Subir

Top

3

¿Qué ves en mi nuca?

12 de julio de 2017. POR

Miguel Ángel Blanco. Crónica de una muerte anunciada…

En julio de 1997 , el joven concejal del partido popular del pueblo vizcaíno de Ermua, Miguel Ángel Blanco Garrido, fue secuestrado y asesinado por el denominado comando Donosti formado por Francisco Javier García Gaztelu, alias Txapote,  José Luis Geresta Mujika, alias Ttotto y Oker y Jon Irantzu Gallastegui Sodupe, alias Nora y Amaya. Esta es una breve crónica de lo que pasó que tiene como objetivo luchar contra las dememoria y evitar que algo así vuelva a suceder:

El jueves 10 de julio de 1997, fue localizado a las 15.30 horas cuando se apeaba del tren para acudir a su lugar de trabajo, e Irantzu Gallastegui, alias Nora, le aborda y le introduce en un vehículo de color oscuro que estaba estacionado en la calle Ardanza de Ermua. El objetivo del secuestro, según el comunicado  que la banda terrorista reproducido en la emisora de radio Egin Irratia, era utilizarlo como moneda de cambio para pedir el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles de Euskadi. La banda manifestaba en su comunicado que, si antes de las 16 horas del sábado el Gobierno (en manos del Partido Popular) no cumplía sus exigencias Miguel Ángel Blanco sería ejecutado.

El sábado 12 de julio Miguel Ángel es introducido en el maletero de un vehículo y llevado a un descampado en la localidad de Lasarte, en Guipúzcoa, para descerrajarle dos tiros. Pese a los disparos a quemarropa no murió de forma inmediata; dos personas que paseaban por el campo en Azokaba encontraron su cuerpo aún con vida.

A pesar de los esfuerzos que se llevaron a cabo no se pudo hacer nada por su vida y a las 5.00 horas de la madrugada del domingo 13 de julio de 1997 Miguel Ángel murió. Tras su muerte cientos de miles de personas salieron a la calle para gritarle a ETA , Aski Da! (BastaYa!). Para mostrarle sus manos blancas como símbolo de rechazo y condena. Para decirles: “ETA escucha, aquí tienes mi nuca”.

Estos verS.O.S sólo son un minúsculo gesto  en memoria de aquel tsunami humano que se desató contra el odio y la sinrazón, contra la dictadura del hacha y la serpiente:

 

“ETA escucha aquí tienes mi nuca” se gritaba en las manifestaciones contra la banda terrorista tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco.

¿Qué ves en mi nuca?  (De la serie: terrorismo de autor)

Dime, ¿Qué ves en mi nuca?

¿Ves los barrotes de tu mente?
¿el precipicio de tus miedos?
quizás ves el tiempo ausente
que te convierte en carcelero

…de mi muerte…
…de la la tuya…

Dime, ¿Qué ves ahora en mi nuca?
El mapa de lo que no entiendes
la ciénaga de tu sepultura
el tránsito de los inocentes
bajo disparos de lluvia…

Y se mudan las serpientes
arrancándonos las pieles
y después nos ejecutan
poque somos diferentes….

Porque ya no llueve nunca
porque ya nunca te llueve
Dime, ¿Qué ves ahora en mi nuca?

La memoria de monte y niebla
el irrintzi de voces muertas
que arrancaste de la tierra
y dejaste en la cunETA…¿?

Porque ya no llueve nunca
porque ya no llueve nunca
en la piel contra la piedra
que te enreda en sus cadenas
y te empapa de sudor…

Porque ya no llueve nunca
encerrado en este zulo…

y el espejo está desnudo
escondido el percutor
y el “gudari” se ha quedado mudo
cuando escucha tu voz

Libertad…

Y se mudan las serpientes
arrancándonos las pieles
y después nos ejecutan
porque somos diferentes
somos aire
que no pueden respirar…

Y ahora dime, ¿Ya empezó la cuenta atrás?
de la cobardía vestida de hazaña
de bala clavada al ojo del hacha
y de filo que solo sabe matar…

de la utopía manchada de sangre
porque no sabes soñar…

Dime, ¿Es mi nuca suficiente?
para descargar tu odio
dime ¿en tu “pueblo” queda gente
o estás tu solo?

apuntándole a la nuca
apuntándole a la nuca
sin mirarle ni a los ojos…

porque solo miras muerte
porque solo ves tu odio
y el espejo te devuelve
trozo a trozo
cada nombre
cada muerte
cada parte de “Nosotros”…

Y ahora dime, ¿Es mi nuca suficiente?
o ¿te hacen falta otros?…

Porque ya no llueve nunca
porque ya no llueve nunca
cuando lloro…

Libertad

Porque soy aire
que no sabes respirar…

Autora: Tú misma

Comentarios

  1. Luis Ruiz Aja

    Dentro de la poesía social que hace Elizondo creo que este es uno de sus poemas más logrados e impactantes. Probablemente porque conjuga su vena artística con sus conocimientos politológicos y vitales ( es un experto y estudioso del conflicto nacionalista vasco, que vivió de lleno en su juventud y durante sus estudios de Ciencas Políticas, hasta el punto de que en un momento de su vida creo que llegó participar del movimiento de liberación vasco, si bien su pensamiento actual huye de cualquier tipo de totalitarismo, de hecho artículos como éste y el anterior con la misma temática -humanistas y por encima de ideologías cerradas- sólo pueden recibir críticas por parte de sectores dogmáticos y con tics totalitarios; o bien críticas por incomprensión; por supuesto que Miguel Angel Blanco es uno más entre muchos, demasiadas, víctimass…Pero Elizondo sabe eso y no pretende hacer de él un mártir, ni un uso político/partidista, a él lo que le interesa el es fenómeno ciudadano que se generó a raíz de su muerte y que probablemente fue el inicio del fin del terror, o tuvo mucho que ver, el grito de Basta ya!! y el empoderamiento ciudadano hacia el abuso es algo de lo que deberíamos aprender y no olvidar nunca, ya que es aplicable a cualquier otra situación de abuso de poder y de lucha contra cualquier totalitarismo. Por lo demas, Elizondo es una autoridad en esta materia, por lo que creo que habría que tener un poco de humildad antes de criticar sus posiciones.

  2. Patricia fernandez

    ¿ Qué pasa? ¿ Hay que dar explicaciones por retratar a esa gentuza? ¿ Si te parece que son ratas asesinas es que eres fascista? Yo en tu nuca veo jardines.

    • Patricia Fernández

      Fernández 🙂


logo_nexus4

Empresas Amigas