Subir

Top

0

Castañeda respalda la presencia de la asociación critica por xenófoba en el Ateneo de Santander

21 de mayo de 2017. POR

El presidente del Ateneo de Santander, Manuel Ángel Castañeda, ha defendido la organización por parte de la asociación señalada por su carácter xenófobo y fascista Alfonso I de actividades en esta institución cultural de la que es socia.

Un acto en el Ateneo

Lo hace a través de una carta al director en El Diario Montañés, periódico del que fue director durante décadas, como respuesta a una carta firmada por Jesús Puente, miembro del colectivo Libres (la Asamblea Cántabra en defensa de las libertades y contra la represión).

En realidad fue una nota de prensa enviada desde Libres a los medios de comunicación, publicada en otros medios como la Cadena Ser, si bien El Diario Montañés la llevó a las páginas de las cartas al director.

En la carta, Castañeda –que ha rechazado las peticiones de opinión al respecto de medios como EL FARADIO- acusa a Jesús Puente de contar hechos que “no se corresponden con la realidad”.

La institución presidida por Castañeda llegó a decir que la carta no había llegado al Ateneo, pese a que sí lo había hecho.

En su respuesta asegura que “en el Ateneo nunca se han pronunciado discursos racistas, ni se ha dado voz a asociaciones ilegales”.

Ninguna de las dos cuestiones se planteaba en la nota de Libres, que aludía al carácter xenófobo de la asociación y no hablaba de que fuera ilegal, sino que cuestionaba que un colectivo con esos mensajes –excluyen a los inmigrantes de la sanidad o de los repartos de alimentos- organizara actividades en esta institución cultural de referencia.

CASTAÑEDA LA EQUIPARA CON OTRAS ASOCIACIONES E INSTITUCIONES CÁNTABRAS

Castañeda reivindica que “esta institución tiene un objetivo fundamental: fomentar y difundir la cultura y centra su programación en conferencias, debates, conciertos, mesas redondas… en relación con asuntos culturales”.

Ateneo de Santander

Ateneo de Santander

Y al respecto explica que esta asociación, que es socia del Ateneo, ha solicitado el uso de sus instalaciones para actividades culturales, equiparando a este grupo con otras entidades que cita, como la Universidad de Cantabria, Fundación Bruno Alonso, Universidad Europea del Atlántico, Instituto de Física de Cantabria o la Asociación de la Prensa, etc.

Detalla que las últimas citas de este colectivo han sido sobre temas como la legión o el “expolio” del Archivo de Salamanca.

O la conferencia ‘Europa, ¿Civilización, centro comercial o arrabal del mundo?’, impartida por Consuelo Martínez-Sicluna, profesora titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, muy activa en la difusión de una visión revisionista y crítica con la II República o en la divulgación desde una perspectiva positiva de la División Azul -cuerpo que luchó junto a los nazis- con artículos publicados por la Fundación Francisco Franco.

“Lo que no es admisible es que se impute al Ateneo la ideología de esta asociación, ni de ninguna otra. Únicamente cabe la responsabilidad sobre las conferencias pronunciadas, que han sido sobre materias históricas, es decir culturales, e impartidas por personas con suficiente currículum y titulación desde el punto de vista científico”, asevera.

Castañeda asegura que “el Ateneo rechaza la crítica velada de Jesús María Puente en nombre de la asociación ‘Libres’ que confunde la ideología de una agrupación con la actividad desarrollada en el Ateneo” (en realidad, la nota de Libres no hace valoraciones sobre el Ateneo, sino sobre el hecho de que albergue actividades de esta asociación).

DISCREPANCIAS

En la carta, en la que reitera el compromiso de esta institución con la cultura y con la pluralidad, no aclara si se permitirá a la asociación seguir siendo socia y organizar actividades.

Miembros de esta entidad apuestan por dejar de acoger sus actos, si bien la decisión se tomará en una reunión que está previsto que se celebre este lunes.

Según los estatutos del Ateneo, se puede perder la condición de socio de esta institución si se cometen actos “deshonrosos” contra su prestigio, pero para eso es necesario que medien avisos previos.

RESPUESTA DE LIBRES

Desde libres insisten en que el debate no es si la asociación puede participar en actos o expresar sus mensajes (el argumento de la libertad de expresión que trata de emplear Castañeda), sino “si debe celebrarlos en una Institución cultural centenaria, que se ampara en nuestra Constitución y recibe dinero público”.

“¿Sería aceptable para el Ateneo que alguna de las asociaciones de familiares de antiguos combatientes de las SS nazis, negadoras del holocausto, diera una conferencia sobre la estructura operativa de las divisiones acorazadas alemanas durante la II Guerra Mundial? ¿Acogería el Ateneo una conferencia de la Fundación Francisco Franco sobre el desempeño militar del dictador en el desembarco de Alhucemas?”, se preguntan.

Y responden que “el problema con la Asociación Alfonso I no es de libertad de expresión, es el de no distinguir que formar parte del registro de asociaciones no significa que la asociación sea democrática”.

“El problema, grave, del Ateneo es que su presidente ponga a la Alfonso I en la misma categoría para usar sus instalaciones que la Universidad de Cantabria, el Instituto de Física de Cantabria o la Asociación de la Prensa, entre otras”, aseveran.

E insisten: “¿Se puede aceptar que el Ateneo sea la caja de resonancia de una Asociación que promueve la campaña refugiadosnobienvenidos no en mi nombre? ¿Se puede aceptar semejante ataque a los derechos humanos y al principio de humanidad compartida? –el derecho de asilo está recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y es obligación legal de los Estados– ¿Se puede incorporar al debate democrático a un grupo de estas características, so capa de que la conferencia versa sobre la civilización europea?”

Tal y como argumentan, esta asociación tiene unos valores “contrarios” a la Constitución a los que se refiere el propio Ateneo.

Por eso, para ellos, al “escándalo” del uso de las instalaciones se une ahora el de las declaraciones de Castañeda justificando su presencia en el Ateneo.

EL ATENEO RECIBE MÁS DE 400.000 EUROS DE DINERO PÚBLICO

Esta institución tiene la Medalla de Oro de la ciudad y en las dos últimas legislaturas ha recibido del Gobierno de Cantabria 420.000 euros en subvenciones, que además eran nominativas, es decir, sin concurso al que pudieran optar otros.

La Ley de Subvenciones de Cantabria cuenta como motivos para retirar las subvenciones públicas los supuestos de la legislación nacional de asociaciones que en su proceso de admisión o en su funcionamiento discriminen por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, o que promuevan el el odio o la violencia, o justifiquen el terrorismo y humillen a las víctimas.

Estos criterios estatales se refieren directamente a las asociaciones o sus integrantes, no a las actividades que se celebren allí por otros. La Ley cántabra de Subvenciones, que ha sido modificada en alguna ocasión a través de la Ley de Acompañamiento a los presupuestos, no recoge otros criterios políticos para la concesión o exclusión de este tipo de ayudas.


logo_black-bird

Empresas Amigas