Subir

Top

3

Identificado un joven en el pasacalles amordazado

20 de mayo de 2016. POR

El pasacalles amordazado que han organizado varios colectivos sociales como Andarivel, Libres.org, CNT, CGT o Santander Sí Puede se ha saldado con un identificado por la Policía Nacional.

Protestaban contra las leyes mordaza y exigían una amnistía social para todos aquellos activistas y sindicalistas que están en prisión o en espera de juicio tras ser identificados o detenidos en huelgas y manifestaciones, pero la jornada ha acabado con un joven identificado más en la lista.

El joven identificado colocando pancartas en el edificio.

El joven identificado colocando pancartas en el edificio.

Este acompañaba a la plataforma de apoyo a los investigados de Preguntar No es Delito, que aún están en juicio por la protesta que se derivó después de que no les dejaran pasar a un acto de Ignacio Diego, entonces presidente de Cantabria, en la Universidad de Cantabria. Hace unos meses colgaron un vídeo en los que demostraban su versión de los hechos.

Al terminar el pasacalles, que se desarrollado con normalidad entre la Plaza de Numancia y la Delegación de Gobierno, el joven ha escalado la puerta de hierro del edificio público para colocar en la parte superior varios de los carteles que portaban los manifestantes.

Al bajar ha sido requerido por el único policía que se encontraba en la zona, que le ha pedido el DNI. Ante la protesta de los reunidos, que han pedido pacíficamente que no se le identificara, el policía ha pedido la presencia de hasta dos coches policiales más y ha insistido en que lo sucedido es motivo de sanción.

Miembros de la asamblea Libres.org han tratado de mediar con la fuerzas del orden pero ha resultado inútil y creen que la sanción “casi con toda seguridad” le llegará en los próximos días. Por ello, han pedido al joven que se ponga en contacto con ellos en la librería La Vorágine y se han ofrecido a costearla entre todos los presentes en la marcha.

Según la Ley de Seguridad Ciudadana se considera falta leve, con multa de entre 100 y 600 euros, escalar edificios o monumentos sin autorización, siempre que haya riesgo de que se ocasionen daños. “Es una puerta de hierro y yo no peso ni 60 kilos, así que poco daño he podido hacer”, comentaba el joven sin dar crédito a la situación.

De completarse la sanción, se unirá a las más de 3.300 multados solo en Cantabria desde que entró en vigor el pasado mes de julio. El delegado de Gobierno, Samuel Ruiz, ha convertido a Cantabria en la comunidad autónoma más reprimida por esta ley, muy por encima de la segunda región en el ráncking, Castilla y León.

Comentarios


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas