Subir

Top

0

«La Unión Europea debe habilitar rutas legales y seguras para los refugiados»

24 de febrero de 2016. POR

Este sábado más de 40 ciudades españolas marcharán pidiendo un pasaje seguro para los refugiados de los conflictos armados, que actualmente son víctimas de las mafias en su lucha por salir de sus países donde la guerra lo ha destruido todo.

Y es que su viaje no es una vía de entrada a Europa, tal y como señalan los voluntarios de diferentes organizaciones que trabajan desde España y que también se trasladan a los puntos calientes de llegada de refugiados. «Es una huida del terror», aclara Vicente Carro, de la Coordinadora Cántabra de ONGDs, que acaba de llegar de Lesbos.

Junto a él, Gabriel Diego, de Amnistía Internacional, hace un llamamiento a la sociedad civil para que se una a las marchas y de ese modo se logren presionar a la autoridades europeas para que actúen con contundencia y dentro de la legalidad para ayudar a estas personas.

Vicente Carro, recién llegado de Lesbos, y Gabriel Diego, de Amnistía Internacional.

Vicente Carro, recién llegado de Lesbos, y Gabriel Diego, de Amnistía Internacional.

Con los conflictos de Medio Oriente, en los últimos años cerca de 60 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. De ellas, 20 millones han traspasado las fronteras de sus países y se cree que aproximadamente 1,5 millones se encuentran en situación de especial vulnerabilidad.

Estos datos, aportados por Amnistía Internacional, muestran el volumen de la gran crisis humanitaria que existe actualmente, la peor de los últimos años.

A pesar de que la mayoría de los refugiados se quedan en los países limítrofes como Jordania, Irak o Líbano, una minoría está llegando a las puertas de Europa por medios ilegales e inseguros ante las dificultades que les pone la burocracia europea. Los muertos en el mar ya se cuentan por centenares.

«EL CONTROL FRONTERIZO DEBE RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS»

Es por ello que la sociedad civil exige ahora a sus gobernantes que el pasaje de estas personas sea seguro y legal. «Deben habilitarse rutas legales para que los refugiados puedan acceder a la solicitud de asilo, garantizándoles un pasaje seguro a nivel físico y jurídico», insiste Gabriel Diego desde Amnistía Internacional.

Esta organización no está en contra del control fronterizo de los países pero sí insiste en que este «debe respetar los derechos humanos y los acuerdos internacionales como la Convención de Ginebra».

Las propuestas que ofrecen para unos cauces legales incluyen revisar en su totalidad el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), que consideran «fallido y superado» y modificar el Convenio de Dublín, mediante el cual es obligatorio que un refugiado solicite asilo en el primer país de la Unión Europea que toque.

Para ello, desde la Coordinadora Cántabra de ONGDs y Amnistía Internacional, Vicente Carro y Gabriel Diego proponen crear un Estatuto de Refugiados Europeo que ponga de acuerdo a toda la UE para hacerse cargo en igualdad de los refugiados. «Esta medida sería muy eficaz para paliar la situación dramática que viven los países periféricos, sobre todo Grecia», aseguran.

«LA SITUACIÓN ACTUAL ES UN CUARTELILLO PARA LAS MAFIAS»

Llegada de refugiados a Lesbos (Grecia) Foto: PROEM-AID

Llegada de refugiados a Lesbos (Grecia) Foto: PROEM-AID

Otra propuesta es crear una oficina de registro en Turquía, que permita a los solicitantes de asilo registrarse y solicitar asilo desde el país otomano y poder así viajar desde la legalidad hacia la UE.

Hoy por hoy, según denuncian, «la situación actual es un cuartelillo para las mafias» porque los expatriados «tienen que cruzar de manera ilegal sí o sí» ante las dificultades burocráticas. Y posteriormente llegan a costas griegas, en su mayoría, donde no quieren ser atendidos en los campos de refugiados oficiales por su mal estado.

Vicente Carro, que acaba de llegar de Lesbos, asegura que estos lugares “son más bien campos de concentración”. Uno de ellos está construido en una antigua cárcel rehabilitada, en la que todavía se apreciar las vallas y alambradas, y donde los refugiados deben esperar durante horas sin ser atendidos para ser registrados.

Estos llegan a la costa exhaustos, y en ocasiones sufriendo hipotermias, y se los llevan en autobuses directos “sin tiempo a cambiarse, ni secarse, ni nada, van empapados”. En contraste, los atendidos por las ONGs reciben en primer lugar ropa seca, comida y cobijo. Estas denuncian que actualmente el gobierno heleno está expulsándolas para que solo quede el Ejército a cargo de la situación, según cree Carro por presiones comunitarias.

En Turquía no se actúa contra las mafias que juegan con la desesperación de las miles de personas que llegan a la frontera huyendo de la guerra y, mientras, Europa sigue pasándose la pelota y desoyendo sus propias leyes.

Las organizaciones no gubernamentales temen que el aumento de la xenofobia esté validando y agravando la actitud restrictiva europea con los refugiados, que se aprecia en las presiones a los países fronterizos, o el cambio de actitud de la UE que ahora considera legales las devoluciones en caliente que contempla la legislación española, que era duramente criticada hasta hace un año.

LA MANIFESTACIÓN

Por todo ello, el próximo sábado, 27 de febrero, Santander secundará la “Marcha Europea por las Personas Refugiadas y Migrantes, #PasajeSeguro ¡YA!”, que se realiza en decenas de ciudades europeas y en más de 40 localidades españolas.

En la capital cántabra el evento se iniciará a las 12.30 en la Delegación de Gobierno y marchará hasta la Plaza del Ayuntamiento, donde tendrá lugar un acto cultural en apoyo a los y las refugiadas y migrantes que se agolpan, en condiciones inhumanas, a las puertas de Europa.

Se trata de una movilización de “marca blanca ciudadana” -sin siglas ni banderas-, organizada con el esfuerzo de todas las personas que han querido participar, tanto integrantes de colectivos, ONG, asociaciones o partidos políticos como simples ciudadanos preocupados por el goteo incesante de muertes en el mar Egeo, y que se han ido reuniendo en la Biblioteca Municipal de Santander para organizar lo necesario.

La iniciativa partió  de la asociación portuguesa Coragem Disponível-Apoio a refugiados e inmigrantes, a la que pronto se unió la plataforma española Bienvenidos Refugiados que llevó a cabo la difusión.

La movilización en Santander quiere hacer una especial mención a la situación de los colectivos más vulnerables, como las mujeres, la infancia o los ancianos.

MESA REDONDA

Como evento previo y preparatorio de la Marcha, el jueves 25 de febrero a las 19.30 horas la Librería La Vorágine ha organizado una mesa redonda con la participación de algunas personas refugiadas que contarán su experiencia.

Los propios Vicente Carro y Gabriel Diego estarán presentes, denunciado la situación vivida y presentando los informes realizados, y esperan contar con la presencia de refugiados que ya están acogidos en España. El 53% de los refugiados totales proceden de Siria, Afganistán y Somalia. En nuestro país solo se ha acogido a 18 personas.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas