Subir

Top

5

El comité electoral que apartó al equipo de Rosana Alonso es afín a Verónica Ordóñez

6 de noviembre de 2018. POR

El comité electoral que dictaminó el pasado 1 de noviembre la eliminación de las primarias de la secretaria general y diputada en el Congreso, Rosana Alonso, y de dos destacados miembros de su equipo, el secretario de Organización, David González, y la secretaria de Feminismos, Belén Milán, está conformado mayoritariamente por afines a la diputada Verónica Ordóñez y por dirigentes estatales.

Como ha denunciado en Twitter el exsecretario general de Podemos, Julio Revuelta, que ya se había mostrado muy crítico con la diputada de Castro Urdiales en una entrevista en El Faradio, dos de los cinco integrantes del Comité Electoral fueron en las listas de Ordóñez en las primarias que perdió contra Rosana Alonso por la Secretaría General el pasado mes de abril.

Se trata de Mercedes González y Javier San Martín, más cercano a Luis del Piñal (aliado de Ordóñez), junto a David Barredo, de la corriente anticapitalista que controla el círculo de Torrelavega, conforman la parte cántabra del Comité Electoral, un órgano supuestamente imparcial y técnico que es nombrado por el Consejo Ciudadano Autonómico.

A ellos se suman dos destacados dirigentes del partido a nivel estatal, María Graziano, de la secretaría de Organización que detenta Pablo Echenique, y Nuria Marín. Otra figura importante en el proceso es Pablo Fernández, gerente y responsable de Recursos Humanos del partido y que fuentes del partido relacionan íntimamente con otro peso pesado en la organización, la máxima responsable de Legal de Podemos, Gloria Elizo, que es vicepresidenta cuarta del Congreso de los Diputados.

GARANTÍAS SEÑALÓ EL CAMINO DE LA INHABILITACIÓN DE ROSANA ALONSO

En una resolución a la que ha tenido acceso El Faradio, el Comité Electoral firmó el 1 de noviembre la sentencia de Rosana Alonso, David González y Belén Milán, pendiente de que sea ratificada por Madrid en las próximas horas.

El documento fue comunicado a los afectados el 2 de noviembre, como adelantó también El Faradio, e instaba a presentar alegaciones que Garantías resolvería en un plazo de 48 horas. Ese plazo, según la candidatura de Rosana Alonso, técnicamente concluye en la tarde de este martes.

En concreto la última palabra la tiene la Comisión de Garantías Estatal, que señaló el procedimiento al Comité Electoral para proceder a sacar de las primarias a Alonso y su equipo.

Así, el Comité Electoral relata que, tras constituirse el 24 de octubre recibe cuatro denuncias por correo electrónico, entre los días 26 y 29 del mismo mes, que aluden al informe negativo contra Alonso, González y Milán que hace que incumplan uno de los requisitos para ser candidatos.

Para resolver estas denuncias, el Comité Electoral “apremia” para que Madrid “informe, dentro de la confidencialidad del documento, sobre si las informaciones periodísticas son ciertas y si se están incumpliendo las exigencias de la Carta de Derechos y Deberes de los candidatos y candidatas”,

El 30 de octubre la Comisión de Garantías responde y marca el camino para la inhabilitación: insta al Comité Electoral a que pida una “certificación de la existencia de dicho informe” al Comité de Seguridad y Salud Laboral. Y añade que si el Comité Electoral recibe esa certificación “podría invalidar dicha candidatura”, aunque sería recurrible ante la propia Garantías.

Así procede el Comité Electoral ese mismo día e inmediatamente recibe respuesta del Comité de Seguridad y Salud Laboral, que certifica, no sólo que el informe “existe” sino que lo ha remitido a Garantías para que “en el ejercicio de sus funciones eviten precisamente que determinadas personas continúen en sus cargos” (y es que el informe no es preceptivo ni vinculante y Garantías no ha resuelto todavía los recursos).

Pero el Comité Electoral de Cantabria insiste: pide que se indique si el informe que afecta a Alonso, González y Milán es “negativo o positivo”, una respuesta que llega finalmente, con la salvedad de que “este Comité (Seguridad y Salud Laboral)” no hace “informes en sentido positivo o negativo, sino que expone hechos que se pueden considerar graves o muy graves en el ámbito laboral”, pese a lo cual, en este caso concreto “podemos entender que, en efecto, el efecto del informe es negativo hacia esas tres personas”.

LAS DENUNCIANTES OCULTARON LAS DENUNCIAS A LA DIRECCIÓN

El informe del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos concluía que los tres son responsables de haber “tratado de ocultar la situación” (de las denuncias de acoso laboral contra el diputado José Ramón Blanco), así como de “generar” y “consentir” un “clima tóxico en el ambiente de trabajo con un claro riesgo psicosocial”, en base a las entrevistas con las denunciantes y sus testigos.

En la rueda de prensa en la que el equipo de Alonso anunciaba una denuncia por revelación de secretos, la secretaria de Feminismos, Belén Milán, explicaba que tras conocer “por la prensa” las acusaciones, se puso en contacto en contacto con las tres denunciantes interesándose por los hechos y estas le respondieron que era un caso confidencial.

Una carta a la que ha tenido acceso El Faradio, enviada al Consejo Ciudadano Autonómico por la trabajadora del grupo parlamentario que presentó una de las tres denuncias, revela que la ocultación fue en sentido opuesto: fueron las denunciantes las que se reservaron la información sobre el motivo de las denuncias.

El 25 de septiembre, once días después de que José Ramón Blanco dejara constancia en otra reunión del CCA de que había movimientos que buscaban su desprestigio, la trabajadora hace llegar esta carta en la que parece responder directamente a Blanco: le replica que su denuncia “tiene que ver con mi salud y no busca desprestigiar a nadie”.

Y rechaza entrar en detalles sobre el contenido por, de nuevo, la confidencialidad decretada por el Comité de Seguridad y Salud Laboral (a petición de las denunciantes según el informe, hasta incurrir en la indefensión del denunciado, como reconoce).

La trabajadora, además, reclama apoyo a la secretaria de Organización y a la de Feminismos (los dos cargos eliminados a la postre junto a Rosana Alonso, y que aseguran que sí se interesaron por su baja laboral, pero que la respuesta fue siempre que no podían hablar por confidencialidad).

En esa carta, la trabajadora lo deja más claro: “os solicito espacio y tiempo hasta que mi salud me permita hablar con vosotros”, y remitía a su abogado, que tampoco podría ofrecer información al respecto “mientras no se resuelva el procedimiento”.

GRITOS, INSULTOS Y LLANTOS EN LA ASAMBLEA DEL CÍRCULO DE SANTANDER

Los acontecimientos se agolpan en Podemos, que está muy lejos de cualquier estandar de normalidad política. En la tarde del lunes, y tras la rueda de prensa de Rosana Alonso, estaba convocada una reunión del círculo de Santander con, entre los puntos del orden del día, los avales colegiados a las candidaturas.

Según la normativa interna de Podemos, los candidatos que aspiran a ser cabeza de lista (Verónica Ordóñez y, pendiente de la resolución a los recursos, Rosana Alonso) tienen que tener, además de los avales personales, avales colegiados de al menos tres círculos activos.

La tensión entre los partidarios de Alonso, Ordóñez y de la propia Lydia Alegría, secretaria general de la capital y otra de las denunciantes en el caso Blanco, derivó en una escena dantesca en la asamblea de Santander, con insultos como “hijo de mala madre” y gente que salía y entraba de la reunión entre lloros y gritos entre las partes.

La asamblea, finalmente, terminó suspendida, después de unas votaciones en las que ganaron los votos en contra de conceder aval colegiado alguno.

UN SECTOR PIDE APLAZAR A ENERO LAS PRIMARIAS

En un manifiesto que se firmaba el pasado 31 de octubre (cuando ya se conocía que había denuncias que pedían la inhabilitación de Rosana Alonso en las primarias), un grupo anónimo de militantes de Podemos “provenientes de las tres corrientes estatales, Pablistas, Errejonistas y Anticapitalistas” pretendían “sembrar la semilla” del “fin de los problemas actuales”.

La nota se difunde tras una reunión el día 30 de octubre promovida por candidatos a las primarias que no han obtenido los avales, como Luis del Piñal o Pablo González, junto a dirigentes locales como Lydia Alegría.

El movimiento se hace llamar  “unidad y consenso” y aboga por “romper las luchas de poder de las que tanto se hablan estos días” para, en su lugar, “luchar por los derechos sociales en las calles y en las instituciones”.

En este sentido hace un llamamiento al Consejo Ciudadano Autonómico para que solicite retrasar el proceso de primarias hasta enero para hacerlo coincidir con las primarias municipales. Para debatirlo, han convocado el miércoles 7 de noviembre, a las 19 horas, en La Moraduca.

ECHENIQUE DICE ESTAR “PREOCUPADO” POR LA “TENSIÓN” EN PODEMOS CANTABRIA

Mientras, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique –a quien la secretaria general de Podemos en Cantabria, Rosana Alonso, le ha afeado su actitud en el proceso–, aseguraba en los pasillos del Congreso de los Diputados que le “preocupa” la “tensión entre distintos sectores” del partido en Cantabria, y que estaba tratando de “mediar” entre ellos para frenarle.

IU SOBRE CONFLUENCIAS: “NO DESCARTAMOS NINGUNA POSIBILIDAD”

Desde Izquierda Unida, su candidato a las elecciones autonómicas, Israel Ruiz Salmón, y su portavoz en Cantabria, Miguel Saro, preguntados sobre la posibilidad de presentarse en solitario en lugar de en confluencia con Podemos,  han asegurado que “no descartamos ninguna posibilidad”.

“No es algo a todo o nada”, ha matizado Miguel Saro, que ha reivindicado que IU tiene “bastante experiencia en las instituciones”, sobre todo en ayuntamientos, como para poder aspirar a presentarse en solitario. “Pero a lo que aspiramos es a llegar a un acuerdo que junte a la mayor parte de la izquierda social y política para lograr la mayor representación en las instituciones”.

Eso sí, recalca que se precisa tener a quien negociar, sobre todo en el caso de Podemos, que “tiene que decidir quién va a ser su cabeza de lista y quiénes serán sus interlocutores”.

En el caso de una posible confluencia para el Ayuntamiento de Santander, Saro se declara “bastante optimista”. “Estamos hablando y creo que vamos por buen camino aunque aún no podemos presentar nada a los medios”, ha asegurado.

 

Comentarios

  1. Jose Antonio Cabadilla del Rio

    La presentación de los avales asi como las votaciones que fueron en contra para la mayoria, se realizaron. Lidia, recogió una por una cada votación, dio lectura a los votos a favor, en contra y abstenciones y alegandose por que se votaba en contra de cada aval. Los votos en contra ganaron por goleada para los avales de la mayoria, incluida Veronica Ordoñez, solo tuvo a favor 4 votos y 12 en contra, creo recordar. Ante la negativa de la moderadora de imprimir el acta para ser firmada por todos, se alegó que su ordenador era incompatible con la impresora de la sede, se hizo la recogida de firmas en un impreso, realizando el encabezamiento del impreso la secretaria de Santander y moderadora de la asamblea, por lo tanto SI se votaron los avales. Otra cosa fue la introducción de otro punto del orden, el cual dió origen a la subida que hubo de tono, No actuando la moderadora para cortar el incidente y dando por concluida la asamblea.

    • Gracias por la información, que no estaba correcta. Procedo a editar. Un saludo.

  2. Cristina

    Me parece que no estáis siendo nada objetivos. Por qué no habláis, por ejemplo,con las denunciantes a ver si corroboran vuestra versión? No se puede publicar una difamación sin preguntar a la parte aludida. Qué decepción me he llevado con El faradio. Desde luego, si alguna vez había pensado en financiados, olvidaos de ello.


logo_gil

Empresas Amigas