Subir

Top

7

Denuncian decisiones en Podemos «al servicio particular» de Verónica Ordóñez

11 de enero de 2019. POR

Verónica Ordóñez es una de las denunciantes de José Ramón Blanco en un caso que ha desembocado en Gestora, candidata proclamada a liderar las listas al Parlamento en unas primarias paralizadas y diputada no adscrita tras abandonar el Grupo Parlamentario.

La resolución de la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos estatal que restauró a comienzos de esta semana la militancia de la diputada Verónica Ordóñez, llevó acompañada dos votos particulares contrarios a la decisión y críticos hasta dudar de la «procedencia».

En concreto, los votos discrepantes se refieren a una resolución «presentada por no sabemos quién», además de advertir una «parcialidad» que puede responder a un «criterio de oportunidad política contrario a Derecho».

Asimismo apuntan a la  falta de competencia del órgano para resolver más allá de la «proporcionalidad» de la suspensión cautelar de militancia (un mes de duración), y que no estaba motivado en el recurso de la diputada ni en la resolución que se haya incumplido.

Pero sobre todo destaca la ausencia de «debate jurídico» sobre «si le asistía o no razón» en su denuncia (por supuesto acoso) contra el diputado José Ramón Blanco. Es decir, se muestran contrarios a que Garantías resuelva una medida provisional sin entrar a juzgar el fondo del asunto.

Con esa decisión que le devolvía la militancia, Ordóñez solicitó a la Gestora permiso para abandonar el Grupo Parlamentario, lo que le fue concedido inmediatamente.

Al día siguiente, a primera hora de la mañana, la diputada castreña registró su solicitud en el Parlamento, lo que en la práctica supuso su salida como diputada no adscrita y el paso de Blanco y Alberto Bolado al Grupo Mixto. Mientras la Gestora reconoce a Ordóñez, los otros dos diputados señalan que ese abandono del Grupo la convierte en tránsfuga.

Ordóñez había sido sancionada cautelarmente por la dirección de Rosana Alonso (destituida por la Gestora) por cinco faltas muy graves y una falta grave, en una decisión salomónica que apartó igualmente a José Ramón Blanco, después de varios episodios parlamentarios que los votos particulares califican de «espectáculo desastroso».

La suspensión cautelar de Ordóñez precipitó, en primer lugar, que el diputado Alberto Bolado convocara una reunión extraordinaria para relevar a Ordóñez como portavoz del Grupo Parlamentario.

Pero antes de que eso sucediera la dirección estatal decidió instaurar una Gestora en Cantabria, al entender que la dirección de Alonso no podía tratar igual a la denunciante que al denunciado.

LOS VOTOS PARTICULARES

Los votos particulares a los que ha tenido acceso EL FARADIO están firmados por los titulares de la Comisión de Garantías Democráticas Estatal, Argiro Artenio Giraldo Quintero y María del Rosario Rodero Salamanca, secretaria técnica del órgano en el que se resuelven denuncias internas como las que han precipitado la crisis de Podemos en Cantabria, entre críticas, a su vez, por la «indefensión» o falta de garantías para su defensa de los acusados.

De hecho, son los mismos miembros que se posicionaron en contra de apartar de las primarias a la entonces secretaria general, Rosana Alonso, su secretario de Organización, David González, y la secretaria de Feminismos, Belén Milán, tras  la decisión de un comité electoral afín a Ordóñez que siguió el camino que señaló la propia Comisión de Garantías para conseguir la calificación de «informe negativo» del Comité de Seguridad y Salud Laboral en la investigación de las denuncias contra Blanco, acusados por ese órgano de ocultar las denuncias. Finalmente un juzgado paralizó las primarias.

En el primer voto discrepante, Giraldo Quintero incluso duda de la procedencia de la resolución propuesta para restituir la militancia de Ordóñez. «La propuesta presentada por no sabemos quién» ante la Comisión de Garantías Democráticas «lo que hace es torcer el fiel de la balanza hacia una de las partes».

De esta manera expresa su «más absoluto rechazo», porque actúa «al servicio de un interés particular y no al servicio del interés general del Partido» y sin «la imparcialidad requerida»,

En el mismo sentido, critica que se resuelva el asunto «sin que se haya debatido en un escenario jurídico, establecido para ello, si le asistía o no razón en su denuncia contra Blanco», en referencia a que Garantías no se ha reunido para valorar los recursos a las tres denuncias de supuesto acoso presentadas contra Blanco que contaminaron a Rosana Alonso y su equipo.

Las denuncias se presentaron en agosto de 2018, por una extrabajadora, la diputada Ordóñez (que aspira a liderar la lista al Parlamento en mayo y quedó como candidata única en un proceso que ha paralizado un juzgado) y la secretaria general de Podemos en Santander, que es la interlocutora de Podemos para la confluencia de la capital.

EL CONSEJO DE COORDINACIÓN «PROCEDIÓ SABIAMENTE»

Para Giraldo Quintero el Consejo Ciudadano de Cantabria «procedió sabiamente» a suspender provisionalmente a Blanco y Ordóñez «mientras se hacía la instrucción» de las denuncias contra el primero y «toda vez que el espectáculo que ofrecían con utilización de medios y acciones tóxicas, estaban colocando al Partido en un desprestigio generalizado«.

Así, no considera «de recibo» las alegaciones de la recurrente (Ordóñez) porque «los argumentos que dice ofrecer y las pruebas que dice tener» se deben dar «dentro de la instrucción» y no en el marco jurídico de la medida cautelar. Es decir, que sin resolver el partido estatal las denuncias contra Blanco no podía la misma organización resolver un recurso a una medida provisional.

Verónica Ordóñez alegaba falta de pruebas para su suspensión cautelar o parcialidad en la decisión de apartarla cautelarmente, pero este voto particular recuerda que puede defenderse con garantías en la instrucción general.

Además, la medida suspendía a «las dos partes en conflicto» por el «espectáculo desastroso» y rechaza, por «tendencioso», el argumento de la diputada castreña de la sanción «contra quien denuncia» – motivo que asume esa resolución de dudosa procedencia, según este titular de Garantías- que devolvía la militancia a Ordóñez.

«Garantías de Podemos se aparta del interés fundamental que da origen al partido, que es el de conseguir el poder por la vía democrática»

Por otra parte, lamenta que la Comisión de Garantías de Podemos se aparta con su resolución del «interés fundamental que da origen al Partido», que es el de «conseguir el poder por la vía democrática», para lo cual «el buen nombre y el respeto entre los afiliados debe ser la premisa ética de comportamiento», sobre todo cuando «actuaciones y actos están derivando en perdidas de confianza y credibilidad ante el pueblo que puso las esperanzas en nosotros».

Además, tanto Giraldo Quintero como Rodero Salamanca apuntan que Garantías se excede en sus competencias al devolver la militancia a Ordóñez, ya que en base a sus propios reglamentos y estatutos, el «único elemento de control» es sobre la «proporcionalidad» de la medida, algo que no queda justificado que se haya vulnerado en la resolución y que ni siquiera alegaba la diputada (la sanción era de un mes).

Por su parte, Rodero Salamanca señala precedentes en los que se pidió al Consejo de Coordinación que argumentar las medidas cautelares, por lo que recuerda el deber de los tribunales de «respetar sus propios precedentes» y si cuando cambia su propia doctrina debe manifestarlo y razonarlo «expresamente».

No siendo así, la secretaria técnica de Garantías de Podemos considera que la resolución «se excede en sus funciones», por lo que estima que «pudiera deberse a un criterio de oportunidad política opuesto a los razonamientos que proceden en Derecho».

Comentarios

  1. Jorge Palencia Martínez

    A ver ai lo entiendo. Según artículos anteriores de este medio en toda la comisión de garantías autonómica como la estatal son dos órganos contaminados políticamente que solo toman decisiones de parte.

    Se ha buscado hasta la saciedad relaciones entre los integrantes ya más comisiones para justificar supuestas afinidades. Solo ha faltado escribir que fulanita se rozó en el metro con menganita.

    Pero como ahora resulta que dos de los miembros emiten un voto particular que está de acuerdo con nuestras tesis entonces ya sí valen.

    Estos son honestos y los otros, que por cierto son mayoría, no lo son.

    (Por cierto comentar que estos dos o al menos uno de ellos ya la liaron en 2017 llegando incluso a montar una comisión de garantías paralela).

    En definitiva parece ser irrelevante la resolución de garantías aunque sea mayoritaria dado que hay un voto particular que nos favorece y ese es el que vale.

    Esto sería exactamente lo mismo que dar validez al voto particular del juez de la manada.

  2. Curro

    A ver Jorge, es muy fácil de entender, yo desde fuera y como ciudadano, lo que veo es que esta chica quiere mantenerse en el poder, vamos, lo que es una trepa, y ha montado toda una jugadita para cargarse a quien no podía ganar de manera democrática y jugando con los aparatos del partido para echar a su competencia. El partido, de manera descarada, la ha apoyado para cargarse la dirección democrática. Vamos, un golpe en toda regla que quieren presentar como ell@s son l@s mal@s y ella la buena. Todo muy torticero…

    • Pablo

      No, no es tan fácil de entender, de hecho es bastante complejo y la pelea viene de lejos (que no deja de ser triste)
      No es Verónica sola, son otras dos compañeras más las que pusieron en su día una queja ante el órgano correspondiente del partido, una de ellas hasta hace 4 días era del sector de Rosana y “enemiga” de Verónica, la otra una trabajadora sin intereses de parte. Tampoco es la primera queja que tiene Blanco, ya en 2015 garantías estuvo estudiando sus agresiones verbales a miembros de la PAH y del partido (cierto es que eso quedo en nada)
      Ni todos somos tan buenos ni todos somos tan malos, el sector de Rosana ahora acusa de dedazos en la formación de listas… para entender los apoyos actuales habría que preguntase como llego Rosana a diputada y cuál fue el dedazo que la señalo. Acusan de una reunión en un parque para acabar con un cca… justo los que participaban activamente de un canal de telegram para acabar con otro cca… si aquí nos conocemos todos.
      También se habla mucho de que Rosana es la legitima SG, cierto, gano una elecciones por 41 votos, con esa diferencia de votos se dedicó a pasar el rodillo, pasaron de firmar un compromiso en campaña con las juventudes del partido a llamarles en la radio “cuatro niñatos que no representan a nadie” , retiraron financiación a círculos no afines, dieron cargos a personas que se habían marchado del partido insultando en televisión a compañeros…en fin que hay que saber perder pero también hay que saber ganar.

  3. Tuki

    Esta chica es lo peor, espero que no tenga cabida en un partido como podemos…

  4. Jorge Palencia Martínez

    Curro esa es tu opinión que es completamente lícita sin embargo los comportamientos de Blanco fueron reconocidos por el mismo y son completamente inadmisibles y son hechos, no opiniones.

    Por otro lado garantías se pronuncia y cuando no nos conviene cuestionamos su ética o sus afinidades y si nos conviene damos más validez a los votos particulares.

  5. Jorge Palencia Martínez

    Fíjate además curro que la sanción de Vero la decide el Consejo de coordinación en jucio sumarísimo sin aportar ninguna prueba documental y saltándose el procedimiento, sin ordenar a garantías que instruyera ni propusiera sanciones. Y esto lo han hecho los mismos que se quejan de su indefensión en el caso anterior. Todo esto además sin que figurara en el orden del día y sin que hasta la fecha haya acta conocida.

    Garantías estatal revoca dicha sanción como no puede ser de otra manera porque se mire por donde se mire era una chapuza y una venganza sin pies ni cabeza que nadie podrá defender que respeta de ninguna manera el procedimiento y resulta que de lo que nos hacemos eco es del voto particular.

    Todos, absolutamente todos los argumentos que se han utilizado aquí para defender que se hizo mal lo de Rosana y Bouza valdrían multiplicados por 10 para la sanción a Vero pero de eso no se dice nada (una prueba más de lo tendencioso de cada artículo). De lo que sí nos hacemos eco es de los votos particulares, eso sí, después de haber tirado por tierra la credibilidad y honorabilidad de TODOS los miembros de garantías, de aquí y de allí.

  6. Curro

    A ver, parece que los dos Jorge y Pablo estáis dentro del partido o cercanos, al menos, yo no tengo nada que ver con la política ni con ningún partido. A mí, a amig@s y familia que hemos hablado de esto, a tod@s nos parece lo mismo… La sensación es que esta chica quiere cargarse a la parte contraria para quedarse ella, ya que, sino en estas elecciones no iba a estar en las listas. Yo no he escuchado esas grabaciones ni esos audios de Juan Ramón, pero yo que soy preventivista me choca mucho leer en un periódico a Rosana diciendo que no le han tomado declaración por el caso del acoso y sin embargo, no le dejan presentarse a unas las primarias como candidata electoral por un suspuesto informe del Comité de Riesgos. Esto, yo como espectador y votante en Cantabria, lo veo una jugada muy sucia, en la que obviamente ella recurre a la justicia ordinaria. Normal.
    ¿Por qué se le priva de ese derecho si ella no ha cometido el acoso? ¿Por qué no le toman declaración en la instrucción que se lleva a cabo? Entiendo que si el Comité de Riesgos tiene dudas sobre si ella estaba amparando o defendiendo un acoso, deberían haberle tomado declaración, sino lo han hecho, desde luego que coartarle su derecho político a presentarse como candidata es un terrible error por parte de Podemos. Pero es que a parte de a ella, se lo han hecho a otras personas (y salen sus nombres en los periódicos) a las que se han cargado sin ton ni son…

    Desde luego que desde fuera parece todo amañado y muy amañado por parte de Verónica y sus afines para quedarse.

    Y esa es mi humilde opinión…


Asienta Asesores

Empresas Amigas