Subir

Top

0

Mujer, precaria y del sector servicios: el “agonizante” mercado laboral cántabro

2 de octubre de 2018. POR

En septiembre, el número de personas registradas en las oficinas del paro en Cantabria subió en 1.602, lo que supone un 4,8% más que en agosto y convierte a la comunidad autónoma en la segunda con mayor subida después del país.

El sector servicios concentra la subida del paro, mayor entre las mujeres (Foto: Carlos Atienza)

En todo el país ha subido el paro también, pero un 0´64%, muy a distancia del casi cinco cántabro. En total, en Cantabria hay 34.432 parados.

Y eso que ya agosto había finalizado con descenso también, al extinguirse a final de mes de golpe los contratos del período veraniego. El 93,95% de los nuevos parados (casi 1.500 personas) vienen del sector servicios. El 94% fueron trabajos temporales, y de ellos hasta un 36% fueron por contratos de menos de siete días.

Cantabria va, además, a la contra de la tendencia nacional: en toda España aumentó un 21,8% la cantidad de contratos firmados, y en nuestra comunidad cayó un 1,7%, y también se firmaron menos que en el mismo mes del año anterior.

También van a la contra de la media estatal las afiliaciones a la Seguridad Social, es decir, las personas en disposición de trabajar: en toda España suben un 0.12, aquí caen un 2%.

El interanual (la comparativa con el mismo mes del año pasado), es, aunque positivo, menor (ligeramente) que el nacional: España crea empleo a un ritmo de 2,87% y Cantabria de solo un 2,31%.

Para Comisiones Obreras, tenemos un mercado laboral “agonizante” en el que ya “no se puede soportar la ausencia de políticas efectivas de creación de empleo de calidad”, según describía su secretaria de Empleo, Laura Lombilla, quien habla de “parálisis política” en materia de laboral y urge a elaborar un plan “que aborde las crisis estructurales de nuestro mercado: temporalidad, estacionalidad, precariedad, extrema dependencia del sector servicios…”.

El panorama confirma, según Julio Ibáñez, secretario de Empleo de UGT, una comunidad “cada vez más dependiente de un empleo muy precario y temporal y muy dependiente del turismo y de épocas muy determinadas del año”, lo obliga a afrontar “de una vez por todas” un cambio de modelo productivo. «Cada vez nos asemejamos más a autonomías eminentemente turísticas como Islas Baleares”, aseveraba.

Tanto UGT como Comisiones Obreras llaman la atención sobre cómo la precariedad es cada vez más femenina: de las nuevas personas registradas en el paro en septiembre, el 66,29% corresponde a mujeres y en el total de parados, el 56,36%, dos puntos más que en septiembre de 2017. Cantabria es la cuarta comunidad con más paro entre las mujeres jóvenes, menores de 25%, con casi un 40% de desempleo.

CEOE ORGANIZA UNA JORNADA PARA RECABAR SOLUCIONES AL EMPLEO EN CANTABRIA

CEOE Cantabria ha anunciado que el próximo 15 de octubre ha organizado un encuentro con expertos y representantes de la sociedad para analizar la situación y recoger propuestas de medidas correctoras después de que los datos de paro registrado publicados en los últimos meses “muestren una situación que evoluciona peligrosamente sin que nadie parezca dispuesto a asumir el control”.

El presidente de la patronal, Lorenzo Vidal de la Peña, remarcaba que “necesitamos dejar de hablar de proyectos estrella que pueden llegar o no y comenzar a trabajar en serio y con las empresas que ahora existen aquí sobre la estructura de la comunidad en cuestiones como formación para el empleo y diseño de políticas realistas de apoyo”.

JORNADA CONTRA LA PRECARIEDAD

Precisamente la precariedad centra un acto que se celebrará este miércoles 3 a las 19.00 horas en el Parlamento de Cantabria, organizado por varias asociaciones religiosas (como Cáritas, Confer y HOAC) y ligado a la celebración, el 7 de octubre, de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

Las asociaciones promueven un manifiesto que denuncia como “nuestro injusto marco laboral y social desplaza y descarta a millones de personas del acceso a un trabajo digno”, refiriéndose al fenómeno de la “pobreza laboral”, personas que pese a tener trabajo no pueden tener una vida digna. El manifiesto urge a adoptar políticas en contra de la precariedad, y también a visibilizar a las empresas que realicen buenas prácticas al respecto.

REACCIONES POLÍTICAS

Para el PP, los datos “dejan claro que el Gobierno PRC-PSOE es desastroso para el mercado laboral de Cantabria y que es urgente un cambio de rumbo total en las políticas económicas y de fomento del empleo”.

La secretaria autonómica del PP, María José González Revuelta, incidía en que “los únicos factores importantes que hacen bajar el paro son los abandonos del mercado de trabajo por jubilación o emigración».

Por su parte, el portavoz autonómico de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Félix Álvarez, miraba a largo plazo para advertir de que «si no es capaz de frenar el alarmante aumento del paro entre los jóvenes de menos de 25 años», que se encuentra, ha dicho, en el 34,4 por ciento, la comunidad autónoma «va a sufrir en el corto plazo graves problemas estructurales derivados de una población envejecida».

«Necesitamos que los jóvenes se queden en Cantabria», ha subrayado Álvarez, que ha apostado por «el desarrollo de políticas de empleo centradas en esta franja de edad para revertir una situación que va a traer consecuencias desastrosas para la comunidad autónoma».

Para Podemos, se evidencia  la falta de un proyecto económico e industrial del que carecen PRC y PSOE, a quienes piden que actúen en los presupuestos

Para la formación morada,  el empleo creado en los meses estivales es estacional y precarizado,  ligado al turismo y la grave dependencia de nuestra comunidad a este sector, lo que hace prioritario que los Presupuestos de 2019 se orienten a la creación de un modelo industrial que asiente las bases de un empleo de calidad.

Desde Izquierda Unida, su coordinadora en Cantabria apuntaba la “incapacidad” del Gobierno para corregir esta tendencia. «¿Cuántos records más hay que batir para que se adopte una medida, un plan y, sobretodo, que sea distinto a lo que se está haciendo hasta ahora?”, se preguntaba, lamentando la «falta de prioridades claras» de un Gobierno que «simplemente aspira a que Madrid lo resuelva todo» y lo «ha fiado todo a la vieja política de infraestructuras, ladrillo y turismo que ya nos llevó a la crisis y a la agonía de la industria consolidada».

«Revilla se piensa que con ir a la televisión se arregla todo, y ya está demostrado que tras años de ‘hormigueros’ la situación económica de Cantabria no ha mejorado», ha añadido, señalando también a un PSOE «desbordado» por sus crisis en sanidad y educación, y recordando la inminente redacción de los presupuestos de la comunidad para el año que viene.

SOTA SE AFERRA AL INTERANUAL

Desde el Gobierno, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha destacado  que en Cantabria el paro descendió con “más intensidad” que la media española en el último año al registrar 2.717 desempleados menos, lo que supone una disminución del 7,31 por ciento, mientras que en el conjunto del país fue del 6,09.  Es decir, se remitía al interanual (lo mismo que hacía en su momento el Ejecutivo del PP en momentos de aumento del paro).

Sota en rueda de prensa (Foto: Gobierno de Cantabria)

Estas cifras convierten a Cantabria en la sexta comunidad en la que más se ha reducido el desempleo, por encima de autonomías como Baleares, con un 3,93 por ciento; Cataluña, con un 5 por ciento, o el País Vasco, con un 6,82 por ciento.

Además, la afiliación media en la región asciende hasta las 219.076 personas, con un incremento de 4.517 empleos durante el último año (+2,02%), mientras que el número de personas en paro se sitúa en 34.432, una cifra que, recordaba, no se alcanzaba desde 2008.

Y precisaba que a pesar de tratarse de un mes “tradicionalmente malo” por el cierre de la época estival y la finalización de los contratos veraniegos, en este caso ha sido “menos malo” que en los últimos cuatro años.

Además, el titular de Empleo ha matizado que en los dos últimos ejercicios el paro ha descendido en Cantabria en 6.624 personas, un 16,13%, y ha señalado que hay que remontarse diez años atrás para encontrar un mejor dato absoluto en un mes de septiembre.

En cuanto a los tipos de contratación, Sota ha señalado que entre 2015 y 2018 la contratación indefinida ha aumentado un 43,24%, pasando de las 10.017 personas en 2015 a las 14.348 de este año. Asimismo, el consejero ha celebrado que el número de contratos temporales se ha reducido, en sintonía con los datos nacionales.

Así, el consejero ha animado a las empresas cántabras a que agoten la partida de 4,2 millones de euros de ayudas para incentivar la contratación indefinida y ha indicado que el crédito se ampliaría si fuera necesario.

Finalmente, el consejero ha mostrado su satisfacción porque el crecimiento del PIB de Cantabria se sitúa en el 2,7%, impulsado mayormente por la industria, mientras que en el conjunto de España está en el 2,5%. Con estos datos, Sota ha celebrado que “Cantabria crece por encima de la media nacional” en todos los sentidos.


logo_ko

Empresas Amigas