Subir

Top

0

¿Y si la OLA de Santander fuese de gestión pública directa? (Parte I)

14 de marzo de 2017. POR

En las próximas líneas se explicará, de la forma más sencilla posible, los cálculos hechos en relación a los ingresos, gastos y beneficios que supone la gestión de la OLA. y la grúa de Santander en la actualidad.

Dada la ausencia de amplia información pública (por ejemplo, una memoria anual del servicio prestado a disposición del ciudadano), las estimaciones realizadas se basan en los datos encontrados en la web del propio Ayuntamiento y en la prensa escrita.

Los cálculos que se presentan son conservadores, es decir, los beneficios que la actual empresa obtiene son probablemente mayores, como se justificará luego.

BREVE CONTEXTO

La gestión privada de la OLA y la grúa es llevada a cabo por Setex-Aparki, S.A. desde el año 2007. De forma resumida, los hitos que definen la evolución del número de plazas en zona azul en Santander son los recogidos en la siguiente tabla:

Hitos desd

Hitos de la evolución del número de plazas en zona azul en Santander desde 2007.

En la firma del contrato quedó fijado que Setex pagaría un canon anual al ayuntamiento de 666.873 euros por la concesión de la OLA, mientras que el ayuntamiento pagaría 1.128.897 euros  a Setex por la gestión de la grúa. Por tanto, de partida, el ayuntamiento paga 462.024 euros a Setex anualmente desde el comienzo del contrato.

Conviene resaltar que tras la adjudicación, la empresa declaró que esperaba ingresar (repito, ingresar) 30 millones de euros en total, es decir, 3,75 millones al año.

CÁLCULOS

En primer lugar, es necesario calcular el gasto que supone a la empresa adjudicataria gestionar la OLA y la grúa. Para esto, ante la falta de una memoria económica disponible, acudimos a las palabras del concejal del Partido Popular del Ayuntamiento de Santander durante el pleno del 29 de julio de 2016. Se sometía a votación la moción de remunicipalización del servicio de OLA y grúa (puede verse la moción completa a partir del minuto 6:24:00), presentada por Izquierda Unida (la cuál no salió adelante por los votos en contral del PP y la abstención de Cs, pese a tener el apoyo de PSOE, PRC, Ganemos Santander Sí Puede y del Concejal no adscrito).

El concejal del PP empleó como argumento para votar en contra de esta moción el gasto que supondría sólo en personal, ya que «habría que incorporar 90 trabajadores a la plantilla de personal, es decir, supondría 2.451.490 euros al año, lo que equivale aproximadamente al 78% del gasto total que tiene la empresa» (convenientemente no hizo alusión a los ingresos y beneficios que la concesionaria recibe, uno de los motivos por los cuáles me decidí a elaborar y compartir los cálculos).

Basándonos en las palabras del concejal, mediante una sencilla ‘regla de tres’ se puede obtener el gasto que Setex tiene por gestionar la OLA y la grúa. El gasto total obtenido es de 3.142.936 euros al año.

En segundo lugar, es necesario calcular los ingresos. Para ello, se ha de comenzar por saber el dinero que supone una plaza de OLA cada año a pleno rendimiento, es decir, ocupada todo el tiempo en que es necesario pagar. (Para consultar la ordenanza pinche aquí)

Cada día, de lunes a viernes, una plaza supone 8 horas de pago (la OLA está vigente de 10h a 14h y de 16h a 20h). Es decir, 40 horas de lunes a viernes. Además, hay que sumar las 4 horas del sábado (de 10h a 14h). El domingo es gratis. Por tanto, una plaza en zona azul supone 44 horas de pago cada semana.

Un año tiene 52 semanas, lo que hace que tengamos 2.288 horas por plaza y por año. A este valor hay que restarle las horas gratis de los días festivos. De media, hay 14 días festivos cada año que suponen 112 horas (14×8) que deben restarse. Finalmente, nos encontramos con 2.176 horas por plaza y por año. Esto es un valor fijo e inamovible para posteriores cálculos.

Como se puede ver en la Figura siguiente, el precio de la OLA aumenta de forma constante según los minutos de ocupación, con un mínimo de 20 céntimos para 13 minutos de ocupación. Esto quiere decir que el precio por minuto (o por hora) no depende de cuánto tiempo esté la plaza ocupada y, por tanto, podemos asumir como precio medio 0,75 euros/hora, lo que hace que cada plaza de OLA genere unos ingresos de 1.632 euros por año.

Precio de la O.L.A.

Precio de la OLA.

Como se ha mencionado previamente, hay información que no está disponible. Esto hace que parámetros que deberían ser fijos, como la tasa de ocupación o el número de tarjetas-residente, se conviertan en variables, es decir, incógnitas a las que hay que dar valores en un rango para poder obtener resultados.

-Tasa de ocupación: Hace referencia a cuánta zona azul y durante cuánto tiempo se hace uso de la OLA con respecto al máximo posible (ocupación total todo el tiempo). No será del 100% nunca pues se ve reducido por, por ejemplo, el tiempo entre que un coche deja una plaza y otro la ocupa, o diferencias de ocupación según la época del año (no será igual en Semana Santa que en verano o que en navidades).

-Tarjeta-residente: Esta tarjeta cuesta 27,85 euros al año y permite a quien la tenga aparcar en zona azul sin tener que sacar ticket en el parquímetro. El número de tarjetas con uso afecta directamente a los ingresos ya que la plaza de OLA ocupada por un vehículo con tarjeta deja de percibir por el uso del parquímetro.

Por esta razón, se plantean distintos escenarios para dar respuesta a la falta de información y poder plantear buenos resultados. En todos se presentan los ingresos, gastos y beneficios. Recordemos:

BENEFICIOS= INGRESOS-GASTOS

Escenario A

Es el caso base. Únicamente se varía el número de plazas ocupadas, desde 1000 hasta 7000 (en la realidad hay 6971). No se tienen en cuenta los ingresos por tarjeta-residente. Se asume una tasa de ocupación del 80% (algo que cualquiera que entre o viva en Santander podría firmar ya que es realmente complicado encontrar aparcamiento libre).

Ingresos, gastos y beneficios anuales del escenario A.

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario A.

Como se puede observar, si hubiera menos de 2.000 plazas ocupadas, el servicio sería deficitario para la empresa, mientras que si todas las plazas estuvieran completas, la empresa tendría más de 9,5 millones de euros de ingresos anuales y cerca de 6,5 millones en beneficios.

Si tenemos en cuenta la situación inicial del contrato (4.300 plazas disponibles), encontramos que los ingresos estarían alrededor de los 6 millones de euros (recordemos que Setex predijo unos ingresos anuales de 3,75 millones) y unos beneficios cercanos a los 3 millones por año.

Escenario B

Igual que el caso base pero se añaden los ingresos obtenidos por la tarjeta-residente. Es importante señalar que en el siguiente gráfico las ‘plazas ocupadas’ corresponden a aquellas usadas por usuarios sin tarjeta-residente. Así, por ejemplo, los ingresos mostrados correspondientes a ‘plazas ocupadas=5.000’, quieren decir que 5.000 plazas son utilizadas por usuarios sin tarjeta-residente y, al mismo tiempo, las otras 2.000 de diferencia (hasta los 7.000) son utilizadas por usuarios con tarjeta-residente.

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario B.

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario B.

Si comparamos este gráfico con el anterior, podemos observar un par de hechos. El primero es que, en este caso, la empresa ya obtiene beneficios (pocos) cuando 2.000 plazas son ocupadas por usuarios sin tarjeta-residente debido a que habría 5.000 usuarios con tarjeta-residente. Evidentemente, esto no es cercano a la realidad pero muestra una posibilidad.

El segundo hecho, como se demuestra a continuación, es que, si comparamos este gráfico con el del ‘Escenario A’, las diferencias no son sustanciales. Esto se debe a que los ingresos percibidos gracias a la tarjeta-residente no superan los 200.000 euros. Por tanto, podemos asumir estos ingresos como ‘despreciables’ frente a los montantes percibidos por el uso de la OLA mediante parquímetro, ya que es mayoritaria esta vía.

Ingresos por la tarjeta-residente.

Ingresos por la tarjeta-residente.

Escenario C

En esta ocasión el número de plazas ocupadas es fijo (3000 ó 6000), y se varía la tasa de ocupación, la cual va desde 0.4 (menos de la mitad de la zona azul es ocupada) hasta 1 (la ocupación es la máxima posible, todo está completo siempre). No se tienen en cuenta los ingresos por tarjeta-residente.

escenario c1

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario C (3.000 plazas ocupadas).

En este caso, la rentabilidad sólo aparece cuando la tasa de ocupación es 0.6 o mayor. Si pensamos en las estimaciones de ingresos de la empresa adjudicataria (3,75 millones de euros anuales) correspondería, en esta gráfica, a una tasa de ocupación de 0.7, obteniéndose unos ingresos de 3,89 millones de euros.

Veamos ahora, las cantidades que se obtendrían con el actual número de plazas. Para ello, asumimos 6.000.

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario C (6.000 plazas ocupadas).

Ingresos, gastos y beneficios anuales del Escenario C (6.000 plazas ocupadas).

Como se puede observar, los beneficios aparecen incluso con la tasa de ocupación más baja de las incluidas (0,4), siendo los ingresos superiores a los estimados por la empresa cuando disponía de 4.300 plazas para gestionar y muy superiores (más de 10 millones de euros) con el máximo rendimiento.

CONCLUSIÓN

Con los datos mostrados, podemos concluir que la empresa adjudicataria está obteniendo unos ingresos muy superiores a los estimados y, por tanto, unos beneficios enormes, que irían desde el millón de euros en el caso más pesimista (e irreal), pasando por los 4-6 millones intermedios y hasta el caso más positivo (e irreal) de 7 millones.

No obstante, en el caso de los 7 millones de euros de beneficios mencionados, no sería una cifra tan ‘irreal’ si consideramos que en estos cálculos no se tienen en cuenta los ingresos por multas, tanto por no pagar la OLA como por la retirada del vehículo, además de los ingresos por tarjeta-residente antes mencionados.

El presupuesto anual de Santander aprobado para 2017 es de 194,1 millones de euros. Si la gestión de la OLA y la grúa se hiciese sin empresa intermediaria, el presupuesto, haciendo una sencilla suma, sería de 201,1 millones, un incremento del 3,6%.(Aclaración: En realidad, en un presupuesto se reflejan los ingresos y gastos, en lugar de únicamente sumar los beneficios como hago yo para simplificar, lo que daría un presupuesto mayor).

¿Cuánto se podría hacer con 7 millones más al año? Para que nos hagamos una idea de lo que supone, el presupuesto anual de Medio Cudeyo es de 6 millones de euros; el de El Astillero, de 12 millones.

NUEVA LICITACIÓN

El Ayuntamiento ha sacado a licitación la gestión de la OLA y la grúa de Santander. La gestión de la OLA se contratará por un periodo máximo de cinco años y el canon anual mínimo se establece en 750.000 euros. La prestación del servicio de grúa se licita por cuatro años con un presupuesto anual de 1.498.853 euros.

De nuevo, con un sencillo cálculo podemos saber cuánto pagará el Ayuntamiento a la empresa o empresas concesionarias por la gestión de este servicio. En este caso, serían 748.853 euros anuales. Si comparamos con los 462.024 euros anuales que se ha estado pagando a Setex, vemos cómo el ayuntamiento no sólo no obtiene beneficios, sino que todavía paga más a la empresa adjudicataria.

Con estos datos encima de la mesa, ¿por qué no prestar el servicio directamente desde la Administración pública? Mi opinión la dejo para una segunda parte de este texto, que en esta ya hemos mostrado y demostrado suficiente.


logo_gil

Empresas Amigas