Subir

Top

0

Sí Se Puede Laredo traslada a la Fiscalía el impago de la deuda de la constructora Proinasa

22 de mayo de 2018. POR

El grupo municipalista Sí Se Puede Laredo ha denunciado ante la Fiscalía Superior de la Comunidad Autónoma el impago de la deuda que la empresa PROINASA (Promociones Inmobiliarias Nates S.A.) tiene con el Ayuntamiento de Laredo.

Apartahotel levantado en el terreno que dio el Ayuntamiento para «compensar» a PROINASA

La deuda es consecuencia de una permuta ilegal de hace 31 años, cuando en sesión plenaria de 23 de marzo de 1987, se acordó permutar esta parcela calificada como “sobrante de vía pública” y situada en el puerto de Laredo, propiedad de PROINASA, por unos terrenos edificables del Ayuntamiento de Laredo, en la playa Salvé.

La permuta salió adelante con el voto de calidad del  entonces alcalde Juan Ramón López Revuelta (PSOE, padre del actual regidor), al quedar empate a ocho votos. Después de años de apelaciones, la Sala de lo contencioso-administrativo del TSJC fijaba, hace 13 años, definitivamente que PROINASA debía abonar al Ayuntamiento de Laredo la cantidad de 1,7 millones de euros. en concepto de principal, cantidad que se ratificó en la ejecución de la sentencia de Tribunal Supremo del 15 de diciembre de 2008, a la que había que sumar los intereses correspondientes.

Sin embargo, Sí Se Puede Laredo llama la atención sobre que «a pesar de ser una sentencia tan rotunda, los distintos gobiernos municipales han dado largas a su ejecución».

Tal y como relatan, Sí Se Puede Laredo comenzó a solicitar información sobre esta «cuantiosa»
deuda cuando no llevaba ni un año en el ayuntamiento, en noviembre de 2015, fecha en la que el alcalde presentó un convenio con esta empresa, que pretendía saldar la deuda a través de una permuta de terrenos.

A la agrupación Sí Se Puede Laredo aquel convenio le pareció «totalmente lesivo» para las arcas municipales, porque se renunciaba a cobrar en metálico tan elevada suma, «tal y como obligaba la sentencia».

Han pasado casi tres años y el gobierno socialista de Laredo sigue sin mostrar interés en que los ingresos municipales aumenten, cobrando esta deuda millonaria, sobre todo en un momento en que este ayuntamiento tiene que afrontar importantes gastos para ejecutar el derribo parcial del edificio apartotel Tenis, por cuya construcción fue inhabilitado judicialmente el alcalde Juan Ramón López Revuelta, padre del actual alcalde.

Con los documentos que ha presentado a la Fiscalía, Sí Se Puede Laredo pretende que se esclarezcan hechos tan importantes como «por qué no se procedió a la providencia de apremio para el cobro de la deuda, un procedimiento que este Ayuntamiento utiliza siempre para el resto de los vecinos cuando no pagan sus deudas».

Sí Se Puede Laredo cree que «las sentencias están para ser cumplidas siempre y con mucha más razón cuando la inejecución lleva lesionando durante décadas las arcas municipales, que es  donde está el dinero de todos».

LA SENTENCIA

La sentencia que condenó a Proinasa es firme por sentencia del Tribunal Supremo de 29 de mayo de 1999 y en un incidente de ejecución de sentencia, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria fijó el 31 de marzo de 2005, hace 13 años, que Promociones Inmobiliarias Nates S.A. debía abonar al Ayuntamiento la cantidad de 1.778.319,57 euros.

El origen de la deuda se remonta a los años 80, cuando era alcalde López Revuelta, padre del actual regidor, Juan Ramón López Visitación.

Una de las parcelas con las que la constructora PROINASA pretende saldar su deuda con el Ayuntamiento || FOTO: SSPL

Fue a partir de una permuta, un intercambio de terrenos entre el Ayuntamiento y PROINASA. En este caso lo que sucedió fue que se aprobó un Plan General de Ordenación Urbana que impedía que la empresa construyera en una parcela en Laredo.

Y lo que hizo el Ayuntamiento fue compensarla ofreciéndole un terreno en la zona de playa, un terreno que pertenecía al Consistorio y sobre el que sí se podía edificar.

Al Tribunal Supremo ya le llamaron en su momento la atención dos cosas: la “celeridad” del Ayuntamiento “digna de ser utilizada en el resto de actuaciones municipales” y el hecho de que el equipo de Gobierno decidiera esa permuta sin que lo reclamara el propio constructor.

Además, la permuta se concibió como una indemnización en lugar de como un intercambio, y no cumplió el requisito necesario para un intercambio, y es que los bienes sean equivalentes.

Porque aquí se intercambió un terreno en el que no se podía construir por uno en el que sí, un sitio en el que el Ayuntamiento construyó un parque por otro en el que se instaló un Apartahotel que, por tanto, suponía beneficios extra a la empresa.

Para ello, además, se le dio una licencia que luego resultó anulada también, porque no se ajustaba al suelo sobre el que se levantó el apartahotel.

Juan Ramón López Visitación sustituyó a su padre en las listas socialistas de las últimas elecciones (mayo de 2015) al estar su progenitor imputado en un caso de corrupción urbanística en Castro Urdiales y como ordenaba el código ético del PSOE.

López Revuelta ya había sido condenado a 6 años de inhabilitación por sentencia del Tribunal Supremo en el año 1994, en su primera etapa de alcalde y cuando era diputado regional, por un delito de prevaricación en otro asunto urbanístico. Luego fue indultado por el Gobierno durante la última legislatura de Felipe González.

De padre a hijo también pasó la sociedad PROINASA (Promociones Inmobiliarias Nates, S.A.) al fallecer Raúl Nates. Ahora es su heredero, Cesar Nates, el que está al frente de los negocios familiares y además es el presidente de la Cofradía de Pescadores de Laredo.


Frunfo Films

Empresas Amigas