Subir

Top

2

Violencia o fronteras: la huelga feminista suma nuevos frentes

14 de enero de 2019. POR

La huelga feminista de 2019 dará continuidad en los temas a la primera, la multitudinaria cita del año pasado, pero abrirá nuevos frentes.

Manifestación del 8M, antes de la salida en la calle Burgos

Así, según se acordó en el el IV Encuentro Estatal 8M, a los cuatro ejes de la huelga anterior (laboral, consumo, estudiantil y cuidados) se sumarán otros como la violencia, los cuerpos, el racismo y las fronteras.

Otra prioridad es trabajar las interseccionalidad de las desigualdades (racial, trabajadoras del sexo, LGTBIQ…) y reforzar las huelgas de consumo y cuidados por su carácter antipatriarcal, anticapitalista y antirracista, construyendo un movimiento inclusivo, plural y transversal.

Algunos de estos detalles se conocerán este miércoles, a las 16.30 horas en el Salón de Actos de la Escuela de Idiomas (en la calle Cisneros), en un acto de presentación organizado por la Asamblea Feminista Abierta de Cantabria en el que participará la activista Justa Montero, bajo el título “Estrategias del movimiento feminista para el 8M19”.

JUSTA MONTERO

Justa Montero

Montero es cofundadora de un Centro de Mujeres de Madrid, de la Comisión por el derecho al aborto, de la Coordinadora estatal de organizaciones feministas, de la plataforma Mujeres ante el Congreso y de la Asamblea Feminista de Madrid, de la que forma parte en la actualidad.

También es experta en género y políticas de igualdad y máster en inmigración, refugio y relaciones intercomunitarias, es co-directora del curso de “Teorías feministas contemporáneas” y es docente en diversos cursos y másteres. Es autora de diversos artículos, publicaciones y ponencias sobre distintas temáticas como son derechos sexuales y reproductivos, aborto, violencia machista o prostitución y colabora en periódicos digitales como Viento Sur, Rebelión.org, Infolibre o Diagonal. Como activista, desde 1973 viene generando redes de mujeres diversas y siempre ha apostado por la convergencia entre los movimientos feministas y sociales.

En esta misma semana, más de 100 organizaciones a nivel estatal se movilizarán en respuesta a la llamada de los movimientos feministas andaluces. Bajo el lema “Ni un paso atrás”, se pretende visibilizar que no hay intención de permitir retrocesos en los derechos de las mujeres, amenazas que se esconden tras los pactos de gobierno de la comunidad andaluza. En concreto, en Santander habrá una concentración este martes día 15 a las 19:00 frente a Delegación de Gobierno.

LA ASAMBLEA FEMINISTA DE CANTABRIA

La Asamblea Feminista de Cantabria se forma en enero de 2018 para sumarse a la convocatoria de la huelga feminista internacional del 8M, jornada histórica durante la que millones de mujeres salieron a la calle para exigir igualdad de derechos y oponerse a las opresiones de género y las violencias machistas. La jornada del pasado 8 de marzo supuso un hito a nivel internacional pero también en Cantabria, dónde las cifras de participación en la calle fueron históricas.

En los últimos años los movimientos feministas han protagonizado importantes movilizaciones a nivel internacional. Desde Argentina y su grito de Ni una menos en 2016, la Women’s March a inicios de 2017 en EE.UU., las movilizaciones en Polonia en defensa del aborto, hasta la histórica convocatoria en 2018 de la huelga internacional de 24 horas. Huelga que más allá del ámbito laboral extiende su impacto a los cuidados, el consumo y el ámbito estudiantil, logrando visibilizar y dar expresión política propia a los malestares ocultos en la vida de las mujeres.

 

Comentarios

  1. Fernando Díaz

    Por cierto, acabo de escuchar el Informativo de El Faradio de hoy y sobre este tema del feminismo he oído cosas realmente chocantes. A veces tiene uno la impresión de ser un astronauta ´interestelar´ que ha vuelto después de unos cuantos años de viaje a la Tierra, y ve y escucha situaciones que le llaman mucho la atención y le hace sospechar haberse excedido en el sueño en la nave. Por ejemplo:

    1-Que el feminismo actual tiene algo que ver con la IGUALDAD. Así, sin anestesia.
    Cualquier persona independiente que eche un ojo a la Ley de VG y lea que su premisa de partida es, nada menos, que esa violencia (sólo de hombre a mujer) tiene su origen en el hombre por el mero hecho de ser hombre y lo sufre la mujer, por el mero hecho de ser mujer, ya indica que aquí de Igualdad ´rien de rien´, es más, el apelar a la Igualdad suena más bien a sarcasmo o a burla.
    Pero lo mejor de todo es la justificación con “datos”: en torno a medio centenar largo al año de mujeres muertas por (ex)parejas, es decir, que las mujeres sufren de forma apabullante la violencia social (“machismo”, “patriarcado”. etc.) y por tanto necesitan un tratamiento especial, de excepción.

    Sin embargo, si de forma objetiva echamos un ojo a los datos de ´violencia social´ sin manipular, es decir, los globales, no sólo los que interesan para tu discurso, vemos que en indicadores incontestables como el número de homicidios totales, los accidentes laborales, los muertos en Tráfico, los suicidios, o bien los indigentes, población reclusa, drogadictos, etc. etc. etc. los perjudicados por sexo son claramente los hombres con porcentajes de media cercanos a un 80 %.
    Entonces ¿de qué estamos hablando? De qué Igualdad nos están hablando? Qué fue del espíritu crítico?

    2-He oído comparar la “lucha por los derechos de las mujeres” con el racismo. Después de recuperarme y de convencerme de que era una frase dicha en serio, he pensado que aún no habíamos tocado fondo con otras expresiones oídas tales como “terrorismo machista”.
    Primero, ¿qué son los “derechos de las mujeres”? ¿cuáles son, pues, los derechos de los hombres? (que supongo habrá simétricamente). ¿En qué fundamentos se basan dichos ´derechos de las mujeres´? ¿Se basan en considerar que son seres superiores o seres inferiores? ¿dónde están legislados y por quién?

    Segundo. Cómo se puede comparar si rubor la discriminación sufrida por razas (como la negra) basada en el color de su piel, es decir, con un criterio-estigma tan objetivo como inevitable que servía de hecho para meter a todos sus componentes en el mismo saco, en el mismo colectivo como históricamente han hecho grupos opresores, esclavistas o asesinos. Cómo se puede, digo, comparar esas situaciones con la de las mujeres en nuestra sociedad, afortunadamente con los MISMOS derechos que sus compañeros varones (en realidad con algunos más, según parece). No hay por dónde cogerlo.
    Habrá a quien le parezca un tema menor, pero banalizar y frivolizar de esa manera un asunto así no es muy afortunado.

    3.Vox es negacionista con la violencia contra las mujeres: Se puede defender una postura legítima, pero para ello creo que no es necesario faltar a la verdad.
    Yo no he escuchado a Vox ni una sola vez afirma tal extremo. Una cosa es querer (también legítimamente) reformar la Ley de VG tal y como está ahora hecha, y otra asegurar que quieren a las mujeres indefensas y que son cómplices de los asesinos (dicho también por este sector ultra feminista).
    Cuando en realidad curiosamente es al revés —> si haces una limpia de la enooorme cantidad de chiringuitos que viven de las ingentes subvenciones públicas que se embolsan cantidades exorbitantes de dinero y lo dedicaras a fines prácticos que realmente tienen que ver con este tema (investigación, medidas jurídicas racionales, etc.) , seguramente los resultados serían otros, no como los actuales: un verdadero desastre.
    Lo que ocurre es que falta tiempo para linchar a un partido que lleva la contraria en dos tres temas que la progresía había pensado que eran indiscutibles. Error.

    4.Considerar la “lucha feminista” como territorio comanche de la izquierda.
    Aquí es donde más noto la posibilidad de haberme quedado dormido interesterlarmente un par de décadas. ¿De izquierdas? ¿El defender la legislación de autor discriminando objetivamente a la mitad de la población consagrando así legalmente la Desigualdad más injusta y absurda?
    ¿considerar a todos los hombres presuntamente culpables por ser hombres? (ver la última sentencia aberrante del TSupremo).
    ¿cargarse la constitución defendiendo la desigualdad de los españoles ante la Ley por el sexo?

    Y a nivel ideológico —> ¿manejar conceptos fantásticos por metafísicos sin prueba empírica alguna, sin sustento lógico, sin datar, sin acotar en la geografía ni en la historia, como el “patriarcado” o el “machismo”?
    Lo siento, pero la racionalidad y, en general los conceptos basados en la Realidad contrastable y empírica siempre fueron los materiales que la Izquierda manejó ( y no entes abstractos, míticos y sin fundamento real verificable) .
    En este sentido me temo que el movimiento neofeminista os ha colado un gol por toda la escuadra.
    Entiendo que para un sector apoyar este movimiento profundamente sexista les proporcione cierto confort ideológico ´progre´, les haga sentirse mejor en este sentido, pero siento decirles que su identificación con la izquierda es pura coincidencia. Como tampoco tiene NADA de izquierdista el animalismo, el veganismo, el defender la apertura de fronteras, el pacifismo, el ecologismo o el vestir desaliñadamente, y no lo tienen porque no hay ahí un solo gramo de materia política, sólo de ensoñaciones románticas, idealistas o “progres”. Sospecho que hay mucha, demasiada, gente despistada en este sentido.

    Es más, por lo ya expuesto sólo veo en el ACTUAL feminismo una posición claramente reaccionaria, que aboga por la discriminación sexual, la desigualdad, el enfrentamiento gratuito entre sexos, el fomento de ataques no por actuaciones individuales sino por pertenencia involuntaria a un colectivo (sexo), la llamada frecuente a la violencia (verbal y no tan verbal) en presentaciones, reuniones o actos que no están en su línea, boicots, escraches, etc; en su gusto por practicar la censura, en el acento en pretender alcanzar la Igualdad de resultados (sólo cuando les interesa) en una clara concepción autoritaria, ec. etc.

    5.No veo, pues, izquierdismo por ningún lado cerca de este movimiento. Por lo dicho anteriormente no sé si ver extrema derecha, pero desde luego sí un movimiento que defiende un concepto de mujer profundamente misógino.
    No encuentro otra explicación en esa fijación por tratar a todas las féminas como si fueran seres retrasados, impedidos, incapaces de tomar sus propias decisiones, irresponsables y necesitadas de la protección -ahora no de un Príncipe Azul- pero sí de Papá Estado, y Mamás feministas, encantados ambos de pastorear a un rebaño (electoral) que, por cierto, mayoritariamente siempre se ha resistido. ¿Por qué será?

    • Fernando Díaz

      Perdón… perdón y mil perdones. Soy el personaje que ha escrito el mitin anterior que imagino que nadie ha leído entero. Tenía un mal día. Como muchos últimamente. Mi postura negacionista sólo se debe a mi frustración personal. Y al alcohol.

      “Lo siento, me he equivocado y no volverá a pasar”.


logo_black-bird

Empresas Amigas