Subir

Top

0

Urbanismo: de la celebración a la  participación

8 de Noviembre de 2016. POR

La lucha contra el modelo de urbanismo segregador en Santander pasa estos días de la reflexión sobre la victoria que ha supuesto la inminente anulación del Plan General de Ordenación Urbana aprobado por el flamante ministro de Fomento, Íñigo de la Serna –exalcalde de Santander hasta hace unos días–, a la reflexión sobre la necesidad de que el nuevo se elabore mediante un proceso de participación ciudadana, que ya han reclamado desde colectivos como DEBA, dentro de un proceso de transición urbanística que reclama el libro Expulsados, que publicará en breve el equipo de EL FARADIO y que se puede apoyar desde este enlace.

Bajo el prisma de la celebración se ha organizado un evento este miércoles a las 19.30 horas en la librería La Vorágine, que viene organizando desde hace meses una serie de encuentros en torno al territorio y su protección.

El Plan General agotó el suelo de la ciudad

El Plan General agotó el suelo de la ciudad

En este caso, se contará con Jesús Molinero, arquitecto y activista en la la asociación ecologista Arca, impulsora del recurso que ha desencadeno la inminente anulación por parte del Tribunal Supremo de un Plan General que siempre fue cuestionado por sus optimistas cálculos de población (más de 260.000 habitantes para una población que los pierde desde hace años) y por agotar para la urbanización todo el suelo de la capital, y muy implicado en DEBA, la plataforma que ha canalizado la reivindicación sobre los efectos en los ciudadanos del modelo urbanístico de la capital.

Molinero ha hecho durante todo este tiempo un ingente esfuerzo didáctico por contar, barrio a barrio y colectivo a colectivo, un documento tan árido como el Plan General de Ordenación Urbana, en el que el tiempo y los tribunales le han dado la razón.

En el acto de La Vorágine. estará acompañado de los periodistas Oscar Allende y Guillem Ruisánchez, de EL FARADIO, que recientemente sumaban otro motivo de celebración para quienes apuestan por un modelo distinto de urbanismo para su ciudad al obtener el primer Premio de Investigación de la editorial Libros.com y del periódico Ctxt, ambos de proyección nacional, precisamente con un proyecto sobre el urbanismo en Santander.

Ese proyecto se plasmará en el libro ‘Expulsados. Santander, la transición urbanística pendiente’, en el que se contará el origen del modelo urbanístico de la ciudad, con varios barrios amenazados por proyectos que implicarán la expulsión de vecinos.

Un modelo, el de la gentrificación, que entronca directamente con el ideario franquista, plasmado en Santander tras la reconstrucción del centro después del incendio de 1941 y que supuso también la expulsión de clases populares a beneficio de las nuevas élites –una gentrificación que aún no estaba ni bautizada–, como han documentado distintos trabajos académicos universitarios.

PARTICIPACIÓN EN EL URBANISMO

Dentro de los actos para la campaña de crodwfunding con la que se quiere hacer realidad ese libro, que parte del caso santanderino para reclamar una transición democrática en el urbanismo, el equipo de EL FARADIO ha organizado un acto sobre participación ciudadana en los procesos sobre urbanismo.

Plaza de San Martín

Plaza de San Martín

Será el sábado 12, a partir de las once de la mañana, en la Plaza de San Martín, espacio que, como contó EL FARADIO, fue sugerido en las alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana por SADISA, la empresa que luego la acabó construyendo, dentro del proceso de revalorización del área de San Martín, en la que tiene propiedades. Antes de la plaza, allí había una bolera y en la zona se encuentran restos arqueológicos.

Allí están invitados miembros de las plataformas vecinales que en los últimos años han luchado contra el modelo urbanístico vigente en Santander, en especial a raíz de la expropiación de Amparo Pérez.

Y también responsables y participantes de dos procesos participativos urbanos que se están concretando en estos momentos en Cantabria: Aitor Lobato, ingeniero técnico, embarcado en un proyecto de toma colectiva de decisiones para la Plaza de la Quebrantada , y un microespacio en la zona de Fernando de los Ríos en la que el equipo de arquitectos (Clara del Cerro Gutiérrez, Cristobal Moreno Carral y Javier Sazatornil Pinedo) ha optado por recoger las opiniones de los habitantes del barrio antes de su diseño y ejecución.

La participación democrática en las ciudades es la principal demanda de estos colectivos: urge, también, una transición urbanística, que es lo que reclama el libro ‘Expulsados’, que podéis apoyar desde este enlace.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas