Subir

Top

0

Dos barcos cargarán 58 contenedores con granadas en las próximas horas

15 de mayo de 2018. POR

Rastro de navegación del Bahri Hofuf, fondeado en el Abra del Sardinero a la espera de cargar 40 contenedores con munición para la guerra en el Puerto de Santander.

Dos buques cargarán 58 contenedores de 20 pies de largo con armamento de guerra en las próximas horas en el Puerto de Santander.

Además del BAHRI HOFUF, de la naviera estatal saudí Bahri, que dejó de operar en el Puerto de Bilbao por las protestas del movimiento La guerra empieza aquí e hizo su primera escala en la bahía santanderina el 8 de marzo, se encuentra ya en el Puerto de Santander el AAL KEMBLA, con bandera de las Islas Marshall y destino a Indonesia.

Según información restringida a la que ha tenido acceso EL FARADIO, el AAL KEMBLA tiene previsto cargar 18 contenedores. El martes por la mañana atracaba en el muelle 3 de Raos y por la tarde llevará acabo el operativo por parte de la empresa de estiba MARÍTIMA DEL MEDITERRÁNEO.

Fuentes portuarias explican a EL FARADIO que la mayor parte de los contenedores, de 20 pies de largo, portan munición de granadas, mientras que el resto lleva los detonadores.

Entretanto, a primera hora de este martes fondeaba en el abra de El Sardinero el BAHRI HOFUF, de la naviera estatal saudí que despertó un movimiento de protesta en el País Vasco que se ha traslado a Cantabria.

Está a la espera de operar de nuevo en el Puerto de Santander, que tiene programada la carga de otros 40 contenedores de 20 pies de longitud para el miércoles a primera hora de la mañana, en este caso mediante la empresa BERGÉ MARÍTIMA.

Al igual que el AAL KEMBLA, los contenedores preparados para el transporte también portan granadas y detonadores, en este caso con destino a Arabia Saudí.

Los colectivos sociales que se movilizan contra estas operaciones subrayan que la legalidad internacional prohibe el tráfico de armas a países en guerra como Arabia Saudí.

Por su parte, Indonesia no es un estado inmerso en conflicto bélico pero sí es una ‘zona caliente’ de terrorismo yihadista y preocupa al Centro Internacional para la Investigación sobre el Terrorismo por la presencia del al menos 22 grupos afines al ISIS. Las autoridades del país calculan que cerca del millar de terroristas están de regreso en el sureste asiático tras combatir en Siria o Irak.

Pasaje Seguro recuerda que “la presión social ha conseguido que barcos como estos no carguen en el puerto de Bilbao”, lo que ha hecho que se desvíen a Santander.

Según Pasaje Seguro Cantabria “al crimen del tráfico, se añade el posible riesgo del accidente sin control”. “No es alarmismo, en Santander si de algo deberíamos de saber es de barcos que no declaran su carga de explosivos y estallan en medio de la bahía destruyendo la ciudad, como el Cabo Machichaco”, añaden.

Por toto ello, Pasaje Seguro Cantabria ha citado de urgencia a la ciudadanía a una quedada a las 20.00 horas en el Monumento al Machichaco en Santander —en la Plaza del mismo nombre— para expresar su rechazo. “El oscurantismo con que se mueve el barco nos ha impedido organizar un acto comunicado a Delegación, pero entendemos que no podemos dejar pasar este atropello”, explica el grupo de trabajo ciudadano.

CONCENTRACIÓN DE CONDENA AL ATAQUE DE ISRAEL A CIVILES PALESTINOS

Por otro lado, esta tarde a las 18.30 horas se ha convocado de urgencia una concentración de protesta por el asesinato de más de 50 civiles palestinos y otros más de 1.300 heridos por disparos de bala del ejército de Israel en la franja de Gaza, para reprimir protestas pacíficas por el traslado a Jerusalén de la Embajada de Estados Unidos.

Será frente al Centro Cultural Doctor Madrazo de Santander, donde antes de los crímenes estaba prevista la proyección del documental ‘5 cámaras rotas’, que aborda el conflicto israelí-palestino, a las 19 horas. Pasaje Seguro también anima a acudir a esta protesta,

LA FLOTILLA DE LA LIBERTAD

En EL FARADIO DE LA MAÑANA, la fotógrafa Sandra Barrilaro, que participó en 2016 en la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza, ha denunciado la “ocupación” y el “bloqueo ilegal” de la franja de Gaza, que se prolonga por más de 12 años.

Y ha recordado que, desde el 30 de marzo, más de 100 personas han sido asesinadas y otras 10.000 heridas de bala en marchas pacíficas para reclamar el retorno de los refugiados, que es “un derecho reconocido por Naciones Unidas”. “Se manifestaban de forma pacífica y desarmadas”, ha enfatizado.

Desde el año 2010 se han organizado flotillas solidarias que “casi todas han terminado con el asalto violento en aguas internacionales por parte de la Armada de Israel“.

Aquel mismo año asesinaron a 10 personas y más de 50 resultaron heridas abordo de la embarcación turca Mavi Marmara. “Navegaban pacíficamente y simplemente querían manifestar que el bloqueo es un castigo colectivo, inhumano e ilegal”, recuerda la activista.

Paisá García dedicó esta viñeta a la situación de la Flotilla de Mujeres en 2016

En 2016 Barrilaro formó parte de la tripulación que también fue retenida por la Armada de Israel. Viajaron en un velero de 15 metros de eslora, desde Mesina hasta Gaza, un grupo de mujeres de todos los continentes, parlamentarias y la premio Nobel de la Paz norirlandesa, Mairead Maguire.

Precisamente este martes sale del puerto sueco de Göteborg la Flotilla de la Libertad, con escala en varios puertos del Atlántico, entre ellos el 13 de junio en Gijón y luego en Cádiz, para adentrarse después en el Mar Mediterráneo.

El viernes, en La Libre (Rampa Sotileza, Santander), la activista dará una charla sobre esta nueva navegación.

EXIGIR A LOS GOBIERNOS CUMPLIR LA LEGALIDAD INTERNACIONAL

Barrilaro ha reivindicado un nuevo pacifismo global, movimientos “serios, comprometidos y de no agotarse”, para “exigir a nuestros gobiernos que cumplan la Ley Internacional”.

Así, se ha referido al tráfico de armas desde el Puerto de Santander y ha recordado que España vende armas a Israel o Arabia Saudí, que “las están utilizando contra la población desarmada de Yemen”.

“No sabemos ni qué está ocurriendo allí, ni en Palestina, ni en otros sitios en los que no tenemos la más remota idea”, ha denunciado, al tiempo que asevera que “si las guerras se alargan en el tiempo o surgen conflictos diferentes es porque las armas hay que venderlas”.

Un fenómeno “mundial”, en el que “los gobiernos son cómplices porque hay intereses creados

Por este motivo aboga por un “cambio de mentalidad” en el mundo y una “evolución” para que “los políticos estén al servicio de la ciudadanía“.

En su opinión “los ciudadanos no creamos las guerras; son los intereses”, por lo que “no podemos seguir permitiendo estas cosas y siendo cómplices”, desde una Europa en la que “vivimos en una balsa de aceite” mientras “todo alrededor… fíjate cómo está”.

 


Frunfo Films

Empresas Amigas