Subir

Top

1

Arca advierte del “destrozo” de fincas rústicas para instalar “una industria que nunca llega”

29 de noviembre de 2017. POR

El polígono industrial de Las Excavadas, en Torrelavega, se está convirtiendo en uno de los escollos para que los partidos políticos aprueben los presupuestos de Cantabria para el año próximo (en concreto, para que Podemos secunde las cuentas de PSOE y PRC. Los morados han llegado a pedir una consulta ciudadana sobre estos proyectos).

Acción frente al Ayuntamiento de Torrelavega en defensa de Las Excavadas

En la capital del Besaya grupos ciudadanos como la Asamblea en Defensa de Las Excavadas y partidos como ACPT (pero también Ciudadanos, compartiendo argumentos en este caso) están planteando el debate sobre los proyectos industriales –en una zona con al industria clásica en retroceso—sobre espacios agropecuarios.

Al debate, ya desde una perspectiva más amplia, se suma la asociación ecologista ARCA, que llama la atención sobre el fenómeno de los “polígonos industriales vacíos” durante los últimos 25 años en Cantabria, y tras la ocupación de suelo rural de “alto valor agrológico” para construir polígonos industriales que “al final quedan vacíos”.

Así, recordaban que se ha llegado a modificar la Ley del Suelo o el Plan de Ordenación del Litoral para “acomodarse” a la política de la Consejería de Industria, pese a hacerlo sobre espacios que eran rústicos o protegidos.

ARCA pone ejemplos al respecto: los polígonos de Castro Urdiales de 1.000.761 m2, Marina Medio Cudeyo, de 1.667.179 m2, Piélagos Villaescusa de 2.103.387 m2, Val de San Vicente de 547.353 m2, y PCTCAN en Santander con 260.838 m2.

“La política urbanística de construcción desarrollista, ampliamente criticada por la opinión pública, y sancionada por los tribunales, ha tenido su paralelismo silencioso en la política industrial de Cantabria: plagada de sonoros fracasos realizados precisamente con dinero público”.

Nuevamente, los ecologistas ponían ejemplos de polígonos instalados sobre suelos agrarios y que acabaron vacíos o con escasa ocupación: Alto Asón en Riancho sobre suelos inundables de gran riqueza agrológica, ocupando 185.000 m2, el de Tanos Viérnoles de 282.000 m2, el parque empresarial Besaya de 750.000 m2 o el fiasco de Suyesa en Orejo de 100.000 m2, en total,”más de 1.000.000 de m2 realizados con dinero público sin estudio previos alguno que garantizase su éxito.

Esto supone, en sus cálculos, la desaparición, consolida o prevista, de 12.000.000 m2, de suelo agrícola sin que ello haya supuesto un aumento del empleo o la producción del sector industrial “que sigue en declive” y tras más de 1.000 millones de euros de inversión, que “que mayoritariamente han derivado en meras naves de almacenaje, a costa de destruir el patrimonio básico más valioso de Cantabria: su territorio y suelo”.

ARCA reprocha al Gobierno que pese a estos datos sigua con su “afán de sellar y eliminar importantes superficies del territorio rural sin la mínima consideración ambiental ni planificación”, y cita proyectos en esa línea como los 2.500.000 m2 de suelo de alta calidad que se perderán con el PSIR del Llano de la Pasiega, los 40.000 m2 innecesarios de Liébana o los 2.700.000 m2 del Ecoparque Besaya, todos desarrollados a través de la figura del PSIR, creada para agilizar trámites y “saltarse los controles ambientales y territoriales”.

Frente a eso, ellos proponen que los polígonos en lugar de ubicarse en suelos rústicos o con valor agrícola se instalen en suelos degradados o en desuso, y que se evite la dispersión.

CIUDADANOS, CONTRA LAS EXCAVADAS

Al debate sobre Las Excavadas se sumaba, rompiendo tópicos, Ciudadanos en Torrelavega.
Su coordinador en la capital del Besaya, Agustín Prieto, defendía en un comunicado la creación de un Parque Tecnológico en el entorno de Torrelavega.

Asamblea en defensa de Las Excavadas manifestandose ante el Parlamento de Cantabria

Pero criticaba la zona elegida, Las Excavadas, por suponer “un coste medioambiental de grandes proporciones», al ser un suelo que «cuenta con una alta capacidad agrológica, que puede mantener su actividad sobre el territorio sin menoscabo del recurso suelo de forma sostenible» (esto lo dice el propio texto del PSIR).

«Las Excavadas es un terreno formado por praderas de aluvión que completan un corredor verde que une el monte Dobra con el parque de la Viesca de forma natural» que «actualmente se encuentran ocupadas por decenas de explotaciones ganaderas y terrenos de cultivo que vienen desarrollando su actividad desde hace varias décadas», incidía

Es, por tanto, «un terreno inapropiado» para estos fines, máxime cuando “en nuestra ciudad existe suelo industrial suficiente para desarrollar el proyecto», poniendo como ejemplos «el polígono Tanos-Viérnoles, donde hay alrededor de 60.000 m2 desocupados, sin contar con otros 400.000m2 de terreno con servicios y accesos privilegiados en Duález, que se encuentran degradados e infrautilizados».

Comentarios

  1. Antonio

    Lo del polígono de las Excavadas es claramente un atentado medioambiental sin justificación razonable, sólo el interés por mover hormigón y alquitrán justifica esa obsesión por hacerle


Frunfo Films

Empresas Amigas