federación Internacional (ISAF) y al Consejo Superior de Deportes (CSD) a presionar a Rodríguez para que Jan Abascal, hombre de confianza también para el alcalde, Iñigo de la Serna, se pusiera al frente de la organización de la cita.

Y llegó, junto a un buen número de héroes anónimos, para salvar la dignidad del campeonato, que navegó mucho mejor en el aspecto deportivo que en el económico.

EL PASADO DE CASANUEVA EN LOS CONFLICTOS DEL CEAR

En la moción de censura del martes Casanueva se limitó a responder que no quiere que el CEAR le cueste dinero a la Federación, cuando fue interrogada por la base olímpica de Santander. Pero en el pasado había tenido importantes diferencias con Jan Abascal, en un momento en que la Federación Cántabra de Vela quiso controlar la Escuela del CEAR.

La presidenta, que ahora también será directora del CEAR, también se posicionó en contra del último convenio entre la RFEV y el Ayuntamiento de Santander, por el que el Consistorio municipal cede a la Federación la gestión de la Escuela de Vela por 80.000 euros al año.

Entonces, como presidenta de la Cántabra, reivindicó la competencia de las federaciones territoriales en la gestión de las escuelas deportivas de base.

Previamente, en 2013, de acuerdo con el expresidente José Ángel Rodríguez, la Federación Cántabra se hizo con el control de la Escuela de Vela. Y surgieron fricciones, tanto con Jan Abascal como con los padres de los alumnos, con la consecuencia directa de una reducción del 50% del alumnado.

Las discrepancias se han mantenido en el tiempo hasta estos días, con vetos y trabas de la Federación Cántabra de Vela a la participación de los alumnos de la Escuela de Vela del CEAR en diferentes regatas. Una tensión, que se ha llegado a trasladar al campo de regatas.

Antes de los conflictos, la Escuela de Vela y la Escuela de Regatas del CEAR (que incluye a adultos que quieren mejorar la técnica) había reportado siempre importantes ingresos a la Federación Española de Vela.

Pero como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el ente federativo y de la inestabilidad política en su seno, tanto la inscripción como las clases se han resentido, hasta el punto de la cancelación de algunas de las actividades por falta de monitores.

Comentarios


logo_ko

Empresas Amigas