Subir

Top

0

Liberbank cede y comienza a negociar desahucios

26 de febrero de 2017. POR

Le ha costado años, pero Liberbank, el banco en el que se integra la antigua Caja Cantabria, ha dado un pequeño y aún primer paso en la actitud con la que venía encarando los problemas de desahucios y emergencia habitacional de sus usuarios.

Desde que los problemas económicos incrementaran las dificultades para pagar la hipoteca y comenzara una oleada de desahucios y activismo, los bancos se han ido viendo visto obligados a negociar los casos.

Protesta en la oficina central de Liberbank en Santander por el suicidio en Los Corrales de Buelna

Protesta en la oficina central de Liberbank en Santander por el suicidio en Los Corrales de Buelna

Forzados, eso sí, por las ocupaciones de oficinas bancarias de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, incursiones de los activistas hasta que se les nombrara un interlocutor de cada banco en los casos en los que los bancos se resistían a negociar.

Poco a poco, los bancos fueron desarrollando una actitud más proclive a negociar los casos en persona, a la que se venía resistiendo la antigua Caja, dentro de la desgana hacia Cantabria que la dirección de Liberbank viene mostrando, y que se materializó también en una actitud nada dialogante con los afectados por las participaciones preferentes hasta que no les quedó otra, vía judicial mediante.

Esta actitud de falta de diálogo era especialmente preocupante, máxime teniendo en cuenta que Liberbank, al integrar a la antigua Caja Cantabria, es, por extensión y costumbre, una de las entidades que más hipotecas firma en nuestra comunidad autónoma.

Además, Liberbank inició una deriva de lo que fue calificado como desahucios “silenciosos”, sin previo aviso, como el de un matrimonio de Peñacastillo que se encontró con la cerradura de su casa cambiada, entre otros casos que llevaron a requerir la mediación del Gobierno de Cantabria.

De una ocupación en Liberbank en Santander derivó una de las primeras sanciones por la Ley Mordaza en Cantabria, que fue anulada por los tribunales.

El malestar llevó incluso a acciones vistosas como el sonoro, nunca mejor dicho, escrache musical en una oficina asturiana del cantautor Nacho Vegas, embarcado en los últimos años en un compromiso social marcado por unas letras de carácter crítica en sus temas o, más recientemente, una acampada frente a sus oficinas centrales, en la Porticada, en las mismas fechas en que se conmemoraba el aniversario del 15M (cuya acampada en Cantabria se realizó precisamente allí).

Ahora la entidad, embarcada en un cierre de oficinas bancarias y fuertemente castigada en bolsa tras las últimas sentencias sobre cláusulas suelo, ha mostrado tímidos y tardíos signos de diálogo en casos de emergencia habitacional y desahucios que, según cuentan a EL FARADIO participantes en procesos negociadores con el sector financiero, de momento se está centrando en eso, en facilitar un interlocutor y poco más, sin mostrar más receptividad ni ser flexibles aún en los planteamientos.

LA OFICINA DE EMERGENCIA

Esta situación de emergencia en materia de vivienda ha llevado al Gobierno de Cantabria a la creación de una Oficina de Emergencia Habitacional: se encuentra en la calle Juan de Herrera, 2-4, 5ª planta, y tiene su Web http://emergenciahabitacionalcantabria.gesvican.es.

Reunión del consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, con las plataformas y colectivos antidesahucios para analizar el funcionamiento de la Oficina de Información Hipotecaria y Emergencia Habitacional. Foto: Raúl Lucio

Reunión del consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, con las plataformas y colectivos antidesahucios para analizar el funcionamiento de la Oficina de Información Hipotecaria y Emergencia Habitacional. Foto: Raúl Lucio

Igualmente, se han habilitado dos teléfonos 942 318 980 y 942 318 982 en los cuales se puede solicitar cita previa para concertar una fecha de atención en la oficina, junto con la dirección de correo electrónico emergenciahabitacional@gesvican.es.

La Oficina asesora a afectados y media con bancos, creando un canal de interlocución al que poco a poco han ido entrando las entidades.

Y ha ido ampliando sus funciones a la asesoría sobre el IRPH (el indicador bancario para calcular las hipotecas) o a problemas con locales comerciales, y Gesvican lo ha hecho para poder gestionar el parque público de viviendas en alquiler.

De hecho, otro de los colectivos antidesahucios, STOP Desahucios, plantearon la creación de una oficina similar municipal en Santander.

Y atiende en los números de teléfono 942 31 89 82 y 942 31 89 80. Los interesados pueden dirigirse también a la Oficina a través del correo emergenciahabitacional@gesvican.es y encontrar toda lainformaciónwww.emergenciahabitacionalcantabria.gesvican.es


logo_gil

Empresas Amigas