Subir

Top

0

Paralizado el ERE del búnker del Banco Santander

16 de septiembre de 2016. POR
Instalaciones del Santander en Marina de Cudeyo

Instalaciones del Santander en Marina de Cudeyo

El procedimiento de despido colectivo (ERE ) que se iba a llevar a cabo en el búnker del Banco Santander ha quedado paralizado. Así lo han confirmado a EL FARADIO fuentes del Comité de Empresa de los trabajadores de Cibernos, la empresa que hasta ahora estaba encargada de los servicios informáticos del búnker del Banco Santander.

En una reunión que ha tenido lugar este jueves, Cibernos y la nueva adjudicataria, Indra, han mostrado a los trabajadores su intención de mantener «al 100%» la plantilla, tanto de Cantabria como de Madrid.

“Se nos ha indicado que el despido colectivo en curso queda sin efecto y en teoría se pone en movimiento los trámites para comenzar con la sucesión de empresas”, ha asegurado a EL FARADIO el presidente del Comité de Empresa, José Luis Cobo Lavín.

Según les han trasladado en una reunión, la intención de ambas empresas es que que el 1 de noviembre los trabajadores queden subrogados a INDRA. “Han dicho que trataran de ser transparentes, con la intención de que los trabajadores solo noten el cambio de pagador”, ha asegurado Cobo.

Sin embargo, el Comité de Empresa no ha querido “lanzar las campanas al vuelo” porque aunque parece que se elimina la idea del despido colectivo, quedan otras cuestiones por tratar. “Estamos seguros que no será tan fácil”, ha insistido. “Somos bastante reacios a creer que será una transición sencilla”.

Y es que, aseguran, dentro de la adjudicación de los servicios a INDRA, la empresa en su momento ofertó una bajada del 50% en los salarios de los trabajadores. “Sabiendo que han llegado a ese punto por una situación en la que les hemos puesto, estamos a la espera de ver cómo acatan esta decisión”, confirma Cabo, que confían en que se respete a toda la plantilla en las actuales condiciones.

Por el momento, los representantes de los trabajadores han paralizado las huelgas y paros que habían previsto para los próximos días y han solicitado reuniones para conocer cómo se llevan a cabo los trámites.

LOS TRABAJADORES SE MUESTRAN «CAUTOS» Y ESPERAN MANTENER LAS MISMAS CONDICIONES DE SUS EMPLEOS

Los trabajadores recibieron los primeros anuncios de la intención de efectuar un ERE durante los primeros días de septiembre. En una carta de la dirección de Cibernos Outsourcing se les anunciaba a los trabajadores que la empresa procedió a la ejecución de un despido colectivo al haber perdido la adjudicación de las gestiones del Búnker del Banco Santander.

Esta decisión afectaba al 80% de la plantilla, formada por 81 personas en Cantabria y 28 de las instalaciones de Boadilla del Monte (Madrid).

Ante la denuncia del Comité de Empresa, el Gobierno de Cantabria confiaba en que la nueva contrata mantuviera estos puestos de trabajo, como es habitual en otros cambios de titularidad. Esta semana el Banco Santander ha confirmado que INDRA es la empresa que se hará cargo de la prestación de servicios del Centro de Control de Sistemas (CCS) y el Centro de Control de Bacht (CCB).

Además, se da la circunstancia de la empresa pública dependiente del Ejecutivo cántabro, SODERCAN, concedió 5 millones de euros al Banco Santander en el año 2010 que estaban ligados a la creación y mantenimiento de 250 puestos de trabajo en el conocido como búnker, el Centro de Proceso de Datos (CPD) que la entidad financiera tiene en el polígono de Marina de Cudeyo.

La aportación de dinero público se plasmó en un convenio, que no se hizo público en su momento, y de cuyo contenido se hace eco el Interventor General de Cantabria en un informe conocido recientemente.

En este documento, al que ha tenido acceso EL FARADIO, lo firman SODERCAN y la empresa Global Facilities, sociedad dependiente del Banco Santander, a propuesta directa de Salvador Blanco, consejero delegado de esta empresa pública.

En él se especificaban las características técnicas de un proyecto que quería ser “catalizador” de esta tecnología en Cantabria y situar a la comunidad como “referente” en todo el país. También se advertía de que no se podrían destinar los fondos a otros fines, así como que debería justificarse documentalmente que esas inversiones efectivamente se hubieran llevado a cabo.

Pero también hablaba de la creación y mantenimiento de 250 puestos de trabajo cualificados (cuya contratación se debía acreditar para cobrar el dinero). Una cifra que no se ha podido confirmar que se haya alcanzado, pues desde el Comité de Empresa apuntan a que muchos de los trabajos creados fueron temporales.

 


logo_nexus4

Empresas Amigas