Subir

Top

0

El PSOE denuncia que Santander ha perdido la subvención para contratar jóvenes desempleados

4 de octubre de 2018. POR

El secretario general del PSOE y portavoz municipal en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha denunciado hoy en rueda de prensa que el equipo de Gobierno del PP ha perdido la subvención para contratar jóvenes desempleados dentro del programa de Corporaciones Locales.

Pedro Casares y Daniel Fernández en rueda de prensa

Casares ha explicado que el 12 de abril de 2018 el Gobierno de Cantabria resolvió la orden de subvenciones, otorgando 670.000 euros al programa para desempleados en general, cerca de 1.600.000 de euros para el programa de desempleados de larga duración y 378.000 euros para el programa de garantía juvenil. “Aproximadamente es el 10% del total del presupuesto global de la orden de subvenciones” destaca.

Lo que ha sucedido es que el Ayuntamiento y la empresa pública SANTURBAN han renunciado a la orden de subvención juvenil y por tanto este dinero, 378.000 euros, “se ha perdido” y no se podrá llevar a cabo los programas de empleo juvenil “ya que el plazo para poder realizarlo vencía el pasado 1 de agosto de 2018”.

De esta forma, el portavoz socialista ha señalado que los contratos, con una duración de 6 meses, debían terminar antes del 31 de enero de 2019, por lo que ya no se pueden llevar a cabo “y 38 jóvenes en desempleo han perdido una oportunidad laborar por la irresponsabilidad del PP”.

Asimismo, Casares asegura que esta partida se pierde, “ya que no posible dedicarla a ningún otro ayuntamiento ni cambiar el concepto para que puedan los jóvenes disfrutar de ella”. Para el líder socialista, esto se debe a “la soberbia” de la alcaldesa y el PP, por no reconocer “a tiempo” el error y querer seguir contratando desempleados a través de Santurban.

Por otra parte, el líder de los socialistas santanderinos ha alertado de que se puedan perder el resto de subsecciones de la orden de corporaciones locales de 2018, ya que, en estos momentos, el ayuntamiento tampoco ha iniciado ningún trámite ni para el programa general de inserción laboral de desempleados ni para el programa específico para contratar desempleados de larga duración.

Y por tanto, en este momento “hay doscientos desempleados” en Santander, que no están disfrutando de una oportunidad laboral, “y que no han podido ser contratados gracias a esta orden de subvenciones” ha detallado el edil.

A su vez, Casares reitera que este es un problema “único” del ayuntamiento de Santander, ya que todos los demás ayuntamientos están realizando el programa. A día de hoy, hay 2.038 desempleados dados de alta en el resto de ayuntamientos de Cantabria, conforme a esta orden de subvenciones.

Pedro Casares ha anunciado que para la reunión del consejo de administracion de SANTURBAN, que se celebrará este viernes 5 de octubre, el PSOE ha registrado una petición para que la presidenta del consejo de administración informe de todo esto en la reunión.

De la misma forma, ya que en la reunión se tiene que aprobar el presupuesto de SANTURBAN para 2019, quiere que se retire del presupuesto todas las partidas que tienen que ver con la orden de Corporaciones Locales, para que se incluyan en el presupuesto municipal de 2019 y la contratación de desempleados se realice a través del ayuntamiento.

“Todo esto ha puesto encima de la mesa un grave problema derivado de la irresponsabilidad del PP al haber solicitado estas convocatorias de subvención a través de SANTURBAN” explica Casares, quien recuerda que el equipo de gobierno municipal “ya fue advertido de esto el año pasado” cuando fue sancionado por cesión ilegal de trabajadores.

CONTRATACIONES FRAUDULENTAS, SUBVENCIONES SIN JUSTIFICAR

En aquella ocasión la forma de proceder del PP provocó que no se desarrollase la segunda fase de la convocatoria de subvenciones y más de 120 desempleados se quedasen sin poder trabajar. El Ayuntamiento argumentó en público que sólo se había atendido a la denuncia sindical, cuando lo cierto es que para dictaminar que la cesión de trabajadores fue ilegal se contactó con todo aquel que supiera del proceso, incluyendo a los propios responsables municipales.

SANTURBAN fue también el foco donde se produjo una sustracción de dinero público por parte de una concejala, que abandonó el equipo de Gobierno tras admitir los hechos.

Recientemente el Ayuntamiento renunciaba también. por no haber podido justificar, a la subvención del Gobierno para la Feria de Santiago; y en materia laboral se ha vuelto a dictaminar malas prácticas, con las contrataciones fraudulentas de los conductores de los autobuses municipales, eventuales para puestos que debían ser fijos. 

EL AYUNTAMIENTO RESPONDE: LA CULPA ES DEL PSOE Y EL GOBIERNO

En respuesta, la concejala de Empleo y Desarrollo Empresarial de Santander, Ana González Pescador, aseveraba que “los que están siendo irresponsables en la gestión del programa de corporaciones locales son los socialistas, por su incapacidad para dar seguridad jurídica a la convocatoria y por su vergonzosa utilización de los desempleados”.

Y le reprochaba al PSOE su “nula sensibilidad hacia las personas que necesitan un empleo y su penosa búsqueda de votos y protagonismo a costa de lo que sea y de quien sea”·.

“Si al señor Casares le importaran mínimamente los parados santanderinos lo que tendría que haber hecho hace ya tiempo es pedirles a sus compañeros socialistas en el Gobierno de Cantabria que cambien la orden de corporaciones locales para que los ayuntamientos puedan contratar a los trabajadores con garantías”, ha afirmado González Pescador.

Según ha resaltado la concejala, el Ayuntamiento de Santander es “el primer interesado en contratar al mayor número posible de desempleados, pero lo que no puede es hacerlo sin garantías jurídicas”.

Por eso, ha vuelto a pedir al Gobierno regional y al Servicio Cántabro de Empleo que aclaren “de una vez” las “incertidumbres” que pesan sobre esta convocatoria, y al portavoz socialista le ha instado a ser responsable y “hacer frente común” con el equipo de gobierno en la defensa de los intereses de los santanderinos.

“Si se pierde alguna subvención, será por la irresponsable actitud de la administración regional y de los socialistas, que siguen desoyendo las peticiones de los ayuntamientos para dar seguridad jurídica a esta convocatoria”, ha apostillado.

Frente a esto, ha subrayado que el equipo de gobierno santanderino “agotará todas las vías posibles” para contratar al máximo número de trabajadores y ha recalcado que “todavía hay tiempo” si el Gobierno despeja las dudas.

En este sentido, ha negado que el plazo para contratar desempleados con cargo a esta orden finalice el 1 de noviembre y ha acusado al portavoz socialista de mentir o de no haberse enterado de lo que le han contado.

Y es que, según ha agregado la edil, esta situación no es un problema que afecte exclusivamente a Santander, sino que “la vienen sufriendo en mayor o menor medida todos los ayuntamientos, con independencia de su color político”.

Así, ha puesto ejemplos como las demandas contra otros ayuntamientos como los de Torrelavega, Laredo o Cabezón de la Sal, que están poniendo en “serias dificultades” la continuidad del programa.

“No hay municipio que se libre”, ha apuntado la edil, que ha recordado que también el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana “paradigma de gestión para el señor Casares”, se ha visto cuestionado por las diferencias retributivas entre trabajadores de este programa y municipales.

Por último, la concejala ha vuelto a defender la labor de la empresa pública Santurban, que ha venido gestionando desde hace más de 15 años los contratos del programa de corporaciones locales y superando favorablemente todos los controles e inspecciones del Servicio Cántabro de Empleo, que no ha puesto objeción alguna a la forma en la que se ha desarrollado hasta ahora.

En palabras de González Pescador, Santurban es la herramienta más ágil para tramitar estos contratos y, también, la que permite gestionar un mayor número de trabajadores que es lo que quiere el Ayuntamiento para dar oportunidades a más santanderinos.

 


Frunfo Films

Empresas Amigas