Subir

Top

0

“Los que no hemos andado por el camino blanco somos más fuertes”

1 de julio de 2018. POR

Discurso de Oscar Allende en la entrega del premio Aleguita 2018 a EL FARADIO, tras la primera manifestación de la historia del movimiento LGTBI por las calles del centro de Santander.

Estamos muy contentos de recibir este premio, y de hacerlo, además, después de la manifestación.

Cuando montamos El Faradio queríamos cambiar la agenda informativa.

Y eso, en el plano LGTBI, pasaba por dar visibilidad a referentes, y por dar prioridad a la denuncia a situaciones de odio e intolerancia. Cuando han pasado, en El Faradio han sido PORTADA.

Hemos hablado mucho de las agresiones a gente del colectivo: la pareja de Torrelavega, o Jaime Ferreiro, Jimmy, el menor que fue agredido a la salida de un concierto tan sólo por estar con su pareja, y que luego ha sido muy valiente contándolo y animando a denunciar.

Nos preocupa esa intolerancia, ese odio que lleva, y nos preocupa toda la parte que no se conoce, que no se denuncia, que queda impune.

Y pensamos que a veces el puño que te golpea ha empezado a moverse muchos años antes: en el instituto, con todos esos chavales que oyen risas, insultos; en el trabajo, con esos chistes, esos cotilleos; en los grupos de whassap, en las redes sociales…

El problema es que se confunden las palabras: se confunde lo frecuente con lo normal, y lo normal con lo correcto. Y eso lleva a pensar que si algo no sucede mucho, es porque está mal.

Y es al revés, tenemos que darle la vuelta: lo normal, lo frecuente y lo correcto es estar del lado de la convivencia, del respeto. En eso estamos, cada vez más, la mayoría.

Lo raro, lo anormal y lo que está mal es el odio, la intolerancia. Hay una minoría ruidosa que nos quiere imponer su intolerancia,  ENTRE INSULTOS Y A HOSTIAS.

Tenemos que darle la vuelta a las cosas: el cobarde no es el que sufre el acoso, el cobarde es el acosador. Valiente es el que lo sufre y valiente  es el que les defiende: eso es lo que tenemos que cambiar, conseguir que la manada silenciosa pase de callar a denunciar la intolerancia.

Porque el acoso escolar no es sólo un problema de los institutos: hay toda una cultura del bullying a la que no son ajenos los adultos: las etiquetas, los insultos, las risas a costa del físico, el desprecio al que piensa diferente…

Eso crea un caldo de cultivo, que está muy presente en el debate público. Ese sectarismo es el que amenaza con romper nuestra convivencia, con arruinar nuestra libertad, porque se empieza con la etiqueta y se acaba con el ataque.

Por eso tenemos que hacer un esfuerzo más para demostrar donde está la mayoría. Hacer ver que el que lo sufre no está solo y ser entre todos su red de apoyo, hacer ver que el que lo denuncia está haciendo lo correcto, y hacer ver que quien acosa es quien se merece el reproche social. Tenemos que dar ejemplo, tenemos que ser mejores.

Además, tenemos una ventaja: los que somos distintos, a los que nos decían mal las horas de los partidos de fútbol en el equipo, los que sabíamos que era mejor no bajar al recreo porque venían las pintadas en los libros o los insultos y los gritos, los que no hemos andado por el camino blanco, resulta que al final, somos más fuertes. Y podemos poner toda experiencia al servicio de otros.

Estamos a punto de poder acabar con todo esto: lo supimos cuando vimos la plaza del Ayuntamiento llena defendiendo la diversidad frente al bus del odio, cuando hemos visto a tanta gente joven el pasado 8 de marzo… Estamos a punto, por eso tenemos que hacer el sprint final.

Pero ya sabemos que en cuestiones de convivencia no podemos relajarnos nunca: lo vemos con el auge de los mensajes racistas a raíz de la llegada de refugiados y migrantes, con las justificaciones a las violaciones.

Otras luchas en la que tenemos que estar, porque esa es nuestra fuerza, demostrar quien es el normal, quien está por el respeto, y eso se consigue SUMANDO voces, contra la persecución sindical, contra la precariedad que nos ahoga.

En eso nos vais a tener siempre al lado, gente de ALEGA.

Pero bueno, como tampoco nos queremos poner intensos, recordamos que esto también es una celebración, por aquellos que lucharon antes, por todos los que hace décadas estabais en ALEGA en los años mas difíciles, y para ponérselo mejor a los que vengan después.

¡Feliz Orgullo!


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas