Subir

Top

0

¡Menuda avería!

3 de enero de 2016. POR

Estáis fatal. Algo os ha pasado de un tiempo a esta parte, os habéis vuelto locos, estáis haciendo cosas que cualquiera con dos dedos de frente dirían que no llevan a ninguno sitio.

Menos mal que no los tenéis. Y nos habéis obligado a crear para la tercera edición de los premios El Faradio al Espíritu Crítico una categoría nueva, muy farádica ella, la de avería.

-la avería que tenéis, por ejemplo, la gente del mundo de las librerías, para hacer talleres de algo tan (aparentemente) inútil, poco rentable y castigado como la filosofía en Librería Gil, o juntar dos cosas tan poco mainstream como la poesía y la crítica y descargarlas juntos en La Vorágine, en una iniciativa que sólo puede haber pensado alguien demasiado expuesto al viento sur

-la avería que tuvo un navegante Fidel Turienzo, para embarcarse en un barco al que sólo un loco podría llamar Satanás y demostrar, de paso, de lo que es capaz la cantera de la Escuela de Vela del CEAR

-o la que tiene esa gente con iniciativa, que lanza proyectos, de todo tipo y tamaño, y unas veces les salen bien, y otras mal, en un mal que en realidad significa “de momento mal, pero el camino es largo”.

(Todavía nos acordamos de la gente de GPMESS y de ese proyecto que no pudo ser, pero que sembró algo cuyo resultado acabaremos viendo seguro.

Pero eso fue en 2014, este año queremos recordar a dos proyectos que también dijeron adiós, y que han dejado a sus fieles esperando a lo próximo.

Hablamos de La Barraca, ese bar lorquiano en la Atalaya que sonaba a poesía y que pensaba mucho en clave de cultura y de riesgo, en el que lo mismo podías encontrarte una improvisación de poesía que tomarte una cerveza con Santiago Alva Rico; o del Metropol, que se acabó convirtiendo en un punto de encuentro para gente con inquietudes, con ganas de hacer cosas, o de ver películas de serie Z, que no deja de ser lo mismo.

–Aunque para avería, contrastada, la que tenéis todos los socios y seguidores de EL FARADIO: apoyáis un proyecto condenado a perder. ¿Periodismo crítico, con contexto, sin urgencias, con agenda propia de temas pasando de los partidos y mirando a los proyectos de gente con iniciativa que no sale en otros sitios? No sabéis lo que hacéis. Gracias por esa bendita locura a la que necesitamos que os sumeís más. Y así lo entenderéis.–

Podéis dejar vuestros favoritos para esta categoría en los comentarios o en los mensajes en las redes sociales.

 

 


Asienta Asesores

Empresas Amigas