Subir

Top

0

Cantabria quiere acoger refugiados del Aquarius

12 de junio de 2018. POR

El Gobierno de Cantabria está dispuesto a colaborar en la acogida de los refugiados a bordo del barco ‘Aquarius’,  de la ONG Médicos Sin Fronteras, al que las autoridades italianas niegan entrada en sus puertos y que el Ejecutivo central se ha ofrecido a acoger.

El Aquarius

Así se lo ha trasladado el presidente, Miguel Ángel Revilla, al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, con quien ha contactado por teléfono para darle a conocer que la Comunidad Autónoma está en condiciones de acoger a una parte proporcional de estos emigrantes. En total, son 629, entre ellos un centenar de niños, huyendo de Libia.

El Ejecutivo cántabro recuerda que puede contribuir a una solución de esta crisis humanitaria porque cuenta con un Plan Integral de Atención a Personas Refugiadas, que puso en marcha en 2016 (si bien acabó sacando a subasta La Pereda, el lugar en el que quería alojarles).

En aquel momento y ante la posible llegada de refugiados sirios, que finalmente no llegó a producirse, ya tuvo la oportunidad de coordinar recursos de las diferentes consejerías, con la colaboración de las ONGs y la disposición de muchos ciudadanos.

En su conversación con Borrell, Revilla ha subrayado la voluntad de Cantabria de facilitar la llegada e integración de las personas que en este momento se encuentran a bordo del ‘Aquarius’ y ha considerado “valiente e ineludible en un país respetuoso con los Derechos Humanos” la decisión del Gobierno de España de facilitar su acogida.

El presidente ha recalcado además la necesidad de que la Unión Europea adopte también “decisiones valientes” frente a situaciones como la que en estos momentos están viviendo los 629 emigrantes en aguas del Mediterráneo.

Sobre el terreno, el Aquarius llegará a Valencia con el apoyo de dos barcos militares italianos en la travesía, después de que fueran aprovisionados con alimentos (tras varios días sin poder atracar, se les estaban acabando los víveres, como advertía a bordo la periodista cántabra, de RNE, Sara Alonso).

 

La petición de acogida por parte del Gobierno central ha sido saludada por colectivos como Pasaje Seguro Cantabria, muy activo en la sensibilización sobre la situación de los refugiados.
Y que se hiciera en Cantabria, como ya venían trasladando respecto a sus propios territorios, otras comunidades autónomas y ciudades de todo el país como Madrid o Barcelona, era un deseo que había trasladado ayer Izquierda Unida en Cantabria: “No puede ser que al Puerto de Santander lleguen las armas con destino a países en guerra, pero no podamos acoger a quienes huyen de esas guerras: participamos de las causas pero no hacemos nada para paliar los efectos y mucho menos para remediarlo en origen”, argumentaba Leticia Martínez, quien incidía en que se trata de una “deuda moral” de Cantabria.

Y se están sumando ayuntamientos como Camargo, mientras que Equo recordaba que en Miengo aprobaron una declaración como municipio de acogida y en Santander el portavoz socialista Pedro Casares pedía que se hiciera.


logo_nexus4

Empresas Amigas