Subir

Top

4

Los planes de rehabilitación del Cabildo abren la puerta a expropiaciones

9 de mayo de 2016. POR

Los planes de rehabilitación del Cabildo parece que tendrán que pasar por expropiaciones. Así lo han decidido los vecinos adheridos a la Comunidad de Bienes elaborada para facilitar las obras en los edificios deteriorados de la zona.

Una Comunidad de Bienes es una herramienta jurídica que sirve para regular las propiedades que pertenecen a varias personas, como es el caso de los edificios del Cabildo, y que facilitan los trámites de cara a agilizar las actuaciones que se llevan a cabo en estos casos.

En la Comunidad de Bienes se precisa contar con la unanimidad del 100% de los propietarios y los vecinos buscan, de este modo, ‘desatascar’ la situación que se encuentra paralizada desde que se firmaron los estatutos el pasado mes de noviembre.

Inmueble afectado por la orden

Inmueble del Cabildo, recientemente  apuntalado

El pasado miércoles se reunieron y decidieron modificar los estatutos para otorgar a la gestora un poder para solicitar el Ayuntamiento la creación de un organismo para expropiar a aquellos vecinos que no han querido adherirse, y que estaban dificultando el comienzo de las obras.

Este organismo es una herramienta que contemplan las normas urbanísticas vigentes en Santander para aquellos casos en los que una minoría impide el desarrollo de un proceso en el que la mayoría de una comunidad está a favor.

LAS EXPROPIACIONES PODRÍAN COMENZAR EN 3 MESES

Las expropiaciones de los vecinos podrían comenzar en tres meses, tal y como ha confirmado a EL FARADIO uno de los gestores, el promotor Luis García del Río.

Estas actuaciones de rehbilitación del barrio en el Cabildo se idearon hace años, tras el derrumbe que acabó con la vida de tres personas y que confirmó lo que venían denunciando los vecinos, el gran deterioro de la zona.

El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander fijaron el proyecto en tres zonas prioritarias para rehabilitar el Cabildo, primero con actuaciones de carácter público y, después, en 2012, dejaron abierta la opción de establecer contratos público-privados.

En aquel momento fue cuando Tecniobras optó a una de estas promociones. “Me metí hace tres años por falta de obra”, revela el constructor, aunque confiesa que “hoy por hoy, para nosotros no es negocio”. “Simplemente ya que estoy metido sigo aquí, y se une que conozco casos que lo necesitan de verdad”, asegura.

En la actuación hay programadas subvenciones de hasta 2 millones de euros para los vecinos, para que puedan volver a comprar las viviendas nuevas que se construirían sobre las actuales, y que siguen recogidas en los presupuestos de 2016.

En base a esas subvenciones, el promotor les ofreció a los vecinos un precio cerrado de algo más de 1.000 euros el metro cuadrado, que se restaría de las subvenciones que hay destinadas para los vecinos (de entre 400 o 500 euros). De este modo los vecinos podrían adquirir viviendas nuevas entre 35.000 y 40.000 euros.

“Nunca ha habido tanto dinero en subvenciones para que unos señores de zona deprimida puedan vivir en casas nuevas al precio de la mitad de las VPO”

“Nunca ha habido tanto dinero en subvenciones para que unos señores de zona deprimida puedan vivir en casas nuevas al precio de la mitad de las VPO”, asegura Luis García, que considera que “para los vecinos es la lotería de su vida”.

Él mismo revela que la promoción de VPO que el Ayuntamiento sorteó el pasado año en General Dávila, construida por su empresa  y que ha dado problemas denunciados  por Santander Sí Puede, tiene un precio de 1.600 euros el metro cuadrado.

En el Cabildo estaría casi a mitad de precio, de ahí que la mayoría de los vecinos estén a favor de la actuación. Además, se une el hecho de que muchos de ellos están residiendo en alquiler social en viviendas de Peñacastillo o El Alisal, al mismo tiempo que pagan aún el mantenimiento de los edificios de su zona de origen.

“Actualmente está adherido el 92% de los vecinos”, ha confirmado Luis García, que alega que el 8% restante corresponde a “gente con muchos problemas sociales, drogadictos en algún caso o personas que no viven en la zona” o, simplemente, “personas que no tienen los conocimientos suficientes”.

El propio constructor asegura que el 70 u 80% de las viviendas están derruidas, como el bloque 11, o deshabitadas, como el 9 y el 13. El 15 es un bloque que según algunos de sus inquilinos solo necesitaría un apuntalamiento en una de las fachadas. Precisamente apuntalamiento urgente es lo que ha necesitado el número 17, que hace unas semanas recibieron una notificación urgente del Ayuntamiento.

ALGUNOS VECINOS DESCONFÍAN DE LA ACTUACIÓN Y DE PODER PAGAR LAS VIVIENDAS

La cuestión es que algunos vecinos de los bloques afectados se han mostrado recelosos por algunos de los puntos que forman los estatutos de la Comunidad de Bienes, y que deben firmar para adherirse a ella y no formar parte de los vecinos expropiados.

Particularmente, hay un punto conflictivo en el que se habla de otorgar poderes notariales a favor de la gestora, que serían irrevocables, y que trasmitirían las facultades de representación, administración, económicas y jurídicas.

Además, este poder avalaría a la gestora, constituida por el grupo Tecniobras, para poder solicitar en nombre de los vecinos y la Comunidad avales, préstamos y créditos hipotecarios para destinarlos a financiar la construcción de las viviendas que promueven.

También algunos vecinos que no están directamente afectados, ya sea porque viven en bloques aledaños pero no los que van a derruirse y otros que vivían en el número 10, ya derribado, se reunirán este lunes con responsables de la oposición del Ayuntamiento de Santander para averiguar qué se puede realizar en el proceso.

Una de las vecinas, Sonia, cuya vivienda está en el bloque 7 (por lo que no sería derrumbado), asegura que ha llegado a un acuerdo con el constructor para rehabilitar la fachada de su edificio sin necesidad de tirarla.

“Yo no me he unido a la comunidad ni he firmado ningún poder, solo un papel para presentar en la Consejería de Vivienda, con la condición de que rehabiliten el edificio pero que no lo tiren”, asegura, pues su máxima preocupación era «dar a nadie una carta blanca para pedir avales en mi nombre».

Los que sí se han unido a la Comunidad, aunque recientemente han tratado de revocar su firma, son Teresa González y su marido, quienes viven en el bloque 15, que sí será derribado. Ellos se temen que “la mayoría de los vecinos no van a poder pagar el piso”, ni siquiera con la subvención del Gobierno.

Una subvención de la que dudan, porque algunas fuentes del Ejecutivo les han llegado a decir que no llegarían a tiempo durante este 2016.

“Somos la mayoría mayores de 50 años. Muchos, como en nuestro caso en paro, ¿qué banco nos va a dar crédito?” se pregunta Teresa. “Lo que pasa es que la gente solo quiere empezar las obras”, le interrumpe su marido. “La gente está deseando que les hagan los pisos, porque llevan 8 años de alquiler social en El Alisal. Están a la desesperada y yo lo entiendo”.

Pero también insisten en que deben entender sus reticencias y su desconfianza hacia un proyecto que se ha alargado durante tres años y que en pocos días se ha precipitado, además para aprobar entre todos el expropiar a los vecinos díscolos.

Consideran que esta situación se habría solucionado con mayor información y se sienten abandonados por las instituciones. “Es una pena que el señor alcalde no haya contactado con los propietarios, que esperábamos que mirara por nosotros al ser la institución más cercana”, lamentan.

Comentarios

  1. FLORENCIO GARCIA TRESGALLO

    Buenas noches.
    Despues de leer la noticia esta, he de discrepar en varias cuestiones relacionadas con ello:
    1.-No considero que vivir en pleno centro de Santander, en el cabildo de arriba, sea para decir que vivimos en una zona deprimida.
    2.- En cuanto al tema de las subvenciones , creo que se me desfssa un poco mi conocimiento matematico, ya que se supone que van a ser construidas 40 viviendas con una subvencion global, supuestamente de casi 2 millones de euros, siendo asi, ¿ como puede ser que haciendo solamente 40 viviendas, tengamos que poner descontando la subvencion entre 35000 y 40000€ de mas , siendo inclusive el terreno nuestro? ¿ cuál es entonces la subvencion que corresponde por vivienda?
    3.- El Sr Luis Garcia Del Ruio, afirma, que nos ha tocado la loteria ¿ a quien se refiere con esta afirmacion? ¿A los vecinos del Cabildo de Arriba o a su `persona?
    4.-¿ Como una persona del nivel intelectual y economico del Sr. Garcia del Rio, se atreve a afirmar que el 8% de los vecinos no adscritos a la comunidad del cabildo, sean drogadictos y/o supuestamente incultos y con muchos problemas? Por favor, seamos serios en estas cuestiones y evitemos los descalificativos, ya que los vecinos tambien podriamos entrar en descalificar a este señor, que supuestamente tiene una deuda de mas de un millon de euros con la hacienda publica, que somos todos, y aun asi tiene derecho a acceder a subvenciones tanto estatales como autonomicas y a acceder a ejecutar obra publica?

  2. Luis

    Somos propietarios de uno de los pisos afectados, y no firmaremos con esta gestora por varias razones:
    – La comunidad de bienes obliga a dar poderes a la constructora para hacer cualquier cosa sin consentimiento de los vecinos, siendo el presidente y secretario de la misma nombrados por la constructora, llamada por alguna razón que desconozco, «La gestora» en el artículo.
    – Dichos poderes no establecen ningún límite a la cantidd que puede pedir prestada la constructora en nombre de los vecinos, siendo un cheque en blanco con el que podría arruinarnos a todos sin que la constructora asuma ninguna responsabilidad y sin que los vecions lo podamos evitar.
    – Las ofertas, subvenciones, precios que se mencionan en el artículo no las han puesto la constructora por escrito en ningún documento que hayamos visto.
    Es una situación flagrante de contrato abusivo y que podría acabar en estafa. Ante esta inseguridad jurídica, la únnica postura sensata es no adherirse a la comunidad tal y como está establecida, a menos que se quiera asumir el riesgo de arruinarse. Lo sensato es buscar otras constructoras que ofrezcan un marco legal más seguro para los propietarios, muchos de los cuales no entienden de leyes.

  3. Pilar Goicochea

    Muy fuerte abrir campo a expropiaciones cuando la mayoría de los vecinos no sabe lo que ha firmado.
    Sr promotor si realmente hoy por hoy la ejecución de la renovación no es un negocio para Usted a que se debe ahora tanta prisa cuando llevamos años con ello.Si cuando dice que conoce casos que lo necesitan de verdad(no lo dudo)
    Le pregunto si conoce también casos de personas que por su situación económica o que ni siquiera tienen propiedad se van a encontrar en la calle¿ que hacemos con su 8%? tendrá pensado una solución ¿Pregunto?

    Se pensó en una renovación urbanística social y económica del Cabildo para que todos sus vecinos podrían seguir viviendo aqui pero me temo que aquello queda ya muy lejos

  4. JULIA HERREROS

    Buenas noches.
    como propietaria que soy de un solar en la zona de los pares de la calle Alta, y estando convocada para este jueves a las 7.30 en una reunión para hablar sobre el tema de la regeneración urbanística del cabildo en la zona de los pares, como tal me surguen un par de cuestiones para preguntarle, a ver si es posible obtener respuesta alguna:
    1.- ¿ Pretende usted que firmemos los mismos estatutos que ha impuesto en la zona de los impares. en los cuales le damos via libre para expropiar a nuestros vecinos?
    2.- Por mi parte y la de algunos vecinos mas estamos en desacuerdo con ello y no vamos a firmar nada.
    3.- Usted dice que ahora esto no es negocio, antes si, entonces ¿a que viene tanta prisa para que se le firmen estatutos y demás menesteres?. Hace mas de año y medio que no hemos tenido noticia alguna de su persona y ahora le entran las prisas. ¿Dónde esta el fuego?
    4.- ¿ Quienes son los que usted llama drogadictos? acusación muy grave y hecho denunciable el acusar a alguien de esa enfermedad que tantas vidas trunca.
    5.-Afirma que hay personas que carecen de conocimientos suficientes, en ese punto , estoy de acuerdo con usted, ya que gracias a ese desconocimiento le han otorgado a usted el poder para hacer y dehacer lo que quiera, por no saber lo que hacían, ya que la semana pasada nadie les explico nada de los estatutos, ni su significado, ni su implicación, ni para que acudieron a la reunión que usted organizo en la zona de los impares.


logo_gil

Empresas Amigas