Subir

Top

0

El Bahri Hofuf cambia su ruta y pasa de largo Santander

20 de diciembre de 2018. POR

El Bahri Hofuf, barco de las naviera saudí Bahri, que transporte armas y cargamento militar y que en los últimos meses ha recalado varias veces en el Puerto de Santander, ha pasado de largo esta vez.

Según ha informado por redes sociales el colectivo La Guerra Empieza Aquí, que hace un seguimiento de estos buques, el barco, que parecía enfilar a Santander con el sistema de identificación automático (AIS) apagado, ha rectificado su ruta por motivos desconocidos.

Ruta prevista con la actual información que ha otorgado el barco según su AIS.

El barco parecía navegar directo a Santander, aunque en su hoja de ruta mostraba que Motril (Granada) es su destino final. Sin embargo, el cambio de rumbo ha tomado por sorpresa a los colectivos que luchan contra este tipo de comercio.

“¿Podría significar que este puerto empieza a resultar hostil a éstas operaciones de tráfico de armas, como resultó el de Bilbao?”, se han preguntado este jueves ante este cambio, aunque las motivaciones sobre esta rectificación se desconocen.

El barco, como es habitual en las demás embarcaciones de la naviera, ha apagado en varias ocasiones el AIS e, incluso, ha cambiado la ruta en diferentes momentos. Por ejemplo, cuando pasaba cerca de la costa de Gijón, el barco señalaba falsamente en su AIS que volvería a su último destino FRLEH (Francia, Le Havre), el puerto desde el que ha iniciado esta ruta.

La tarde de este jueves, ya en aguas de la costa gallega, el barco ha vuelto a corregir el rumbo y señala que se dirige a Motril, cuya llegada está prevista para el domingo, 23 de diciembre, a las 17.00 horas.

EL TRÁFICO DE ARMAS Y LAS DENUNCIAS POR LAS IRREGULARIDADES

La última vez que un barco de la naviera saudí Bahri atracó en Santander fue el pasado mes de noviembre. En aquel momento, el saudí Bahri Jeddah cargó ocho contenedores con munición durante su estancia en el Puerto de Santander, pese a que la Web interna del Puerto sólo declaraba el embarque de maquinaria (tubos y otro tipo de materiales).

Esta falta de transparencia no es lo único que caracteriza a las visitas que la naviera lleva haciendo al Puerto de Santander desde hace varios meses –anteriormente cargaba su material armamentístico en el Puerto de Bilbao, hasta que la autoridad vasca renunció a ese comercio por la presión popular-.

Y es que es común que los barcos procedentes de Arabia Saudí incumplan varias leyes marítimas, como los cambios constantes de ruta o que apaguen el sistema de navegación automática, no solo en alta mar sino también en sus acercamientos a puerto, con el riesgo que supone.

Además, el cargamento de este material –que en ocasiones incluye accesorios explosivos- no se lleva a cabo del modo que requiere la ley de seguridad, al no hacerse en un muelle alejado de las viviendas y habilitado por el Ministerio de Defensa. También se ha cargado la munición algunas noches cuando la legislación exige que se haga durante el día, para mayor seguridad.

Por este y otros motivos, Pasaje Seguro ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Santander que pidiera un informe a la Abogacía del Estado para cuestionar la ilegalidad de estos comercios –que, al involucrar a un país en guerra, también contrapondría leyes nacionales e internacionales-. Sin embargo, el Puerto de Santander ha trasladado la pelota al Estado y se ha declarado fuera de competencias.

Esto ha llevado a que éste colectivo cántabro anuncie que se coordinarán con otros colectivos sociales y vecinales que se oponen al comercio de armas que acaba en la guerra de Yemen, un conflicto que ha costado la vida a más de 10.000 personas.

Lo harán, presentando acciones judiciales, al igual que se ha hecho desde el pasado verano en Motril y apoyando las denuncias administrativas que se han presentado en Bilbao, la última de ellas por parte del diputado en el Congreso David Carracedo.


logo_ko

Empresas Amigas