Subir

Top

0

Los comerciantes se sienten “castigados” por el MetroTUS

11 de abril de 2018. POR

Más de 120 personas han llenado el aforo de la Sala de la sede cultural del Colegio de Arquitectos de Cantabria en un acto programado por la Plataforma de Transporte Santander para debatir sobre los problemas que ha ocasionado el nuevo sistema del MetroTUS, o como lo ha calificado una vecina que ha intervenido: el MetroCAOS.

En la mesa redonda estaban invitados los diferentes partidos políticos en Santander, así como la propia plataforma, la Plataforma DEBA, la Mesa de Movilidad de la Bahía de Santander y los comerciantes de la ciudad.

El debate se ha organizado en la sede cultural del Colegio de Arquitectos de Cantabria.

Ésta última opinión es especialmente interesante, ya que durante más de dos meses se han debatido los problemas que tenían los ciudadanos de la periferia para acceder al centro con este modelo y poco se ha preguntado sobre cómo afecta esto a la economía de la ciudad.

Agustín Ordejón, presidente de la Federación de Comerciantes de Santander, ha insistido en que se está “creando un problema” ya que se está dejando “una ciudad desierta”, porque en muchas ocasiones los vecinos renuncian a ir al mercado al tener que hacer, en algunas ocasiones, dos y tres transbordos.

Ordejón ha lamentado que el centro urbano esté “padeciendo” esta situación y ha puesto el foco en que no se haya afectado la línea que lleva a El Corte Inglés, considerando que esto pone, una vez más, en desventaja al comercio minorista. “No digo que los favorezcan pero sí están castigando al centro del comercio donde mantenemos muchos puestos de trabajo y no se viene a consumir”, lamenta.

PLATAFORMA DEBA: “ES UNA SEGREGACIÓN DE LA PERIFERIA”

En nombre de la Plataforma Deba ha hablado su portavoz, el arquitecto urbanístico Jesús Molinero, que ha apuntado a que la idea de “liberar del tráfico de buses el centro de Santander” ha acabado convirtiéndose en “una segregación de lo que se considera la periferia, que nos lleva a los años 40 del siglo pasado”.

“Es una visión absolutamente antigua, casposa”, denuncia Molinero, que añade que “Santander es mucho más complicado que centro-periferia” y que, en todo caso, esto no ha servido para liberar el tráfico en el centro.

“Hay que entender que Santander es una ciudad lineal y tiene varios centros”, ha añadido, preguntándose qué han pretendido desde el equipo de Gobierno con este modelo. “¿Es para ponerse una medalla de Smart city? ¿Para qué se ha hecho?”, se pregunta.

LA MESA DE MOVILIDAD PROPONE LA CREACIÓN DE UN CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES

El aforo se ha llenado de vecinos de la periferia críticos con el nuevo sistema de transporte público.

La misma argumentación ha propuesto la Mesa de Movilidad de la Bahía de Santander, cuyo portavoz, Rafa Casuso, ha apuntado a que en la capital de Cantabria “no hay un solo centro que vaya del Sardinero a Valdecilla”, sino que “existen varias líneas paralelas y varios ejes con varios núcleos de población que afectan a la movilidad.

Además, insiste en que la Bahía es “un entorno metropolitano”, por lo que la política de movilidad debería centrarse en mejorar el transporte entre Santander y los municipios colindantes y asegurarse de crear aparcamientos disuasorios que ayuden a descongestionar el tráfico de vehículos privados del centro.

“Cantabria es un caos a nivel de movilidad”, ha lamentado también, pidiendo por ello que se cree un Consorcio Regional de Transportes, “teniendo en cuenta el cambio climático”.

LA OPOSICIÓN SE COMPROMETE A “DAR MARCHA ATRÁS” EL METROTUS

Todos los concejales de la oposición han respondido a la llamada de la Plataforma Transporte Santander, a excepción del edil tránsfuga de Ciudadanos, David González y su excompañera, Cora Vielva, que confirmó asistencia pero finalmente no acudió. El partido naranja ha estado representado por su coordinador en la capital, Marcos Gutiérrez. También la secretaria de Podemos Santander, Lydia Alegría, ha intervenido en el acto público.

El equipo de Gobierno también estaba invitado a la cita, aunque desde la Plataforma lamentan que no han contestado en ningún momento la invitación.

Los representantes políticos se han sentado en la mesa de debate, que estaba decorada con bolsas de basura, que se han convertido en la imagen de las críticas contra el MetroTUS (que, de hecho, recibieron la pasada semana la nueva línea del TUS en Cueto).

Todos ellos se han manifestado en contra del modelo que insisten en que ha supuesto un “derroche” económico, y se han comprometido a “dar marcha atrás” al sistema anterior. “No basta con reconocer el error sino que hay que rectificar y dar marcha atrás. Si no, el reconocimiento de error de la alcaldesa es teatro”, ha asegurado el portavoz socialista, Pedro Casares

El portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, ha insistido en que “este modelo ha desconectado a los vecinos de la periferia de Santander”, ha asegurado que “hay que pararlo” y cree que “los más perjudicados han sido las personas mayores”, cuando la ciudad está perdiendo población joven.

En Izquierda Unida, su portavoz Miguel Saro ha recordado que “si queremos una ciudad con más población habrá que crear una movilidad adecuada y rápida”, así como una mejora en otras políticas como un parque de alquiler de viviendas o aparcamientos disuasorios para que no entren tantos coches al centro. “En materia de movilidad se ha hecho muy poco”, ha lamentado. “Se han gastado millonadas en rescatar aparcamientos y se ha hecho un MetroTUS con el que ha externalizado líneas, privatizándolas, y montando este numerito que no es más que un carril bus intermitente que solo ha servido para destruir la conexión del centro con la periferia”.

Por su parte, Antonio Mantecón, de Santander Sí Puede, ha denunciado que a la ciudadanía no se le ha preguntado ni se ha buscado un consenso” en materia de movilidad. Por ello han apostado por un diálogo constante con los vecinos para crear un nuevo modelo a través del antiguo.

Consideran que se puede ver con positivismo también la reacción que ha provocado el MetroTUS, con una manifestación que no se había visto tan multitudinaria en Santander por un tema local. Y es que, si el problema preocupa a los vecinos, éstos tomarán el timón.

“Es liberador que haya surgido esta corriente ciudadana de aquellos que no agachan la cabeza ante los problemas”, ha reconocido Tatiana Yáñez-Barnuevo, de Ganemos.

Por parte de Ciudadanos, que ya no tiene representación municipal, su coordinador en Santander, Marcos Gutiérrez, ha pedido que “se busquen soluciones sensatas”, ya que “han invertido nuestro dinero en perjudicarnos a todos”. Podemos, que no se presentó a las elecciones, ha asegurado que desde sus diputados en el Parlamento de Cantabria apoyarán cualquier medida en contra del transporte.

La Plataforma Transporte Santander ha recordado que todos los últimos sábados del mes han programado concentraciones contra el MetroTUS en la plaza del Ayuntamiento a las 12.00 horas.

LAS ESCOLLERAS DE LA MAGDALENA, A DEBATE

Este viernes, 13 abril, el Ateneo de Santander acogerá una Mesa redonda sobre los espigones de las playas Magdalena, Peligros y Bikinis.

El evento, que será de 19.30 a 21.00 horas, estará moderado por Aurelio González de Riancho, y contará con la presencia de Eduardo Manzanares, arquitecto, y miembro de Grupo Alceday Miriam García, arquitecta y urbanista, redactora del POL de Cantabria.

El domingo, a las 12.00 el Balneario de la Magdalena será el escenario de una nueva concentración de la Plataforma Salvar La Magdalena, que se ha organizado a raíz de apreciar el gran impacto visual y ecológico que se prevé que puedan causar las obras.

La plataforma, que exige la inmediata paralización de las obras y la retirada de las escolleras, se propone formar una cadena humana entre las playas Magdalena y Peligros.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas