Subir

Top

3

Ruth Beitia sólo ha planteado cuatro preguntas orales en dos legislaturas en el Parlamento

9 de enero de 2019. POR

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, esgrimió el sobradamente conocido e impresionante currículum deportivo de Ruth Beitia, medallista olímpica entre muchos otros logros, para defender su idoneidad como candidata electoral frente a la propia presidenta del partido, María José Sáenz de Buruaga.

Ruth Beitia en una comisión parlamentaria

Aparte está su currículum político, pues Ruth Beitia, miembro de la dirección del PP nacional con Pablo Casado y nombrada en 2008 para la dirección del PP cántabro con Ignacio Diego, lleva dos legislaturas como diputada.

En ellas, según refleja la Web del Parlamento de Cantabria, consultada por EL FARADIO, sólo constan dos intervenciones parlamentarias para realizar cuatro preguntas orales, así como ocho preguntas escritas.

El resto de reflejo de su actividad en la Cámara ha sido o bien cuestiones inherentes a la condición de diputada o bien en iniciativas conjuntas con otros compañeros del Grupo Popular para gestiones que requieren varias firmas, tal y como detalla el repaso a sus expedientes parlamentarios.

Aparte, estarían las veces que ha tenido que intervenir, en pleno o comisión, cuando la iniciativa la tenían otros grupos. Es decir, cuando algún otro partido planteaba, por ejemplo, un tema de cooperación (área en la que ha sido la representante) y Beitia tuviera que exponer la postura al respecto de su partido.

En total, le constan en esta legislatura 15 intervenciones en el Parlamento: dos en preguntas (aunque formalmente fueran cuatro preguntas, se pueden agrupar las intervenciones) y el resto a instancias de planteamientos de otros grupos.

Y aunque el reparto de temas o acciones en el día a día parlamentario no siempre es voluntad del diputado en cuestión sino de quien dirija el grupo, es –si se excluye a los diputados que a su vez son miembros del Gobierno y no intervienen más que, fundamentalmente, a iniciativa de los demás, o a la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga, cuya función es moderadora– la parlamentaria que menos actividad ha tenido esta legislatura, sólo por debajo de Ildefonso Calderón, diputado del PP, que ha realizado nueve preguntas y al que le constan 31 intervenciones en el Pleno.

Otra faceta de la actividad parlamentaria es más institucional, desde ejercer de anfitrión en visitas de grupos o intervenir en debates temáticos, como por ejemplo los que se han organizado desde las ONGs de la Alianza Cántabra contra la Pobreza dentro de la Semana de la Pobreza.

SU PRIMERA LEGISLATURA, TRES EXPEDIENTES Y EN LA MESA

En su primera legislatura en el Parlamento, Ruth Beitia fue diputada, secretaria primera de la Mesa del Parlamento (el órgano que regula el día a día de la Cámara, como la fijación del orden del día de los Plenos, entre otras cuestiones), vicepresidenta de la Comisión de Reglamento y vocal de la Comisión de Peticiones.

Y sólo le constan cinco expedientes: tres relacionados con la condición de diputada (la declaración de incompatibilidades, la declaración de bienes o la constitución del grupo parlamentario); y dos de formas de conjunta con compañeros del grupo, las dos peticiones de Comisión de Investigación que fiscalizaron al anterior Gobierno (la de la empresa pública turística CANTUR, que incluyó la operación financiera del Racing; y la de GFB, la fábrica de fibroyeso frustrada pese a la inversión pública del Ejecutivo).

Como secretaria de la Mesa, intervenía en cada Pleno para realizar el recuento de los votos emitidos a cada punto del orden del día que se sometiera a votación.

SU SEGUNDA LEGISLATURA: 22 EXPEDIENTES, CUATRO PREGUNTAS ORALES

En esta novena legislatura, 2015-2019, su segunda en el Parlamento, Beitia ha sido diputada, miembro suplente de la diputación permanente (una especie de versión reducida del Parlamento para los períodos en los que no hay sesiones) y miembro, como vocal, de las comisiones de Obras Públicas y de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social, sin estar ya en la Mesa del Parlamento.

Y le constan 22 expedientes, de los que tres son nuevamente cuestiones comunes a todos los diputados. Es decir, la propia credencial de ser diputada y luego temas como la declaración de bienes o incompatibilidades.

De esos 22 expedientes, otros 7 son conjuntos, es decir, su firma junto a otros diputados del mismo grupo, generalmente para pedir comparecencias de miembros del Gobierno sobre asuntos que afectan a las comisiones de las que forma parte (Obras Públicas y Educación)

Así fue en 6 ocasiones, pidiendo que acudieran a la comisión consejeros o directores generales para hablar de las ayudas al pago del alquiler, el Puerto de Laredo (en dos ocasiones), encomiendas de gestión a la empresa pública estatal TRAGSA, el programa de Gobierno en Cultura y las ayudas a cooperación.

También fue una de las ocho firmantes de la petición de creación de Comisión de Investigación sobre los contratos en el Servicio Cántabro de Salud. Aunque sí se aprobó una comisión, no fue esta que planteó el PP sobre la época de gobierno del PSOE, sino otra más amplia planteada por otros grupos que incluía también los años del PP. En cualquier caso, todo apunta a que no dará tiempo a que se celebre en esta legislatura.

Después, le constan ocho preguntas escritas, es decir, que no llegan a plantearse con intervención en el Pleno o Comisión y que buscan información de determinados aspectos de la gestión del Gobierno.

Cuatro fueron en mayo de 2016, el mismo día, seguidas, sobre el mismo tema, las previsiones en que iban a salir convocatorias de distintas becas deportivas (clubes, deporte femenino, deportistas de alto rendimiento o eventos promovidos por clubes, federaciones y ayuntamientos.

Y otras cuatro presentadas el 19 de abril, sobre el mismo tema: los gastos del viaje institucional al Sáhara en el primer trimestre de 2016.

Ha realizado cuatro preguntas orales, con intervención en el Parlamento, sobre temas como la financiación de la piscina de Laredo (dos, dentro de la dinámica parlamentaria en la que se suelen realizar varias preguntas sobre el mismo tema seguidas), en diciembre del año pasado; y otras dos en febrero de 2016, también seguidas, sobre los impagos de subvenciones a clubes deportivos.

En resumen, de sus 22 expedientes en esta segunda legislatura, diez no implican iniciativa parlamentaria, pues tres han sido por cuestiones propias de su cargo y siete iniciativas conjuntas con otros parlamentarios, mientras que ha realizado ocho preguntas escritas (en dos tandas) y cuatro preguntas con intervención oral (en dos tandas).

Comentarios

  1. Oscar

    Pero no es una inocentada atrasada???

    Como pueden poner a esta saltadora de vallas como candidata a presidencia?? Cada uno en su campo… Que una cosa es colocarla a dedo y sentarla en una silla para que se lo lleve calentito y otra es ponerla ahí, pese a la oposición autonómica de su partido.

    El mundo al revés.

    • Alejandro

      La valía política o falta de la misma de Ruth Beitia no implica que haya de menospreciarla en lo que ha sido su actividad profesional y que la define, por resultados y longevidad deportiva, como la mejor atleta que ha habido en la historia del deporte Español. Campeona de todo: Campeona Olímpica, del Mundo, de Europa, de los juegos iberoamericanos, de los juegos mediterráneos, dos veces ganadora de la Diamond League en salto de altura (que recoge los mítines más importantes en atletismo en un año), un total de 18 medallas entre oros, platas y bronces en campeonatos oficiales internacionales…Es decir, en su ámbito profesional pocos Cántabros en el último siglo han tenido un éxito comparable al suyo. Así que denominarla despreciativamente saltadora de vallas es un menosprecio.
      Por otro lado, y sin conocer el tema a fondo, el artículo del Faradio es parcial. Ruth Beitia hasta hace muy poco tiempo, ha estado compaginando su actividad profesional, la cual la ha hecho estar fuera de Cantabria durante largas estancias, con su actividad política, no como la mayoría de los diputados que viven del pesebre público y no tienen oficio ni benefeficio (al menos que sea conocido). Además, para ser secretaria de la Mesa, que parece según el artículo que haya sido puesta a dedo, se ha de ganar mediante votación en la constitución de la misma Mesa, tras la elección del Presidente y de los Vicepresidentes.
      En cuanto a su valía política, no veo yo que aquí proteste nadie porque desde las filas de Podemos se hayan presentado a las elecciones gente con nula experiencia política, ni que en las próximas elecciones, supuestamente, uno de los candidatos va a ser un cómico, ni que el candidato del PSOE, ese gran regenerador moral de la política de Cantabria y que presume de carrera profesional en el ámbito privado, no haya trabajado más de 18 meses en una empresa, ya que el resto de su carrera fue a dedazo en el ayuntamiento socialista de Val de San Vicente…

  2. Leonor

    Ojo al dato: Ruth Beitia ha planteado más preguntas orales que Rosana Alonso en el Congreso de los Diputados…

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.


Asienta Asesores

Empresas Amigas