Subir

Top

0

Cosas que nunca presupuesté

11 de diciembre de 2016. POR

El procedimiento para llegar al trámite de los presupuestos de la comunidad autónoma para el año próximo ha comido tanto tiempo (los problemas entre los propios socios, la sucesión de borradores, la falta de entrega a los agentes sociales o la negativa del Gobierno a participar directamente en las negociaciones con los demás partidos) que apenas ha dado margen a conocer su verdadero contenido.

Lo que sí se puede saber ya es lo que no tiene, y entre las omisiones, según ha cotejado EL FARADIO, están dos de los principales asuntos que han marcado las preocupaciones de partidos e instituciones en los últimos meses: el Plan General de Santander y el convenio publicitario de ITM ligado al Racing.

Así, en la Ley de Acompañamiento no se atiende a la petición realizada por el Ayuntamiento de Santander tras la anulación del Plan General de Ordenación Urbana de incluir una modificación de la Ley del Suelo que permitiera salvar parte; y en los propios presupuestos, de momento borradores, no figuran referencias expresas al convenio con la empresa ITM para la gestión de los espacios publicitarios del Racing de Santander.

URBANISMO EN SANTANDER

Tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que anulaba el Plan General de Ordenación Urbana de Santander, el Ayuntamiento anunció que pediría al Gobierno de Cantabria una modificación de la Ley autonómica del Suelo que dé cobertura a unas normas urbanísticas de transición en la ciudad.

El Plan General agotó el suelo de la ciudad

El Plan General agotó el suelo de la ciudad

En concreto, lo que el Ayuntamiento dijo que iba a pedir es que el Gobierno modifique la Ley del suelo de forma que se pueda anular parte del planeamiento anterior y arbitrar unas normas transitorias para el resto.

Porque la anulación del Plan de 2012 llevaría al Plan del 97, y lo que se quiere es aprovechar la parte de ese plan que afectaba al núcleo urbano, lo que se conoce como la ciudad consolidada, anulando lo demás. El resto sería en base a unas normas transitorias.

Esta modificación legalsería a través de la Ley de Acompañamiento a los presupuestos, ese cajón desastre que acompaña a las cuentas públicas autonómicas y que suele modificar varias leyes de golpe.

Sería la segunda vez que el Gobierno de Cantabria modifica la Ley del Suelo como consecuencia de una necesidad detectada en el Ayuntamiento de Santander, como ya pasó con el derecho al realojo a raíz de la emergencia de la situación de El Pilón.

De no aprobar el Gobierno esta modificación, avisaba el Ayuntamiento, tendría que irse a base de modificaciones puntuales para las zonas concretas.

El caso es que desde el Gobierno de Cantabria aseguraron no haber recibido esta petición concreta, y han pedido al Supremo una aclaración de la sentencia para que la concrete más y, finalmente, la petición del Ayuntamiento no está en la Ley de Acompañamiento.

EL CONVENIO DEL RACING

Tampoco figura una referencia expresa al convenio para la gestión de espacios publicitarios del Racing de Santander con ITM (sociedad que ha entrado en la propiedad del Racing –pendiente de ratificar—y a la que se había adjudicado, y ahora anulado, la gestión de los patrocinios del Año Lebaniego), a razón de un millón de euros anuales durante cuatro años.

Era un aspecto que provocaba rechazo en partidos como Ciudadanos, el PP y Podemos.

Finalmente, el borrador de los presupuestos que se maneja en estos momentos no recoge partidas explicitas para el citado convenio, es decir, no hay referencias expresas, pero al ser publicidad podría ir en los apartados de publicidad institucional y concretarse más adelante.

El convenio fue aprobado en Consejo de Gobierno y entonces el propio Ejecutivo remitía a su aprobación en el Parlamento al ir incluido en los presupuestos.

Estadio del Racing

Estadio del Racing

Y se apoyaba en argumentos como el de dar cumplimiento a la obligación de “generar una sociedad informada y promover la cultura de la información, comunicando la gestión a la ciudadanía desde todos los ámbitos, con el doble objetivo de satisfacer el derecho ciudadano a estar informado y promover actitudes cívicas a través de campañas divulgativas de todo tipo”.

ITM es una empresa de telecomunicaciones que acaba de entrar en el accionariado del Racing (a falta de la ratificación en el Consejo de Administración del club), asumiendo parte de la deuda del club, y que está pendiente del resto en virtud de un convenio con el Gobierno para gestionar los espacios publicitarios del equipo de fútbol.

A una empresa del mismo grupo, ALPE, se le adjudicó (en unión con Aquo, empresa gallega de exaltos cargos de la Xunta de Galicia) la gestión de los patrocinios del Año Jubilar Lebaniego.

La adjudicación fue bastante convulsa: la otra aspirante, el despacho de Gema Uriarte (exinterventora del Gobierno de Cantabria en la anterior etapa del PRC-PSOE) ya amenazó con recurso al ser excluida por considerarse que había presentado una baja temeraria (una cifra especialmente baja respecto a las condiciones marcadas por la Administración). Finalmente se le ha dado la razón.

Las comisiones fijadas en el pliego permitieron a los anteriores adjudicatarios, gallegos ligados a Aquo, ingresar 1,7 millones de euros en la edición de 2006 del Año Lebaniego.

Entre esos patrocinios figuran no sólo los privados, sino los públicos, ya que el propio Gobierno de Cantabria también puede ser patrocinador del Año Santo, y esa sociedad pública, a su vez, destinará publicidad en el Racing de Santander, según se ha avanzado de las intenciones del convenio que suscribiría con ITM.


Frunfo Films

Empresas Amigas