Subir

Top

0

Cantabria afronta la reconstrucción tras desactivarse la emergencia

26 de enero de 2019. POR

El Gobierno de Cantabria ha desactivado, a las 13:30 horas, el Plan Especial de Inundaciones de la Comunidad Autónoma (INUNCANT).

Labores de reconstrucción

Permanece, no obstante, en situación de preemergencia siguiendo con detenimiento la evolución de las incidencias abiertas, y coordinando los efectivos que trabajan en la recuperación de las infraestructuras, viviendas y negocios dañados.

Ante la mejora de la situación meteorología, la estabilización de las cuencas de los ríos y la finalización de las principales acciones encomendadas, los 229 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que han venido a Cantabria con 71 vehículos, comenzaron, este medio día, su repliegue a base en dos fases, la primera que ya se está acometiendo, y una segunda que tendrá lugar esta tarde.

Como principales acciones han acometido un dique de contención para reencauzar el río Saja a su paso por Ontoria (Cabezón de la Sal), han realizado un baipás en la CA-180, a su paso por Ruente, para garantizar la circulación de vehículos en un punto en el que el agua se había llevado parte de la carretera.

Además han trabajado en la limpieza de argayos, apertura de las bocas del puente de ‘Los Italianos’ en Torrelavega, y en el achique de agua de bajos de locales garajes y vías anegadas, con 23 autobombas, electrobombas, motobombas portátiles y un Equipo Medio de Bombeo de Agua (EMBAL) de gran capacidad que permite evacuar 320m3/h.

Tareas de reconstrucción

En fase de preemergencia, sin planes especiales activados, personal de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ejecutivo, y del 112 continuarán realizando, de manera preventiva, un estrecho seguimiento de la evolución meteorológica, ya que se esperan lluvias para la próxima semana, aunque sin avisos activados, y se centrarán en la vigilancia de las incidencias abiertas, y de aquellas que pueden tener evolución, como el desprendimiento que cubre la CA-180 en Ruente. Continuarán, asimismo, coordinando el operativo que trabaja en la recuperación de las infraestructuras afectadas y vigilando, de manera activa.

Ahora toca centrarse en la reconstrucción de las zonas afectadas por las inundaciones.

Estas labores se llevarán a cabo en la fase de preemergencia en la que, además, se realizará el seguimiento de la situación meteorológica, por la llegada de lluvias la próxima semana.

REPASO DE DAÑOS

En estos momentos hay 62 expedientes abiertos con incidencias en curso. Desde el inicio de los fenómenos meteorológicos adversos se han registrado 807 incidentes derivamos de las 1.686 llamadas recibidas en el Centro de Coordinación de Emergencias 112.

Respecto de la red de carreteras, en la mañana de hoy hay diez cortadas, la N-643 a su paso por el puerto de Lunada, la CA-622 Regules-Los Tornos, la N-611 en Pesquera y Los Corrales de Buelna, la CA-802 en Collado, la CA-804 en Los Llanos, la CA-425 en Hoz de Anero, la CA-180 en Ruente, la CA-281 entre Puentenansa y Piedrasluengas. Con incidentes que permiten el paso se registran 26 vías más. La comunicación por ferrocarril con la meseta permanece cortada, aunque Delegación del Gobierno estima que pueda recuperarse el tráfico a lo largo de la tarde.

Se continúa trabajando en la recuperación de infraestructuras. No se han registrado nuevas incidencias que afecten directamente a la integridad de personas, por lo que todos los esfuerzos están centrados en reabrir carreteras y ferrocarriles, garantizar los suministros de agua a localidades que han visto dañada su red de suministro, y ayudar a los afectados en la recuperación de sus bienes, negocios, industrias y ganaderías.

RESTABLECIMIENTO DEL ABASTECIMIENTO DE AGUA

Todos los abastecimiento de agua que se vieron afectados por las intensas lluvias de estos días en Cantabria han quedado restablecidos, bien con medidas provisionales en unos casos, y en otros con soluciones definitivas, lo que permite llevar agua nuevamente a todos los lugares que dependen del Gobierno de Cantabria.

Concretamente, en Pechón (Val de San Vicente), Ruente y Camaleño quedaron solucionados al final del día de ayer, mientras que en el caso de Cerrazo, en Reocín, el suministro de agua fue restablecido por la mañana, una vez que los técnicos de la Dirección de Medio Ambiente concluyeron la conducción provisional de 300 metros desde la Autovía del Agua, puesta en marcha hasta que el nivel del río permita la reparación de la rotura en la red de abastecimiento municipal.

Gracias a la Autovía del Agua, que permite mover el agua de unas cuencas a otras, se ha podido trasladar el agua de la zona Oriental a la zona del Saja y Besaya y, de esa manera, suministrar a Santillana, Suances, Reocín, Polanco y Val de San Vicente.


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas