Subir

Top

0

La Caseta de Bombas homenajea a Leonardo Torres Quevedo

5 de octubre de 2017. POR

Este mes de octubre, La Caseta de Bombas, que desde este verano ha reabierto reconvertida en un restaurante de pescados y carnes de la mano del grupo hostelero Deluz, de los hermanos Zamora, ha inaugurado una nueva actividad.

El transbordador del Niágara

Se trata de una exposición dedicada al ingeniero e inventor cántabro Leonardo Torres Quevedo y los transbordadores aéreos.

La exposición se inaugura este vienes, 6 de octubre, y podrá visitarse hasta el sábado 28. Asimismo, este mismo viernes, a las 19.00 horas, tendrá lugar la conferencia ‘El transbordador, un invento cántabro’ que impartirá el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Francisco A. González Redondo.

El transbordador fue, de hecho, un invento cántabro que Leonardo Torres-Quevedo regaló al mundo con su ingenio, y que probó primero en la localidad de la que era oriundo, en Molledo.

Los transbordadores los inventó en el Valle de Iguña, los ensayó en el año 1886 y lo patento desde esta localización en todo el mundo. Tardó 30 años en construir el primero, instalado en el monte Ulía, en San Sebastián, y unos años después, una réplica agrandada en las cataratas del Niágara, el Spanish Aerocar.

UN GRAN INVENTOR

Su interés por resolver problemas le llevó también a construir unas máquinas que él llamó aritmómetros, que resolvían operaciones muy complicadas, en raíces reales y complejas, y que podía hallar las raíces de polinomios de grado 8, algo inaudito para hace 100 años.

Después, Torres Quevedo desarrolló más inventos, como el ajedrecista, considerado el primer juego por ordenador; el telekino, el primer mando a distancia, que probó, en compañía del rey Alfonso XIII.

El ingeniero, que es considerado como “el más prodigioso inventor de su tiempo”, hizo las patentes que permitió construir el primer teleférico para pasajeros de Norteamérica, que fue inaugurado el 8 agosto de 1916 en NIÁGARA (Ontario, Canadá).

TALLERES PARA PEQUEÑOS INVENTORES

Este mes de octubre, La Caseta de Bombas ha organizado una serie de actividades y talleres infantiles dedicados a los pequeños inventores.

Este sábado, 7 de octubre, y el día 28, tendrán lugar un taller en el que se enseñará la técnica y fundamentos para construir un transbordador con pieza de playmobil.

Por otro lado, los días 21 y 22 de octubre habrá otros dos organizados por el movimiento creativo Desplegándose y que llevan como título ‘El camping de las delicias’.

El precio de los talleres es de 10 euros y están destinados a los niños de entre 7 y 12 años, y serán en horario de 10.00 a 12.00 horas. Hay 20 plazas, aunque la mitad están ya reservadas a niños de otros entornos y capacidades a los que Deluz beca a través del proyecto social y cultural de La Caseta de Bombas.

Para reservar la plaza se puede llamar al teléfono 942 365 836 o escribiendo un mensaje directo en la página de Facebook de La Caseta de Bomba.


Asienta Asesores

Empresas Amigas