Subir

Top

0

El Gobierno y Ciudadanos discrepan sobre el cumplimiento de los presupuestos de 2017

9 de noviembre de 2017. POR

Este miércoles, el Partido Regionalista y el Partido Socialista se han reunido con Ciudadanos para hacer un seguimiento del pacto presupuestario de 2017.

En rueda de prensa, el portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez y el portavoz parlamentario, Rubén Gómez, han establecido las líneas rojas con el Gobierno.

Un grado de cumplimiento en el que ambas partes discrepan totalmente, ya que mientras desde el Ejecutivo destacan que “se han cumplido 70 de los 80” acuerdos alcanzados con el partido naranja para aprobar el Presupuesto de 2017, en Ciudadanos avanzan que “hay cuestiones con las que no estamos de acuerdo en cuanto al grado de cumplimiento”.

De igual forma, el secretario de Acción Institucional del partido naranjo en Cantabria, Diego Marañón, ha subrayado que “es pronto para sacar conclusiones al respecto”.

En la reunión, en la que también participaron el portavoz parlamentario de Ciudadanos en Cantabria, Rubén Gómez, y el diputado nacional y portavoz en Cantabria, Félix Álvarez, se les hicieron llegar unos documentos por parte del Gobierno, que desde la formación aseguran que “tenemos que estudiar con detalle”.

Cuando lo hagan, en el partido tomarán “las decisiones oportunas en relación a las posibles negociaciones de los Presupuestos de 2018”.

Por su parte, el PRC ha instado a Ciudadanos a que “lea lo que firma” e incide en que “se han cumplido 70 de los 80” acuerdos adoptados para aprobar el Presupuesto de 2017.

El portavoz regionalista, Pedro Hernando, ha lamentado que el diputado nacional, Félix Álvarez, y el diputado del Grupo Mixto, Rubén Gómez, cuestionen puntos que “no estaban” en el acuerdo, como la reducción de empresas públicas, o “pongan en duda” otros como el incremento de la plantilla de la Consejería de Sanidad, en función de la disponibilidad presupuestaria, por lo que, en su opinión, “buscan excusas falsas” para “no sentarse a negociar” el presupuesto de 2018. “Confiemos en que todos los grupos parlamentarios asuman la responsabilidad de sentarse en una mesa de negociación, por el bien de los intereses de los cántabros”, ha dicho.

Para Hernando, Ciudadanos solo tiene como objetivo “vender un gobierno incumplidor, cuando es todo lo contrario” porque, “gracias al trabajo realizado en ocho meses, se ha conseguido cumplir más del 85% de lo acordado”. Por ello, ha lamentado que a los representantes de la formación naranja no les interese “ninguna” de las medidas “adoptadas y aprobadas con ellos” en Medio Rural, Innovación, Industria, Universidades, Obras Públicas o Presidencia.

LAS LÍNEAS ROJAS DE CIUDADANOS PARA APOYAR EL PRÓXIMO PRESUPUESTO: TRÁNSFUGAS, IMPUESTOS Y CUMPLIMIENTOS

Tras la reunión el portavoz de Ciudadanos en Cantabria, Félix Álvarez, ha establecido tres líneas rojas que debe cumplir el Gobierno de Revilla si quiere sentarse con ellas a negociar los próximos presupuestos.

Carrancio (izquierda) en la rueda de prensa tras conocerse el archivo de su causa.

Estas líneas rojas pasan por cumplir lo pactado, “que todavía está a tiempo”; comprometerse públicamente a “no negociar con un tránsfuga” y, por último, “nada de subida de impuestos”.

Estos son unos presupuestos que desde la oposición han criticado que no preocupan excesivamente el Ejecutivo, ahora que cuentan con lo que ellos llaman “el diputado número 18”, en referencia a Juan Ramón Carrancio.

El exdiputado de Ciudadanos se ha convertido en el sorprendente apoyo del Gobierno en el Parlamento, y los temores de la oposición se han acrecentado después de que Miguel Ángel Revilla se negara a aceptar el reto de José Ramón Blanco (Podemos) de comprometerse públicamente a no apoyarse en un tránsfuga para sacar adelante el presupuesto económico.

Carrancio se ha convertido en tránsfuga después de su salida de Ciudadanos, junto a los concejales de Santander, David González y Cora Vielva, tras ser denunciado por falsedad documental por la presunta falsificación de un acta del partido.

Una denuncia que el juzgado acaba de archivar por defectos formales y al no percibir pruebas por parte del denunciante, que no ha aclarado en calidad de qué se personaba. Tras este archivo, Carrancio ha acusado a Ciudadanos de “persecución política” y de llevar a cabo “una campaña de desprestigio contra su persona y tres compañeros David González, Jesús Calleja y Roberto Morales”; y ha adelantado que tomará “medidas legales para defenderme”.

La denuncia estaba interpuesta también contra el abogado Roberto Morales, que ha anunciado que estudiará tomar medidas legales contra el denunciante, Luis Miguel Pérez Espadas.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas