Subir

Top

7

Revilla toma medidas contra la hiperpresencia mediática de Pablo Zuloaga

19 de julio de 2018. POR

En la imagen inferior la composición de la mesa en la reunión con la ministra Batet preparatoria de la visita a Moncloa de Revilla el día 31 de julio; arriba la foto difundida por el Gobierno de Cantabria, sin el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga.

Los secretarios generales del PRC y del PSOE son socios de Gobierno pero adversarios políticos. Por obvia que resulte la afirmación, hasta hace un año esta batalla se daba por perdida en la anterior dirección socialista, que se conformaba con estar en el Gobierno aunque el coste fuera la fuga progresiva de votantes socialistas al PRC.

Los socialistas empezaron la relación en 2003 con 13 diputados, por 8 del PRC de Miguel Ángel Revilla. Para entrar por primera vez en el Gobierno regional le entregaron la presidencia al ya entonces veterano político regionalista. En las últimas elecciones de 2015 el PSOE se quedó en 5 diputados y menos de 45.000 votos, mientras que el PRC superaba los 96.000 y obtenía 12 escaños. Y hasta este último mes de junio que ha cambiado tantas cosas nadie, con datos o sin ellos, discutía que Revilla fuera a ganar las próximas elecciones del 26 de mayo de 2019.

El PRC se había fundido con el PSOE, después de 8 años en el Gobierno (2003-2011) y cuatro en una oposición poco diferenciada entre ambos frente a la mayoría absoluta del PP. Y así seguía la vida política de la comunidad autónoma hasta la pequeña revolución interna de las primarias del PSOE, en las que fue derrocada la dirección del viejo PSOE y apareció en la vida pública el nuevo secretario general. El día del Carmen acaba de cumplirse un año de aquello.

En junio, consolidado como candidato a la Presidencia de Cantabria por el PSOE, Zuloaga pasó a ser Delegado del Gobierno de Pedro Sánchez con fecha de caducidad, porque en el mes de abril tendrá que cesar para encabezar la lista socialista.

La noticia cogió por sorpresa a Miguel Ángel Revilla, que había gestionado hasta entonces con superioridad y sin concesiones la irrupción de un nuevo liderazgo en su socio. La política cántabra se puso a recalcular como el Maps cuando cogemos una salida que no está prevista en la ruta y poco a poco fue avistando el movimiento táctico de Zuloaga.

Ha pasado de la debilidad del recién llegado a la primera línea de la política a estar al frente de las fuerzas de seguridad en el suceso de Turieno. De no ser nadie a ser la tercera autoridad de la comunidad autónoma y estar siempre en el protocolo institucional.

Acompaña a las ministras en la UIMP o interviene si están ausentes. Es la sombra del presidente en un acto con donantes de sangre. Recibe en la Delegación del Gobierno a los colectivos sociales. Recibe las peticiones de los ayuntamientos de Cantabria para el Gobierno central. Su agenda es hiperactiva, su presencia mediática también.

Esto no se le escapa a nadie y menos a sus adversarios políticos. En especial a Miguel Ángel Revilla, que no está cómodo. Ha pasado de poder navegar hasta mayo de 2019 como comentarista de la actualidad a tener una crisis por un comentario cuñado en Twitter sobre la fuga del individuo atrincherado en una vivienda de Camaleño.

Para “chapuza total” su tuit. Un responsable institucional no puede criticar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado en directo. Habrá tiempo de evaluar la actuación y de ser críticos si no se han hecho las cosas correctamente. Pero con un Guardia Civil en el quirófano por heridas de arma de fuego y otros 100 agentes arriesgando su vida no era el momento. Y lo puso peor cuando en televisión nacional insistió: “algo se ha hecho mal para que haya un tipo armado suelto por ahí”.

Frente a esto Zuloaga abría telediarios junto al Teniente Coronel Castillo, dando explicaciones en directo siguiendo sobre el terreno el operativo desplegado, recordando por momentos al exalcalde de Santander y exministro de Fomento, Iñigo de la Serna, hábil en la disciplina de la comunicación de crisis.

Zuloaga hace sombra a los dos. Es ingeniero (y más joven) como un De la Serna desubicado tras perder el Gobierno y un Ministerio de Fomento al servicio de su propaganda en Cantabria. Con Revilla, además, contrasta su diferencia de edad, 40 años, y activa la necesidad de un relevo generacional.

En la fotografía del encuentro Batet-Revilla publicada por El Diario Montañés, caras de pocos amigos, un extra con escudo de la Policía Nacional y bandera de España y de fondo, tapado, Zuloaga. Foto de Javier Cotera.

Populares y regionalistas han empezado a tomar medidas. El PP solo habla del AVE y las infraestructuras eran la primera preocupación de solo el 0,2% de los cántabros la última vez que preguntó el CIS, antes de las últimas elecciones de 2015. El PRC ha ensayado una misión casi imposible y que se puede volver en contra: intentar sacar a Zuloaga de la foto.

En la reunión con la ministra de administraciones públicas, Meritxell Batet, Revilla forzó la presencia en la mesa de su jefe de Gabinete, Guillermo Blanco. Los jefes de gabinete no salen en las fotos institucionales de despacho, lo hacen los representantes públicos. El objetivo era crear un número impar y que Revilla estuviera en el centro, el lugar que quiere y que, visto lo visto, necesita.

Lo normal es que hubieran estado el delegado del Gobierno y la ministra, junto al presidente del Gobierno y su consejero de Presidencia. Y sin embargo el Gobierno difundió una foto en la que recorta a Zuloaga y no al jefe de Gabinete del Presidente. Revilla no está cómodo y las consecuencias de un animal político amenazado pueden ser imprevisibles.

Comentarios

  1. Rodrigo

    Revilla no hace comentarios “cuñaus” El es uno de los mayores cuñaUs del reino

  2. Cristina Pereda Postigo 13696279D

    Ha encontrado en el Delegado del Gobierno un contrincante que le hace sombra y que está teniendo una visibilidad que a él ni le gusta ni le interesa y por si fuera poco Pablo Zuloaga es el Secretario General del PSOE y será el candidato a la Presidencia del Gobierno de Cantabria. Demasiado todo junto para Revilla

  3. Quod discis tibi discis

    Es ridícula y casi bochornosa la nada disimulada y embelesada simpatía que siente El Faradio por el “nuevo” PSOE cántabro.No hay defensa posible de un periodismo de calidad y riguroso con semejante cercanía al poder. Me alegro enormente de no haberme suscrito a este pequeño medio de comunciación presuntamente alternativo e independiente.Estuve a punto de hacerlo. Entre los enjuagues con los partidos políticos de siempre y el compromiso para con sus socios, han elegido estar de lado de los primeros y no con los últimos. Una pena.

  4. Faradiadas

    El Faradio está apostando una vez más (Gorostiaga sabe lo que digo) al caballo equivocado. Por mucho que Zuloaga enseñe la dentadura desde la delegación del gobierno por un despliegue de la guardia civil efectivamente chapucero, es un persinaje patético cuyo ‘logro’ más evidente es Mañanes y salir de romería. No es que el PSOE anterior fuera maravilloso, pir eso tiene 5 diputados, pero puede bajar más, sobre todo si se cree que un delegado del gobierno tiene derecho a la foto de vipresidente sin serlo o por ser un secretario general de zarzuela barata.

  5. Euskalherriego

    ¿de que planeta viniste???? La gestión del suceso de Turieno ha sido penosa. La gente entiende que Revilla dijo lo que siente la población de Cantabria y el del ¨lugar de los agujeros¨ no puede ganar ni un voto defendiendo eso.

  6. Untal

    Ciertamente, es un error de Revilla. Lo que más perjudica a Zuloaga es su sobreexposición a los medios, porque lo hace muy mal. Lenguaje corporal pésimo, sonrisa excesiva, ese empeño en rodearse de un séquito que se nota demasiado que han sido adiestrados para posar con el líder y darle la personalidad que no tiene…

  7. Equidistancia mis co...

    Interesante, pero demasiada intoxicación de opinión personal con el temita de la chapuza, que tampoco viene mucho a cuento. Se nos ve el plumero.


logo_escena_miranaque

Empresas Amigas