Subir

Top

0

La “tortura” a los santanderinos lleva a la segunda manifestación contra el MetroTUS

9 de julio de 2018. POR

Manifestación contra el MetroTus el 16 de marzo

La Plataforma Transporte Santander ha convocado la segunda manifestación contra el MetroTUS el próximo jueves 19 de julio, a las 20 horas, en la jornada previa al inicio de la Semana Grande de Santiago, que empieza el viernes 20.

Una de las organizaciones que se integra en la plataforma, la Asociación de Vecinos (AVV) Los Arenales de Castilla-Hermida, explica a través de su perfil en Facebook que casi seis meses después de la puesta en marcha del MetroTUS “lo único que seguimos percibiendo es retraso, trastorno, confusión y un lío monumental entre los usuarios con los enlaces entre lineas”.

Todo después de “innumerables cambios” en lineas, recorridos o “supuestas horas punta”, que han convertido el autobús municipal en “una tortura que ya dura demasiado y que los vecinos de esta ciudad y los usuarios del TUS no nos merecemos”.

En la única manifestación que han convocado hasta la fecha, el pasado 16 de marzo, más de 5.000 santanderinos protestaron contra el nuevo modelo de transporte municipal que puso en marcha el equipo de Gobierno del PP el 1 de febrero, en la mayor movilización frente a una política municipal que se recuerda en la capital cántabra.

El conocido MetroTUS es un sistema basado en un carril reservado para los autobuses municipales (aunque ha evolucionado hasta permitir la circulación de taxis, motos y vehículos especiales como las ambulancias), que como novedad ponía en marcha una Línea Central (LC) entre dos paradas concebidas como intercambiadores (Valdecilla y El Sardinero) de líneas que recorren los barrios periféricos.

Así, para los vecinos que usaban el autobús para desplazarse hasta el centro, el MetroTUS supuso el inconveniente de tener que hacer transbordos en Valdecilla o El Sardinero, porque las líneas de Peñacastillo, San Román, Monte o Cueto pasaron a finalizar en esos intercambiadores.

El movimiento de protesta está tan extendido que incluso el autor del himno popular de la ciudad, Santander la Marinera, ha compuesto una canción de protesta. Incluso ha llegado al prime time de televisión, de la mano del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cuyo partido, el PRC, está en la oposición en el Ayuntamiento.

El MetroTUS es un proyecto desarrollado en la Universidad de Cantabria, a petición del Ayuntamiento de Santander en época del anterior alcalde, el exministro Íñigo de la Serna, y bajo la supervisión del equipo de Gobierno del PP, que lo puso en marcha con la alcaldesa Gema Igual, que relevó a De la Serna cuando se marchó al departamento de Fomento del Gobierno de Mariano Rajoy.

Entre los aspectos más polémicos del nuevo modelo de Transporte Urbano de Santander (TUS) está el elevado coste, que incluye un modelo de renting de autobuses articulados a la concesionaria que,  sumado al gasto en la propia construcción del carril y los intercambiadores, supone una cantidad global de 7 millones de euros.

SIN RECTIFICACIÓN, SÍ CAMBIOS QUE SON CONSIDERADOS PARCHAZOS

A pesar de que la alcaldesa, Gema Igual (PP), ha admitido que el modelo no funciona, que ha sido un error y que si volviera atrás en el tiempo no volvería a ponerlo en marcha, lo cierto es que sólo se ha reunido dos veces en más de cinco meses con la Plataforma Transporte Santander (que aglutina a las asociaciones de vecinos y colectivos más críticos con el MetroTUS) y ha evitado rectificar.

De hecho, han sido numerosos los ajustes y cambios en las líneas, las frecuencias y los horarios, para tratar de remediar el incremento en el tiempo de viaje para muchos viajeros, que era lo contrario de lo que supuestamente perseguía la implantación del nuevo modelo.

El equipo de Gobierno del PP justificó la última gran modificación en los recorridos de las líneas con la implantación del horario de verano, el pasado 1 de julio. Entre otras, la línea 3 (Peñacastillo, que llegó a reunir 6.000 firmas contra el MetroTUS), recuperaba su recorrido tradicional por el centro de la ciudad, así como otras mejoras en los autobuses que conectan la periferia con el centro.

Además, los autobuses articulados de la LC cambiaban su uso: de ser empleados para la conexión entre intercambiadores, para teóricamente agilizar los tiempos, pasaron a reforzar el recorrido entre Cazoña y las playas (el trayecto que cubren las líneas 1 y 2).

Han sido reiteradas las peticiones de vuelta al 31 de enero, al modelo anterior, también en el Pleno del Ayuntamiento de Santander, donde el PP ha evitado que prosperen las mociones de la oposición por el apoyo a la minoría del PP (13 de 27 concejales) del edil tránsfuga de Ciudadanos, David González.

 

 


logo_nexus4

Empresas Amigas