Subir

Top

0

UGT insta al Gobierno a rescindir el megacontrato de Valdecilla con Ferrovial

17 de octubre de 2018. POR

Imagen aérea de las obras de Valdecilla – Ferrovial

La Federación de Servicios de los Empleados Públicos (FeSP) de UGT ha pedido al Gobierno de Cantabria, y en concreto al Servicio Cántabro de Salud, recuperar la gestión pública de los servicios no médicos del Hospital de Valdecilla adjudicados en 2014 a la multinacional Ferrovial, tras anunciar esta la venta de su división de servicios.

Ferroser es la sociedad que junto a SIEC participa la UTE adjudicataria de las obras y los servicios (fue la única oferta en un procedimiento guiado por una mesa de diálogo competitivo de la que se apartaron otras empresas), Smart Hospital Cantabria SA.

En un megacontrato de 900 millones de euros con una duración de 20 años, con un modelo nuevo, bajo el paraguas de la colaboración público-privada, que permitió inaugurar la última fase del hospital antes de las elecciones de 2015 (porque la empresa adelantaba la inversión y lo factura junto a los servicios cada ejercicio de las dos siguientes décadas), entre críticas de colectivos sociales en defensa de la sanidad pública, sindicatos y partidos políticos, que apuntaron a la «privatización» de la gestión.

El sindicato recuerda que el contrato público-privado suscrito engloba servicios no asistenciales que afectan a 1.400 trabajadores del hospital  santanderino

Según la prensa económica especializada Ferrovial ha contratado a Goldman Sachs para poner a la la venta Ferroser, valorada en 3.000 millones de euros.

Y UGT subraya el compromiso expreso en el contrato de Valdecilla de «no autorizarse la cesión a un tercero cuando suponga una alteración sustancial de las características del contratista si éstas constituyen un elemento esencial del contrato», según a cláusula decimotercera relativa a cesión y subcontratación.

Por lo tanto, FeSP-UGT insta al «riguroso cumplimiento» de esta cláusula mencionada y propone que «ante la situación generada por la decisión de Ferrovial, se pongan en marcha los mecanismos necesarios para recuperar la gestión pública de los servicios privatizados hace cuatro años y, al menos, volver a la situación previa a la firma del contrato, donde sólo algunos de ellos estaban en manos de empresas privadas».

El sindicato precisa que el anuncio de la venta de la división de servicios de Ferrovial «genera en todo caso una incuestionable preocupación e incertidumbre sobre cómo afectará la decisión adoptada por la multinacional a los servicios que prestaba ahora en el centro hospitalario».

Para FeSP-UGT, «el Hospital de Valdecilla no puede depender de intereses mercantilistas de una u otra empresa privada o de que sus servicios no asistenciales acaben en manos de sociedades especulativas», por lo que plantea al Ejecutivo autónomo que se integren todos ellos en la gestión pública porque «Valdecilla es y tiene que ser un referente en la sanidad pública de Cantabria y en la salud de todos los cántabros».


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas