Subir

Top

0

El centro Bertolt Brecht organiza una fiesta de apoyo a ‘Preguntar no es delito’

17 de marzo de 2017. POR

El centro Bertolt Brecht organiza este sábado una fiesta de apoyo a ‘Preguntar no es delito’, el colectivo que agrupa a los estudiantes y activistas que están pendientes de la convocatoria de un juicio por participar en una protesta contra un acto del expresidente Ignacio Diego en la Universidad de Cantabria al que se les impidió entrar.

Acto de apoyo a Preguntar No Es Delito en la UC (Foto: Roberto Ruisánchez)

Acto de apoyo a Preguntar No Es Delito en la UC (Foto: Roberto Ruisánchez)

El acto se concibe como una fiesta, que será a partir de las 22.00 horas en el COP Bertolt Brecht, un espacio social y de participación en la calle Isaac Peral, 3, en Santander.

Y se suma a otras muestras de apoyo que han recibido conforme avanza el proceso judicial, como el parón en toda la comunidad educativa o los mensajes que se les lanzaron en la huelga educativa de la semana pasada, o el testimonio de Libres, la Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la represión, surgida a raíz de la preocupación por la aprobación de la Ley Mordaza y otras normas que implican un retroceso en las libertades fundamentales.

Va en línea del apoyo que reciben otros activistas pendientes de procesos judiciales, como Iván Martínez, concejal de ACPT, multado por la ocupación y limpieza para actividades de ocio y cultura de Espacio Argumosa en Torrelavega: de momento se han presentado más de 200 firmas de ciudadanos que se han autoinculpado por los mismos hechos en solidaridad y los mensajes de apoyo han llegado de activistas antigentrificación en Madrid.

En Preguntar no es delito, el Ministerio Fiscal pide penas que suman un total de 34.400 euros para siete estudiantes y activistas, y a uno de ellos un año de prisión, en un caso en el que no hay acusación particular, ya que Ignacio Diego no ha presentado acusación, aunque denunciara inicialmente los hechos.

Diego visitaba la UC para un acto en el que se iba a someter a preguntas de los estudiantes, pero se impidió el acceso a quienes se interpretaba que iban a protestar. A la salida del acto, se produjeron incidentes y los estudiantes denunciaron haber sufrido agresiones de la escolta del entonces presidente.

A raíz de ahí se inició un proceso judicial en el que se ha ido dando más legitimidad a las pruebas y testigos de una parte que a la suya, con acusaciones –se llegan a poner las mismas expresiones, literales, en boca de personas distintas—que han desmontando en un vídeo.

Preguntar no es un delito se suma así a una lista de ciudadanos que se han visto perjudicados por su activismo y su labor, como Paco Gómez Nadal, Oscar Manteca (quien finalmente ganó juicio frente al intento de aplicarle sanción por una ocupación en Liberbank); o María Jesús Cedrún, exsecretaria de UGT, por su participación en una de las últimas huelgas generales, entre otros.

 

 


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas