Subir

Top

0

Preguntar No Es Delito: La sentencia ratifica lo que siempre defendimos

28 de mayo de 2018. POR

||por PREGUNTAR NO ES DELITO||

Desde la asamblea de Preguntar No Es Delito mostramos nuestra satisfacción por que, después de cuatro largos y duros años, una sentencia judicial haya ratificado lo que siempre defendimos y todo nuestro pueblo sabía: que después de impedírsenos injustamente el acceso a la universidad pública, llevamos a cabo una legítima protesta en defensa de la Educación Pública; que ‘preguntar no es delito’.

Los acusados por Preguntar No Es Delito, al término del juicio

Ha quedado igualmente evidenciado que hemos sufrido un montaje político-judicial que ha amenazado con destruir nuestras vidas durante demasiado tiempo.

Sentimos alivio por no haber engordado la lista de personas que en todo el estado español están siendo perseguidas, encarceladas o que han tenido que abandonar su tierra, entorno, familia, amigos… con una motivación más política que jurídica.

Mucha gente ha acogido con ilusión esta sentencia, también en lo que se refiere a la Justicia. Si bien supone un atisbo de independencia por contradecir a sectores muy poderosos de nuestra sociedad, lo cierto es que si la Justicia fuera realmente independiente nunca habríamos llegado hasta aquí, y que si fuera justa y no dejara espacios de impunidad serían ahora los testigos que han incurrido en falso testimonio o en falsedad documental por presentar facturas manipuladas para incriminarnos, quienes serían perseguidos de oficio.

Queremos preguntar en voz alta una vez más cuál sería nuestra situación si no hubieran aparecido unos vídeos que permitieron contrastar las versiones de todo un –entonces- presidente, su gabinete y escolta policial, a la que se otorga el principio de ‘presunción de veracidad’, y por la que inicialmente se nos imputaron hasta 42 años de cárcel en total. Es injusto el sistema que privilegia a la parte más fuerte y que siquiera le exige responsabilidad con la verdad.

El dinero público debiera destinarse, por ejemplo, a reducir las ratios en las aulas de la educación pública cántabra, y no en pagar presuntas reparaciones de coches que no lo requieren realmente. Ni en pagar a nadie su educación privada, ni en perseguir a quienes defendemos legítimamente la pública.

Para acabar, queremos enviar un abrazo enorme de agradecimiento a toda la gente que ha estado a nuestro lado, que ha defendido la verdad y que con su solidaridad ha facilitado que prevalezca. Lo celebraremos como es debido.


logo_nexus4

Empresas Amigas