Subir

Top

0

La participación en el urbanismo, el debate que crece

17 de Noviembre de 2016. POR

¿Es la gentrificación, esa expulsión de clases populares de sus barrios en beneficio de una población con más recursos, un caso más de lucha de clases? ¿Es un proceso planificado o espontáneo? ¿Se puede llamar gentrificación a lo que está pasando en los barrios de Santander?

¿No estaremos mitificando mucho el concepto de centro urbano? ¿Entienden las administraciones la necesidad de participación ciudadana? ¿Tienen mecanismos suficientes para abordar el urbanismo de forma acompasada a su tiempo? ¿Están implicados los vecinos en sus propios barrios? ¿Tuvieron algunas fortunas de Santander su origen en una desgracia, el incendio del 41? ¿Tiene alguien claro cómo debería ser la ciudad del futuro?

Una, grande...y urbanizada

Una, grande…y urbanizada

Si algo dejo claro el evento organizado este miércoles por el FARADIO en la Librería Gil, con la asistencia de unas 70 personas, es que el urbanismo, las formas de concebir las ciudades, genera debate, vivo, rico, plural… y que hay un deseo de participar en él, de diseñar entre todos las ciudades.

Porque hubo muchas intervenciones, preguntas cruzadas y repreguntas en la cita, organizada para captar apoyos que sirvan para que vea la luz ‘Expulsados. Santander, la transición urbanística pendiente’, un libro que se puede apoyar desde este enlace., y que editará Libros.com

Y que aboga precisamente por un cambio de modelo en el urbanismo a raíz de las historias de vecinos de la ciudad (Cabildo, Pilón, Prado San Roque) afectados por proyectos que les han perjudicado y en un modelo que entronca directamente con la visión franquista de las ciudades, materializada en la reconstrucción del Santander post-incendio.

EL TÉCNICO Y EL HUMANISTA

Sobre la mesa redonda, moderada por Oscar Allende, director del periódico digital EL FARADIO, dos posturas, dos perfiles, el humanista del periodista e historiador José Ramón Saiz Viadero, un “niño chamuscado” que nació prácticamente entre los rescoldos del incendio y que vivió la reconstrucción; y la visión técnica y profesional de Francisco Lorenzo Monteagudo, vicedecano del Colegio de Arquitectos y técnico municipal en Bezana.

José Ramón Saiz Viadero

José Ramón Saiz Viadero

De un lado, Saiz Viadero repasaba la historia de la reconstrucción urbana tras el incendio, cómo se expulsó no sólo a los pescadores o artesanos y a los inquilinos, sino también a las industrias no contaminantes que había en el centro y que dejaron de estar allí, condenando a la ciudad a una economía de servicios y rentismo.

Y de otro, Monteagudo, que cuestionaba que los procesos urbanos de Santander puedan considerarse como gentrificación y llamaba la atención precisamente sobre la poca actividad urbana y social de la capital, además de reclamar un nuevo paradigma de participación en los planes generales, más allá de una toma de alegaciones obligada por ley y con unas explicaciones poco accesibles a los legos en la materia.

VISIÓN GLOBAL Y PARTICIPACIÓN

Entre el público, de todo tipo, incluidos investigadores en la materia, como el profesor universitario José Ortega, investigador de la reconstrucción urbana de Santander, quien llamaba la atención sobre la falta de visión integral de la ciudad en ninguno de los planeamientos urbanos que ha tenido la capital.

O el arquitecto Domingo de la Lastra, vocal de Cultura del Colegio de Arquitectos, quien planteaba la necesidad de un mayor compromiso de los vecinos con sus barrios y llevaba al extremo la exigencia de participación con una propuesta rompedora: un reférendum ciudadano para aprobar o no el próximo Plan General de Ordenación Urbana que sustituya al que acaba de anular el Supremo.

EL DOMINGO, SOBRE EL TERRENO

Tras la visión teórica e histórica de este evento, la próxima cita de Expulsados será sobre el terreno, un recorrido urbano por el centro de la ciudad para comprobar, in situ, como fue el modelo de reconstrucción tras el incendio, el que permitió que el régimen franquista probara en Santander sus teorías arquitectónicas.

Será el mismo 20N, aniversario de la muerte de Franco, a partir de las 11.30 horas en la Plaza de Atarazanas, de la mano del profesor de Geografía Roberto Ruisánchez, que explicará cuestiones como el desmonte, el valor simbólico de la Porticada, los barrios adonde fueron a parar los auténticos STV (los santanderinos de toda la vida que vivían en el centro) o la política de venta de solares seguida esos años.

La cita concluirá en Las Gildas, a partir de las 13.00 horas en el Café de Noa, en la calle Alcázar de Toledo.

Los interesados en apoyar el libro, que reclama un cambio de modelo urbanístico más participativo a raíz de los testimonios de afectados, pueden conseguir que vea la luz comprándolo previamente a través de este enlace o bien en persona, ese mismo día, por precios a partir de 18 euros.


logo_escena_miranaque

Empresas Amigas