Subir

Top

3

El juzgado pide al Parlamento que certifique la condición de aforado de Blanco

4 de diciembre de 2018. POR

El juzgado número uno de Santander ha solicitado al Parlamento de Cantabria que certifique la condición de aforado del diputado de Podemos, José Ramón Blanco, denunciado ante su propio partido por un supuesto acoso laboral y ante los tribunales por presuntas amenazas.

El trámite, que ya ha respondido el Parlamento, es habitual cuando un juzgado tramita una denuncia contra un diputado, para comprobar que efectivamente está aforado antes de dar traslado de cualquier diligencia al órgano correspondiente, que en este caso sería el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Fue la trabajadora de prensa del Grupo Parlamentario Podemos la que presentó la denuncia, el 24 de octubre, por supuestas amenazas de Blanco.

En la investigación interna de Podemos se refieren amenazas en las declaraciones de una testigo que imputa al diputado las expresiones de que iba a “matar” tanto a la trabajadora como a la portavoz Verónica Ordóñez o que “contrataría a dos rumanos”.

Pero el pasado 22 de noviembre el juzgado número uno de Santander ordenó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa.

En el auto, al que tuvo acceso EL FARADIO, el juez Jaime Parra consideraba que los hechos relatados en la denuncia de la trabajadora hacían presumir la posible comisión de un delito de amenazas, aunque no existían “datos suficientes para conocer la identidad de los posibles responsables”, por lo que procedía al sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones.

Contra esa resolución cabía recurso de reforma (ante el propio juzgado) tres días después de la notificación y/o de apelación (ante la Audiencia de Cantabria) en los cinco días siguientes.

La solicitud para que el Parlamento confirmara la información requerida se ha producido este lunes, 3 de diciembre, con respuesta positiva de la Cámara porque, efectivamente, Blanco sigue en posesión de su acta de diputado.

Aunque el diputado anunció su dimisión el día 8 de octubre, a partir de la filtración a la prensa de las denuncias, no llegó a presentar su renuncia. Semanas más tarde, en cambio, presentó un parte de baja médica. Blanco también renunció a las primarias a encabezar la lista de Podemos en las próximas elecciones, un paso que había dado apenas una semana antes.

CONTEXTO DE LAS DENUNCIAS

El Comité de Seguridad y Salud Laboral de Podemos unificó la denuncia de la trabajadora, por acoso laboral, a otras dos posteriores presentadas también ante los órganos estatales del partido por la diputada Verónica Ordóñez, por acoso y violencia en el trabajo y de la secretaria general de Santander, Lydia Alegría, también por acoso y violencia verbal.

La investigación interna del partido concluyó que además de Blanco fueron responsables de un ambiente laboral “tóxico y con riesgo psicosocial” la secretaria general, Rosana Alonso, el secretario de organización, David González, y la secretaria de feminismos, Belén Milán.

El asunto terminó afectando a las primarias de Podemos en Cantabria para elegir candidatos a las próximas elecciones autonómicas. El Comité Electoral anuló las candidaturas de Alonso, González y Milán por un supuesto incumplimiento de los requisitos al estar señalados por el citado informe. De esta manera, Ordóñez fue proclamada como única candidata de Podemos al Parlamento.

Pero pocas horas después una jueza de Santander paralizaba las primarias de forma cautelar al entender que pueden haberse conculcado derechos fundamentales de los afectados, en respuesta a una demanda que aportaba como pruebas, entre otras, dos votos particulares del Comité de Garantías de Podemos.

Además de esta demanda, que se formalizó el lunes 26 de noviembre, se han presentado contra el partido otras dos acciones: una demanda por revelación de secretos (al filtrarse a la prensa varias veces el contenido de un documento interno supuestamente confidencial a petición de las denunciantes y los testigos) y una querella por injurias y calumnias.

DENUNCIAS EN LA PRENSA

Este último lunes El Diario Montañés publicó una entrevista a la secretaria general de Santander, Lydia Alegría, en la que anunciaba que se presentará a las primarias de Podemos para liderar la lista en la capital. El proceso se celebrará en enero y es previo a las primarias conjuntas de la confluencia con otros tres partidos de izquierda: Santander Sí Puede, Izquierda Unida y Equo.

En la entrevista, Alegría cargaba duramente contra la secretaria general, Rosana Alonso, a la que acusa de conocer “los acosos” de Blanco – es lo mismo que resolvía el Comité de Salud Laboral, que proponía la inhabilitación de Alonso-.

En su caso, su denuncia ante el partido fue por acoso laboral. Sin embargo los investigadores de Podemos enmarcaron la misma en un ámbito penal relacionado con la violencia de género.

Una acusación pública que Alegría no confirma ni desmiente, porque “es una investigación declarada como confidencial y que sigue en el órgano de garantías”.

“Es una decisión que aún no he tomado – denunciar-, que tengo un poco aparcada, porque me ha supuesto y me sigue causando mucho dolor emocional revivir todo. Otra de las razones por las que todavía no he tomado la decisión de denunciar es porque me he sentido muy cuestionada por gente de Podemos que no son desconocedores del comportamiento de José Ramón”, explicaba.

“SÁLVAME DELUXE”, “CREDIBILIDAD NINGUNA”

En EL FARADIO DE LA MAÑANA, el diputado Alberto Bolado criticaba este lunes una entrevista que es, a su juicio, “más de Sálvame Deluxe que de plantemientos púramente políticos”.

“Es una irresponsabilidad hacer un uso político de una cuestión muy seria como es la violencia de género”, censuraba Bolado, que no le da “credibilidad ninguna” a las palabras de Lydia Alegría, porque “cuando alguien se ve en una situación de la gravedad que se plantea lo que hace es ir al juzgado y acudir con pruebas”.

Lo único que se persigue es utilizar esto mediáticamente y políticamente”, remachaba.

Sobre todo este asunto está pendiente que el Comité de Garantías resuelva los recursos de los denunciados (además de José Ramón Blanco y Rosana Alonso, David González y Belén Milán).

En este contexto, en Podemos Cantabria se espera con atención la presencia, este martes en Santander, de la secretaria estatal de Feminismos y LGBTI, la asturiana Sofía Castañón, que estará en La Vorágine, para participar en la Surada Poética.

Comentarios

  1. Ana

    Creo ke volado no es tonto , pero si se lo hace , está todo gravado, ke poca verguenza

  2. Federico García

    Creo que Bolado, que sólo sabe hacer comentarios valorativos hacia sus compañeras de partido (Verónica no asume el trabajo de José Ramón y le parece deplorable, o Lydia denuncia la situación y le parece que es propio de Sálvame), es el menos indicado para hablar. Qué curioso que él ha estado en todos los problemas de Podemos Cantabria y siempre se ha ido de rositas. Qué curioso que tenga un conflicto económico importante con el partido, y que la actual dirección haya vuelto a echar tierra sobre ello. Qué curioso que sea el menos transparente de los tres parlamentarios. Qué curioso que haya salido de su círculo un acta de dudosa veracidad.

  3. Estroncio

    Mierda! Montañas y montañas de mierda (en sus diferentes modalidades -comisión de presuntos delitos, incumplimientos del código ético, puñaladas por la espalda…) salpican a los tres diputados de Podemos… en serio era esto lo mejor que tenían de cara a las elecciones?

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.


Frunfo Films

Empresas Amigas