Subir

Top

3

“La violencia de género no comienza con una bofetada sino con conductas aceptadas”

22 de noviembre de 2018. POR

En el año 2017 el número de maltratos y quebrantamientos de medidas contra la violencia de género ha aumentado en Cantabria. Así lo alertó el pasado mes de octubre, la Fiscal Superior de Cantabria, Pilar Jiménez, cuando presentó ante el Parlamento la Memoria correspondiente al año estadístico 2017.

Teléfono de asistencia a víctimas de violencia de género. No deja rastro en la factura

«El número de procedimientos se mantiene en el cómputo global pero el maltrato y los quebrantamientos han aumentado», recalcó, destacando también la «descompensación» entre el número de denuncias y en el resultado de estos procesos, algo que ha achacado a que «hay muchas víctimas que denuncian pero luego se acogen a su derecho a no declarar». «Cuando no hay más pruebas, inevitablemente, no se puede continuar con el procedimiento», aseguró entonces, recalcado que «solo queda que las víctimas confíen en el sistema». Jiménez no responsabiliza de ello a las víctimas porque «no tienen su capacidad volitiva íntegra» y «hay momentos en los que flaquean» porque «salir del ciclo de la violencia es muy complicado».

Ya con cifras del segundo trimestre de 2018, las últimas ofrecidas por el Consejo General del Poder Judicial, a través del Observatorio con la violencia de género, sabemos que entre marzo y junio de este año se han presentado 424 denuncias por violencia de género en Cantabria pero que en 21 casos las víctimas se acogieron al derecho a no declarar. Al mismo tiempo, se solicitaron 94 medidas de protección solicitadas, de las cuales 65 fueron admitidas y 29, rechazadas.

En el total de 2017 se adoptaron 315 medidas de protección. Y lo que se ha alertado desde la Fiscalía es un aumento de los delitos cometidos por menores de edad.

«MUCHAS ADOLESCENTES NO SE SIENTEN VÍCTIMAS PORQUE CREEN QUE ES UNA COSA SOLO DE ADULTOS»

MUJOCA realiza en los institutos y colegios talleres para prevenir la violencia de género en la adolescencia.

En el ámbito de la violencia de género, Cristina García, trabajadora social, experta en igualdad, ha percibido una problemática que hay que atajar: las adolescentes no son conscientes de que ellas también son vulnerables a sufrir violencia de género.

Es una de las conclusiones que ha sacado adelante en los diferentes talleres de prevención de la violencia de género en la adolescencia que lleva a cabo en los institutos, gracias a la organización de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria.

Este sábado, 24 de noviembre, tienen lugar varios eventos relacionados con el 25N, el Día Internacional de la Violencia contra la Mujer. Y uno de ellos se celebrará en el L’Asubiu, en la plaza Dionisio Ridruejo, que dirigirá la propia Cristina, bajo la organización de MUJOCA (Mujeres Jóvenes de Cantabria).

Se trata de la charla ‘Prevención de la violencia de género en la adolescencia’, en la que se desgranarán las causas y opciones de prevención que se tienen para detectar y acabar con la violencia de género en la adolescencia.

«La idea es informar a familias y población en general sobre la violencia de género para que sean conscientes de que también se da en la adolescencia!, explica en una entrevista en EL FARADIO DE LA MAÑANA, emitida este jueves en Arco FM (103.2 FM).

«Me encuentro en las aulas con que saben qué es la violencia de género, que ya es más de lo que ocurría hace años pero, a veces, no tienen claros los conceptos, no saben diferenciar exactamente qué es», reconoce. «Muchas veces ellas no se sienten víctimas porque creen que es una cosa solo de adultos».

En una época en la que vemos todo muy polarizado, le preguntamos qué es lo que más suele ver en las aulas donde ve los talleres. Esa juventud concienciada y más informada que sale a la calle contra las actitudes retrógradas y a favor de la diversidad o esa otra de la que nos informan las estadísticas que alertan que está aumentando de forma alarmante el número de adolescentes que quitan importancia a la violencia de género o normalizan que se pueda controlar a la pareja.

«Hay un poco de todo», admite. «Nos podemos encontrar de todo: chicos muy solidarizados con la problemática y otros que, cuando les hablas de violencia de género, se ponen a la defensiva, se sienten atacados. Y chicas que están muy empoderadas, concienciadas y que son feministas y otras que no».

«Además, creo que todo está más polarizado», prosigue. «Ahora se conoce la violencia de género pero los hay a favor y los hay en contra».

«PARA MUCHOS, LA EDUCACIÓN SEXUAL SON LAS PELÍCULAS PORNOGRÁFICAS»

En los talleres, Cristina se dedica a orientar «para que conozcan y sepan reconocer la violencia de género, así como a dónde acudir en caso de ser víctimas o cómo comportarse en caso de que conozcan a una víctima».

Hay mucha polarización entre los más jóvenes. Los hay muy concienciados y otros que niegan el problema. FOTO: Eva Mora.

Lo importante es saber identificar el inicio de una relación tóxica que se lleva a la violencia de género. «Siempre digo que no comienza con una bofetada sino con conductas aceptadas como los celos o el control, que se identifican generalmente con el amor».

A nivel sexual, esta trabajadora social critica que no hay una educación sexual y saludable que ayuda a los jóvenes a diferenciar entre la realidad y la ficción. «Para muchos, la educación sexual son las películas pornográficas y toman esas prácticas, que algunas son increíblemente machistas, como normales». «Si no se les da una educación sexual y saludable, Internet es un cajón desastre con toda la información del mundo pero debes saber usarla».

El tema de la sexualidad no es que suelen tratar en sus talleres, que se centran más en cómo crear relaciones sanas. Pero sí reconoce que ha tenido alguna experiencia parecida. «Siempre se te acerca alguna chica que te dice que su novio insiste mucho en tener relaciones a pesar de que ella no está preparada ni tiene ganas. En aras del amor, las dicen que si les quieren, lo harían».

Comentarios

  1. Fernando Díaz.

    “La violencia de género no comienza con una bofetada sino con conductas aceptadas”

    -¿Aceptadas por quien?

  2. Bego

    Comienza con insultos, amenazas…..os suena???

    • Federico García

      En efecto Bego, nos suena y mucho a un personajillo amparado por la cúpula de un partido llamado asimismo feminista.


logo_escena_miranaque

Empresas Amigas