Subir

Top

0

Ecologistas abogan por pequeñas depuradoras y sistemas alternativos para evitar daños en los humedales de Cuchía

7 de octubre de 2018. POR

Cerca de un centenar de personas se unieron este domingo a la Marcha en Defensa de los Humedales de Cuchía y el Parque Natural Costa Quebrada en Miengo, ante la amenaza que supondría la instalación de la macrodepuradora de aguas residuales de Vuelta Ostrera en esa ubicación, por la que temen que se esté inclinando el Gobierno de Cantabria como nuevo emplazamiento para la infraestructura que debe derribarse por sentencia judicial ya que su construcción incumplió la ley.

Marcha en defensa de Cuchía (Foto: Ecologistas en Acción)

La marcha fue convocada por distintos colectivos ecologistas como Arca o Ecologistas en Acción, asociaciones y el partido EQUO, que defienden que existen otras formas de depuración, más respetuosas con el medio ambiente, y que no han sido contempladas por el Ministerio de Medio Ambiente, como pueden ser pequeñas depuradoras acompañadas de sistemas de fitodepuración, de modo que estos mismos se conviertan en una forma de regeneración de la Ría San Martín.

Así, la Asociación RIA ha informado de su trabajo e investigaciones en este campo y como con la fitodepuración se podrían crear grandes humedales, con unos elevados niveles de depuración, mayores que los de las depuradoras tradicionales, a la vez que se impulsaría una economía circular con un menor coste económico tanto en su fase de instalación como de mantenimiento, generando además más puestos de trabajos.

Desde EQUO más Independientes por Miengo se informó de las conclusiones de la documentación aportada por Ministerio de Medio Ambiente, en la que en sus conclusiones confirma que la ubicación en las antiguas Canteras de Cuchía es la peor valorada en todos sus facetas, económicas, medioambientales, de mantenimiento y territoriales.

En contraposición de los documentos aportados por el Gobierno de Cantabria en donde se refleja que para este Gobierno, los humedales de Cuchía son un área degrada, sin ningún habitat reseñable y perfecto para albergar una macrodepuradora.

Por su lado, Ecologistas en Acción recalcó los aspectos negativos que supondrían un emisario submarino de aguas residuales en la playa de Usgo, dentro del Parque Natural Costa Quebrada, tanto por el sobrecoste económico que supone como por la falta de control de los vertidos y sus posibles fugas.

Por último, ARCA ha defendido que los Humedales de Cuchía han de verse como un lugar donde acabar la regeneración ambiental, que serviría de motor de un desarrollo turístico más sostenible

Esta primera marcha se encuentra dentro de una serie de actividades que se seguirán llevando a cabo en los próximos meses con el fin de sensibilizar a la población del valor ambiental, turístico y desarrollo sostenible que tiene esta zona,en la que habitan cientos de aves, anfibios, quirópteros y otras especies.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas