Subir

Top

7

El feminismo defenderá los derechos adquiridos para no dar “ni un paso atrás”

9 de enero de 2019. POR

Los movimientos y asociaciones feministas de todo el país se están organizando después de ser puestas en el punto de mira dela ultra derecha, que ha llegado a cuestionar las ayudas que el Estado y las autonomías destinan para luchar contra la violencia de género que, solo el año pasado, le ha costado la vida a, al menos, 47 mujeres.

En Cantabria, la Comisión 8 de Marzo lidera el siguiente paso, al que se han adherido otras asociaciones, para unirse a las protestas que planean sus compañeras andaluzas para defender los derechos adquiridos en los últimos años para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres.

El feminismo, que ha adquirido gran importancia en los movimientos sociales, deberá mantener la oposición contra los discurso de odio.

Por ello, han convocado para el próximo 15 de enero una concentración que coincidirá con varias a lo largo de todo el país y que, en Santander, tendrá lugar a las 19.00 horas frente a la Delegación de Gobierno para advertir de que las mujeres no van a dar “ni un paso a atrás” en los derechos conseguidos hasta ahora.

En un manifiesto firmado por más de 50 colectivos de todo el país, los movimientos se coordinan, como hicieron el pasado e histórico 8 de marzo para asegurar que “no estamos dispuestas a permanecer mudas ante la lluvia diaria de falacias” que se han vertido desde un partido de ultraderecha la pasada semana, cuando, apenas unas horas después del primer asesinato machista del año, seguían reivindicando que se anulara el punto de lucha contra la violencia de género para apoyar un Gobierno de cambio en Andalucía.

“Las mujeres hemos estado secularmente condenadas al silencio”, recuerdan, al igual que ha denunciado la portavoz de la Comisión 8 de Marzo en Cantabria, Ana Bolado, que recuerda que “aún tenemos muy fresco en la memoria colectiva el doloroso recuerdo de nuestra palabra secuestrada”.

APUNTAN A INFORMAR CONTRA  EL “FALSEO” DE LA REALIDAD

Aunque no quieren dar pábulo a partidos que han tomado como bastión la lucha contra el feminismo, sí apuntan a que es preciso informar a toda la sociedad, “a las mujeres y, también, a los hombres que, cada día más, comparten nuestras reivindicaciones feministas” de la realidad que “se retuerce y falsea”.

“Parece que no pudieran triunfar si no nos apartan del escenario político y social y nos devuelven a la cocina, debidamente aleccionadas en las consignas de la Sección Femenina”, critican en un escrito en el que se adhieren al manifiesto estatal. Aunque apuntan a que aún no se ha conseguido del todo “una conquista no meramente cosmética del poder que antes se concentraba exclusivamente masculina”, sí valoran los avances alcanzadas, como una mayor protección legal a las mujeres víctimas de violencia de género.

A este respecto contestan con datos oficiales, otorgados por la Fiscalía General del Estado, desde 2003, 958 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Pero la Fiscalía recalca que se estima que solo entorno al 30% de los casos de violencia machista se denuncia.

Respecto a las consabidas denuncias falsas, la Fiscalía ha vuelto a sacar las cifras reales que, de 2009 a 2017 refleja que de 1,2 millones de denuncias presentadas solo 96 no fueron reales y que si muchos casos no acaban en condena es porque la víctima se niega a declarar y prima la presunción de inocencia sobre el acusado, por lo que recientemente la Fiscal Superior de Cantabria, Pilar Jiménez, pedía a las víctimas que confíen en el sistema.

Las asociaciones feministas resaltan que los mismos organismos oficiales destacan que es mucho mayor el número de denuncias falsas para simular robos y cobrar un seguro pero “nadie cuestiona, ni levanta tantas ampollas, ni se pide la derogación de la Ley de Contrato de Seguro”.

“No se trata ya solo de que esta ultraderecha envalentonada saque pecho por querer imponernos el ricino del retroceso de derechos a las mujeres”, añaden, ya que también responsabilizan “a cualquier partidos que se apoye en esta formación y haga concesiones a sus pretensiones”, en referencia a las reunión llevadas a cabo con el PP y Ciudadanos.

En respuesta, animan a que en las próximas citas electorales las mujeres “por lo mucho que nos jugamos” ejerzan su responsabilidad democrática “y dejemos claro que nuestros derechos son intocables y que no hay pacto posible con quienes defienden en las instituciones las pretensiones de los violentos”.

Comentarios

  1. Fernando Díaz

    El neofeminismo hembrista es ya un problema social. Y lo es porque se ha instalado por la fuerza bajo la cobertura de un falso consenso de los partidos y organizaciones “ de izquierdas” fundamentalmente.
    ¿por qué un falso consenso? porque se ha lanzado, como digo, principalmente desde la supuesta “izquierda” y la prensa afín como un argumento claramente “izquierdista”, y por tanto en cierto modo parece que incontestable ,cuando en realidad no tiene nada que ver con los presupuestos clásicos de esa corriente ideológica, basada en la igualdad ante la Ley, la racionalidad y el uso de categorías lógicas y verificables.

    Estamos hablando de una ideología que adapta la realidad a una serie de prejuicios sexistas a la medida y los convierte en dogmas sagrados e indiscutibles, a modo de los axiomas religiosos más irracionales. Por ejemplo: la conversión del hombre heterosexual, no ya en sospechoso, sino en presunto culpable de violencia sistémica hacia la mujer, por el mero hecho de ser hombre y de ser mujer. Es decir, parte de la base irracional y absurda de que todos los hombres ejercen una violencia estructural sobre todas las mujeres, principio a partir del cual edifican toda una serie de aberraciones teóricas y legales y de discriminaciones de todo tipo que NO necesitan ser demostradas ni contrastadas por la Realidad, dejando claro el componente totalitario con el que acostumbran a manejarse:
    visible también en la fobia al debate, convocatorias muchas veces violentas para sabotear posturas disidentes, la intolerancia, el rechazo visceral hacia el razonamiento racional basado en premisas que conduzcan a una conclusión lógica, y, en general, a un tratamiento horizontal y democrático en el que se puedan comparar diferentes opiniones sobre el tema.

    Rechazan, lógicamente, todo aquel indicador objetivo que les contradiga —> el conjunto de la violencia social (aquella que se sufre en función del rol social o “género”) perjudica de forma abrumadora a los hombres plasmada, por ejemplo, en nº global de asesinatos, suicidios, accidentes laborales, Tráfico, etc. ….salvo en las únicas víctimas que llaman de “género” (las que ellas contabilizan, con un tratamiento desproporcionado en la prensa) que apenas pasan del medio centenar al año (lamentable), pero baste decir que en ese mismo periodo anual se suicidan 2.938 hombres ante la indiferencia absoluta de las igualitaristas feministas…
    Es ideológico, y burdamente manipulador, contemplar SÓLO el único capítulo que consideran favorece a sus teorías.

    Por otro lado, nadie pretende eliminar esta Ley de raíz. Lo que se pide desde diferentes puntos de vista políticos es acabar con la discriminación inherente a su origen ideológico (parcelar a conveniencia la violencia hasta convertir al hombre en un presunto asesino y a la mujer en un ser inerte parte de un bloque monolítico que debe ser pastoreada por el feminismo hembrista). Para que contemple la violencia sin prejuicios sexistas. Ver la última delirante sentencia del T Supremo fruto de la presión de este agresivo lobby.

    Es también ideológico vertebrar el discurso en un pseudo concepto como el de “género”. Es decir, negar absolutamente cualquier influencia del factor físico- biológico en los comportamientos de los sexos (por considerarlo un argumento demasiado científico y difícil de combatir). Para dar el 100 % del peso al “género” o construcción socio-cultural, pasando éste a ser libre, opcional y democrático, y por tanto moldeable. Sin embargo, cuando no hay coincidencias entre sexo y Gº, en vez de actuar sobre el importante y decisivo (el “Gº”), se actúa sobre el anecdótico (el sexo físico), con la transsexualidad, siendo para más inri imposible el cambio de sexo, ya que todo lo más se puede adaptar la forma del otro sexo, pero nunca cambiarlo.

    Es ideológico -y contradictorio- rechazar los actuales (en realidad, también todos los anteriores) “géneros” por ser estereotipos sexistas-machistas. Y sin embargo, querer implantar OTROS “géneros” a su vez basados en otros estereotipos, en otros sexos idealizados, esta vez los suyos, los buenos, los correctos, los únicos ideológicamente admisibles..

    Es ideológico -y contradictorio- afirmar que los hombres ejercen violencia sobre las mujeres por el mero hecho de ser hombres (machistas) y contra las mujeres por ser mujeres. Primero, porque de ser así viviríamos en la calle en una Guerra de sexos con ataques contínuos cada vez que se encontraran un hombre y una mujer…
    Segundo, sobrarían campañas y demás iniciativas de concienciación y educación para los hombres, por existir una causa biológica detrás de sus conducta. Tercero, las víctimas se hallan principalmente en el ámbito doméstico/afectivo, con lo cual se descarta la posibilidad de que sea CUALQUIER mujer la víctima.
    En España hay unas 23 millones de mujeres, el 0,000016 % morirán a manos de sus (ex)parejas. Las posibilidades de que un hombre sea asesinado son mucho mayores en cualquier otro apartado. Todo ello lamentable, pero los datos NO son ideológicos.

    El 80 % de las denuncias acaban siendo sobreseídas, de la minoría con condena la mayor parte lo son por causas leves o muy leves. Esa es la eficacia de esta Ley tan aberrante como injusta.

    La razón de fondo de este funcionamiento es el paralelismo de hecho con cualquier religión intransigente conocida, es decir, comparte mecanismos a la hora de de ser tratada por sus defensores. —> Los axiomas no se discuten, se imponen. Los principios son sagrados y quien ose cuestionarlos será condenado a la hoguera social, previo escarnio, ser insultado (fascista, machista, violador, terrorista, etc.).

    Pero lo más ideológico de todo este montaje es el gigantesco tinglado ya montado con la Industria del “género”. Hablo de los cientos de despachos, negocios, oficinas, observatorios, consejerías, concejalias, secretarías, asesorías, gabinetes, periodistas y demás redes clientelares tejidas por toda España, viviendo con la catarata de millones de euros y recursos públicos a costa de denuncias y declaraciones de “Víctimas” interesadas.

    Para lo más escépticos —> esto es lo que explica la explosión de esta ideología de la forma en que lo ha hecho. (€) Poderoso caballero don Dinero. En el momento en que el grifo se cierre veremos desfilar en busca de otras mamandurrias a tantos y tantos luchadores por la “Igualdad” y la progresía social …

  2. Fernando Díaz

    Los (importantes) intereses económicos que están detrás de todo este tinglado, como ya he dicho, explican suficientemente en mi opinión la explosión de este movimiento social y político en los últimos tiempos. Sin duda. En realidad, no es nada original, desgraciadamente es lo que mueve a prácticamente todo en esta sociedad tan mercantilizada.

    De todas formas, tampoco creo que sea el único factor, ni mucho menos. La realidad no es tan simple, tiene recovecos y dobleces que no se advierten a primera vista.
    En mi opinión, otro factor que interviene es lo que se ha dado en llamar ´sororidad´. Me refiero a la carencia histórica de muchas mujeres a la hora de compartir experiencias, de generar solidaridad entre ellas, de sentirse partícipes de un movimiento común que teóricamente sirve a sus intereses comunes, (aunque esto sea sólo una visión romántico-idealista ya que en realidad no forman ningún sujeto social ni político, al igual que los hombres).

    Este afán de querer reunirse, de actuar, de no sentirse solas, de querer formar un movimiento (por muy heterogéneo y contradictorio que sea realmente), es muy visible en sus convocatorias, escritos y soflamas. Está claro que era, y sigue siendo, una importante asignatura pendiente.

  3. Rick Ramone

    Escribir mucho y sin faltas de ortografía no le da derecho al comentarista a que deba ser tomado en serio. Rezuma desprecio al feminismo, desprecio a las y los feministas y absoluto desconocimiento de lo que son movimientos sociales o diversidad ideológica de la izquierda.

  4. Fernando Díaz

    “Escribir mucho y sin faltas de ortografía no le da derecho al comentarista a que deba ser tomado en serio”.

    -Pensamiento absurdo donde los haya. Lo que no es para ser tomado en serio es arremeter contra alguien careciendo de argumentos. Lo que sí es cierto es que muchas veces basta un puñado de palabras para retratar a alguien.

    “Rezuma desprecio al feminismo, desprecio a las y los feministas y absoluto desconocimiento de lo que son movimientos sociales o diversidad ideológica de la izquierda”.

    -Confunde desprecio con rechazo razonado. Absoluto desconocimiento es lo que le presuponemos a usted dado el despliegue de poderosas razones que apoyan su afirmación. Formar parte parte de la Izquierda no depende de que uno mismo lo manifieste: yo puedo asegurar que soy millonario y encontrarme que cuando voy al cajero éste no me da un euro.

    Es significativo en este tema una vez más cómo alguien te da la razón aún sin quererlo, de forma involuntaria. ¿cómo? empleando ese tono autoritario, con indisimulada contrariedad por tener que reflexionar y razonar.

    • Rick Ramone

      No se debate con gente que afirma que la Tierra es plana ni alguien que comienza su parrafada con el término “neofeminismo hembrista”. Equivaldría a otorgar un mínimo de respeto a esas ideas.

  5. Fernando Díaz

    “No se debate con gente que afirma que la Tierra es plana ni alguien que comienza su parrafada con el término “neofeminismo hembrista”. Equivaldría a otorgar un mínimo de respeto a esas ideas”.

    Sí, puede seguir dando vueltas en círculo, es su problema.
    Efectivamente, “neofemisnimo hembrista” queda feo en este tiempos donde alejarse un milímetro de los dogmas ´progres´está demonizado y hay que pagar por ello el peaje corrspondiente (por muy descriptiva que sea la expresión).
    Viste mucho más decir: “terrorismo machista”, ¡dónde va a parar! aunque lo único terrorista ahí sea el circuito neuronal del lumbreras hemnbrista de turno.

    Repito: considerar que una crítica razonada a este neofeminismo extremista es lo mismo que defender que la Tierra es plana, demuestra, por desgracia, que no voy descaminado al ver puro fundamentalismo en esta ideología de “género”.

    Pd,- También demuestra que SÍ voy descaminado al pensar que pueda haber posibilidad de razonar por parte de sus defensores. Me recuerda aquellos ´debates´ juveniles sobre la fé religiosa, las reacciones de quienes se consideraban “creyentes” e intentabas ingenuamente que te explicaran por qué lo eran, en qué creían … intentando llevarles al terreno racional. Al final siempre se repetía lo mismo: comprobabas que la respuesta era que querían creer en algo, creían creer en algo.

  6. Fernando Díaz

    Por cierto, acabo de escuchar el Informativo de El Faradio de hoy y sobre este tema del feminismo he oído cosas realmente chocantes. A veces tiene uno la impresión de ser un astronauta ´interestelar´ que ha vuelto después de unos cuantos años de viaje a la Tierra, y ve y escucha situaciones que le llaman mucho la atención y le hace sospechar haberse excedido en el sueño en la nave. Por ejemplo:

    1-Que el feminismo actual tiene algo que ver con la IGUALDAD. Así, sin anestesia.
    Cualquier persona independiente que eche un ojo a la Ley de VG y lea que su premisa de partida es, nada menos, que esa violencia (sólo de hombre a mujer) tiene su origen en el hombre por el mero hecho de ser hombre y lo sufre la mujer, por el mero hecho de ser mujer, ya indica que aquí de Igualdad ´rien de rien´, es más, el apelar a la Igualdad suena más bien a sarcasmo o a burla.
    Pero lo mejor de todo es la justificación con “datos”: en torno a medio centenar largo al año de mujeres muertas por (ex)parejas, es decir, que las mujeres sufren de forma apabullante la violencia social (“machismo”, “patriarcado”. etc.) y por tanto necesitan un tratamiento especial, de excepción.

    Sin embargo, si de forma objetiva echamos un ojo a los datos de ´violencia social´ sin manipular, es decir, los globales, no sólo los que interesan para tu discurso, vemos que en indicadores incontestables como el número de homicidios totales, los accidentes laborales, los muertos en Tráfico, los suicidios, o bien los indigentes, población reclusa, drogadictos, etc. etc. etc. los perjudicados por sexo son claramente los hombres con porcentajes de media cercanos a un 80 %.
    Entonces ¿de qué estamos hablando? De qué Igualdad nos están hablando? Qué fue del espíritu crítico?

    2-He oído comparar la “lucha por los derechos de las mujeres” con el racismo. Después de recuperarme y de convencerme de que era una frase dicha en serio, he pensado que aún no habíamos tocado fondo con otras expresiones oídas tales como “terrorismo machista”.
    Primero, ¿qué son los “derechos de las mujeres”? ¿cuáles son, pues, los derechos de los hombres? (que supongo habrá simétricamente). ¿En qué fundamentos se basan dichos ´derechos de las mujeres´? ¿Se basan en considerar que son seres superiores o seres inferiores? ¿dónde están legislados y por quién?

    Segundo. Cómo se puede comparar si rubor la discriminación sufrida por razas (como la negra) basada en el color de su piel, es decir, con un criterio-estigma tan objetivo como inevitable que servía de hecho para meter a todos sus componentes en el mismo saco, en el mismo colectivo como históricamente han hecho grupos opresores, esclavistas o asesinos. Cómo se puede, digo, comparar esas situaciones con la de las mujeres en nuestra sociedad, afortunadamente con los MISMOS derechos que sus compañeros varones (en realidad con algunos más, según parece). No hay por dónde cogerlo.
    Habrá a quien le parezca un tema menor, pero banalizar y frivolizar de esa manera un asunto así no es muy afortunado.

    3.Vox es negacionista con la violencia contra las mujeres: Se puede defender una postura legítima, pero para ello creo que no es necesario faltar a la verdad.
    Yo no he escuchado a Vox ni una sola vez afirma tal extremo. Una cosa es querer (también legítimamente) reformar la Ley de VG tal y como está ahora hecha, y otra asegurar que quieren a las mujeres indefensas y que son cómplices de los asesinos (dicho también por este sector ultra feminista).
    Cuando en realidad curiosamente es al revés —> si haces una limpia de la enooorme cantidad de chiringuitos que viven de las ingentes subvenciones públicas que se embolsan cantidades exorbitantes de dinero y lo dedicaras a fines prácticos que realmente tienen que ver con este tema (investigación, medidas jurídicas racionales, etc.) , seguramente los resultados serían otros, no como los actuales: un verdadero desastre.
    Lo que ocurre es que falta tiempo para linchar a un partido que lleva la contraria en dos tres temas que la progresía había pensado que eran indiscutibles. Error.

    4.Considerar la “lucha feminista” como territorio comanche de la izquierda.
    Aquí es donde más noto la posibilidad de haberme quedado dormido interesterlarmente un par de décadas. ¿De izquierdas? ¿El defender la legislación de autor discriminando objetivamente a la mitad de la población consagrando así legalmente la Desigualdad más injusta y absurda?
    ¿considerar a todos los hombres presuntamente culpables por ser hombres? (ver la última sentencia aberrante del TSupremo).
    ¿cargarse la constitución defendiendo la desigualdad de los españoles ante la Ley por el sexo?

    Y a nivel ideológico —> ¿manejar conceptos fantásticos por metafísicos sin prueba empírica alguna, sin sustento lógico, sin datar, sin acotar en la geografía ni en la historia, como el “patriarcado” o el “machismo”?
    Lo siento, pero la racionalidad y, en general los conceptos basados en la Realidad contrastable y empírica siempre fueron los materiales que la Izquierda manejó ( y no entes abstractos, míticos y sin fundamento real verificable) .
    En este sentido me temo que el movimiento neofeminista os ha colado un gol por toda la escuadra.
    Entiendo que para un sector apoyar este movimiento profundamente sexista les proporcione cierto confort ideológico ´progre´, les haga sentirse mejor en este sentido, pero siento decirles que su identificación con la izquierda es pura coincidencia. Como tampoco tiene NADA de izquierdista el animalismo, el veganismo, el defender la apertura de fronteras, el pacifismo, el ecologismo o el vestir desaliñadamente, y no lo tienen porque no hay ahí un solo gramo de materia política, sólo de ensoñaciones románticas, idealistas o “progres”. Sospecho que hay mucha, demasiada, gente despistada en este sentido.

    Es más, por lo ya expuesto sólo veo en el ACTUAL feminismo una posición claramente reaccionaria, que aboga por la discriminación sexual, la desigualdad, el enfrentamiento gratuito entre sexos, el fomento de ataques no por actuaciones individuales sino por pertenencia involuntaria a un colectivo (sexo), la llamada frecuente a la violencia (verbal y no tan verbal) en presentaciones, reuniones o actos que no están en su línea, boicots, escraches, etc; en su gusto por practicar la censura, en el acento en pretender alcanzar la Igualdad de resultados (sólo cuando les interesa) en una clara concepción autoritaria, ec. etc.

    5.No veo, pues, izquierdismo por ningún lado cerca de este movimiento. Por lo dicho anteriormente no sé si ver extrema derecha, pero desde luego sí un movimiento que defiende un concepto de mujer profundamente misógino.

    No encuentro otra explicación en esa fijación por tratar a todas las féminas como si fueran seres retrasados, impedidos, incapaces de tomar sus propias decisiones, irresponsables y necesitadas de la protección -ahora no de un Príncipe Azul- pero sí de Papá Estado, y Mamás feministas, encantados ambos de pastorear a un rebaño (electoral) que, por cierto, mayoritariamente siempre se ha resistido. ¿Por qué será?


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas