Subir

Top

0

La hija de unos afectados por el derrumbe: “Otra vez sin casa”

13 de agosto de 2017. POR

Margot es la hija de un matrimonio afectado por dos de las tragedias más recientes de Santander: el incendio de Tetuán en el año 2008 y el reciente derrumbe parcial de un edificio en la cercana calle del Sol.

En ambos casos no se han tenido que lamentar daños personales pero han provocado que varias familias pierdan su vivienda.

Los padres de Margot, de 86 y 78 años y una de sus hijas, han sufrido esta pérdida por partida doble. Su hija confiesa, en declaraciones a EL FARADIO que todo esto lo han encajado “bastante mal”. “Otra vez se han encontrado sin casa, lo han perdido todo de nuevo”.

La parte buena del asunto, es que su casa, a la que acudieron de alquiler después del incendio, se encuentra en la parte del edificio que permanece intacta, el otro lado de la fachada que se derrumbó. De hecho, tal y como nos cuenta Margot, en sus paredes “no hay grietas”.

“La fachada del edificio que se ha caído es donde había grietas, en la parte de la izquierda no se ha visto nada cuando hemos subido”, asegura. De hecho, aún tienen pendiente volver a subir a la vivienda para recoger enseres y cosas. “En una hora no se puede sacar todo”, cuenta, añadiendo que ahora mismo se encuentran viviendo de alquiler en otro piso hasta saber si pueden regresar.

Por el momento, eso es un incógnita. “No sabemos si los de la parte que está afectada aún podemos volver”, confiesa, y admite que todo depende aún de lo que digan los informes del edificio. “Ahora están desescombrando y hasta que no acaben, que están en breve ya, no sabemos cómo está todo en realidad”.

Creen, como ya apuntaron algunos vecinos, que la escalera y el ascensor que dividen en dos el edificio han podido ayudar a aguantar la estructura. “Yo creo que ha salvado bastante porque como está reforzado con hierros el ascensor, creo que ha parado el que las grietas se fueran más hacia la otra parte”.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas