Subir

Top

0

Real defiende que no hay ilegalidades en el SCS y la oposición reclama su dimisión

6 de junio de 2018. POR

La consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real, ha defendido la gestión en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) este miércoles en el Parlamento de Cantabria, en una comparecencia a petición propia ante la Comisión de Sanidad para presentar el informe que se ha llevado a cabo tras las denuncias de la jefa de Contratación del SCS por presuntas irregularidades.

Real ha defendido que el informe ha percibido una serie de “irregularidades” que ha achacado a “errores administrativos” que “habría que trabajar por evitar”, pero ha negado que se trate de delitos o ilegalidades.

María Luisa Real presentando el informe en el Parlamento de Cantabria.

En el informe se han determinado «incidencias» contractuales y señala que podría haberse incurrido en un fraccionamiento “indebido” de contratos en la ampliación del Hospital Virtual Valdecilla y en la compra de 22 ecógrafos para los centros de salud.

Real afirma que un fraccionamiento de contratos, como los que señala el informe de la Inspección Sanitaria en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) “no siempre es constitutivo de delito y mucho menos de corrupción”, y depende de si son decisiones “arbitrarias” o no.

De hecho, ha asegurado que la prueba de que «no hay nada» es que la Interventora General también tuvo conocimiento de las denuncias y «no hizo nada». «No dudo de que si hubieran visto ilegalidades habrían realizado las gestiones correspondientes», ha matizado.

También ha criticado que todo se trata de un “numerito” del PP, ya que considera que “necesita distraer la atención de sus propios problemas partidistas”, por lo que recurren a “crear otros escándalos”.

También ha señalado que esta “problemática del fraccionamiento de los contratos no es exclusiva del SCS”, ya que “basta con mirar los boletines oficiales y portales de transparencia para darse cuenta de ello en todas las Administraciones y en todo el Servicio Nacional de Salud”.

El caso se ha saldado con las dimisiones del gerente del Servicio Cántabro de Salud, Julián Pérez Gil, y del subdirector de Gestión Económica e Infraestructuras, Francisco Javier González Gómez que, en la Comisión del Parlamento, negaron que hubiera ningún problema en la empresa pública.

El caso ha provocado que el pleno parlamentario apruebe crear una auditoría sobre la gestión de los contratos de la empresa pública que, posteriormente, se ha extendido a 2011 para analizar también aquellos en la época de Gobierno del Partido Popular.

LA OPOSICIÓN REITERA SU PETICIÓN DE DIMISIÓN.

En la oposición, los tres grupos parlamentarios han coincidido en volver a pedir la dimisión de la consejera de Sanidad.

El diputado del grupo parlamentario Popular, Iñigo Fernández, ha lamentado la “falta de explicaciones” de Real y cree que la titular de Sanidad “no puede seguir ni un día más”. “Está metida en un buen problema, porque su comportamiento entre el 8 de febrero y el 25 de abril, no tiene justificación”.

Para el diputado del Partido Popular, Real está “contaminada” por la actuación de los dos responsables del Servicio Cántabro de Salud que tuvieron que dimitir hace unos días tras destaparse este escándalo. “Usted los nombra, usted consiente y usted maniobra para tapar las irregularidades”, apunta, que cree que “pueden ser la punta del iceberg”.

El diputado de Podemos, Alberto Bolado, ha  insistido en la  Comisión de Sanidad del Parlamento de Cantabria que el que Real se siga aferrando a su puesto “contribuye a que la polémica continúe”.

Bolado ha criticado que la consejera reconozca la existencia de actuaciones irregulares de anteriores gobiernos, pero en vez de denunciarlas “ni siquiera se han cuestionado con la idea de que si no se destapaba lo mal hecho por el Partido Popular, nadie destaparía lo suyo”.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Ciudadanos Cantabria, Rubén Gómez, ha criticado la “máxima irresponsabilidad” de la consejera de Sanidad en la gestión de la crisis desatada tras la denuncia de la jefa de Contratación del SCS.

“Si no le obliga el presidente de Cantabria usted no abre ese expediente de investigación”, ha subrayado Gómez, que ha acusado a Real de haber “pretendido engañar a este Parlamento y a los cántabros ocultando posibles irregularidades”. “Esto debería llevar a que presente su dimisión”, ha sentenciado.

Gómez ha puesto en duda que si este asunto no llega a salir a la luz pública ni existiría “el informe que tenemos encima de la mesa”, ni se habría producido la comparecencia de la consejera de Sanidad en el Parlamento ni tampoco estos hechos hubieran llegado a la Intervención General y a la Fiscalía.


logo_gil

Empresas Amigas