Subir

Top

1

Nuevo cambio del Plan General de Santander para permitir la instalación de ascensores, limitada por el plan del 97

28 de enero de 2019. POR

El Ayuntamiento debatirá en su Pleno de este jueves una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana, elaborada de oficio por el servicio de urbanismo del Ayuntamiento de Santander, para mejorar la regulación aplicada a la instalación de ascensores en edificios preexistentes y a la ejecución de obras en edificios fuera de ordenación.

El Plan General de Santander de 2012 fue anulado y sustituido por el del 97

Se trata de flexibilizar los requisitos y condicionantes que establece el Plan General de 1997, adaptándose a la realidad actual y recuperando, en el caso de los ascensores, algunas de las medidas contempladas en el PGOU de 2012, tal y como aprobaba este jueves, como paso previo, la Comisión de Desarrollo Sostenible.

Ese plan está anulado judicialmente por el Tribunal Supremo, por lo que el vigente es el anterior, el de 1997, con clasificación de la ciudad en usos distintos a la del 2012 y también normas anteriores, como es el caso de la instalación de ascensores.

Frente al discurso que negaba las consecuencias de la anulación del citado plan o que apostaba por unas normas de transición como única solución, las modificaciones puntuales se han convertido en algo recurrente mientras se han ido pasando los plazos ofrecidos por el Consistorio para presentar un nuevo PGOU.

Así, de momento se han aprobado modificaciones para evitar problemas en los espacios comerciales (a instancias de Lupa) y se han aprobado convenios y expropiaciones con consecuencias económicas, como el de la residencia de Cazoña con Liberbank, el de Fuente Llata (zona Mataleñas) o el de Pronillo, con Caja España. Las consecuencias económicas de la anulación del PGOU suponen, de hecho, la tercera mayor inversión de los presupuestos municipales.

Expulsados el libro de EL FARADIO, ,ya redactado y en proceso de edición, aborda el modelo de ciudad que se impuso tras el incendio y su continuidad.

En este caso, se amplían las posibilidades para la implantación de ascensores en edificios preexistentes, con una normativa menos restrictiva que la del plan de 1997, favoreciendo la reducción o eliminación de barreras arquitectónicas y la mejora de la accesibilidad, sin que ello afecte a la ordenación urbana contemplada en el PGOU.

Por lo que respecta a la normativa aplicable a los edificios fuera de ordenación, se trata de aplicar unos criterios menos restrictivos en cuanto a las obras permitidas en aquellas edificaciones “disconformes” con el plan vigente, en función de la fase de tramitación y plazos en que se encuentren los desarrollos urbanísticos por los que se vean afectados.

Con este cambio, se agrupan en una sola figura todas las situaciones previstas en el planeamiento actual (fuera de ordenación, fuera de ordenanza o situaciones preexistentes), que pasan a denominarse “situaciones disconformes con el plan”, con tres grados diferentes que son los que determinan el tipo de obras que podrán ejecutarse en cada caso.

En definitiva, se trata de facilitar a los propietarios la ejecución de las obras necesarias para el correcto mantenimiento de sus viviendas en tanto se producen los desarrollos urbanísticos por los que puedan verse afectadas, atenuando las restricciones que establece el plan del 97.

LA S-20 AGUDIZA LA CONCENTRACIÓN DE ZONAS COMERCIALES

Por otra parte, la Comisión de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Santander ha dado hoy luz verde a la aprobación definitiva de un estudio de detalle que permitirá construir viviendas y locales comerciales en una parcela de la S-20.

En el entorno de la S-20 se vienen acumulando distintas zonas comerciales

En concreto, se podrán ejecutar hasta 82 viviendas, además de un gran zócalo comercial en la planta baja con unos 2.559 metros cuadrados de superficie, tal como ha informado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

El acuerdo se elevará al pleno de la Corporación del próximo jueves para su ratificación, tal como ha agregado el edil, quien ha recordado que la propuesta ha sido sometida a información pública y ha completado dicho trámite sin recibir alegaciones.

A través de este estudio de detalle se ordenan los volúmenes y se definen las rasantes de esta actuación que se va a ejecutar en el solar situado junto al establecimiento de McDonald’s en la avenida de la Constitución.

La parcela cuenta con una edificabilidad de 8.715 metros cuadrados, de los cuales, 2.559 metros se destinarán a usos comerciales y 6.156 metros cuadrados a uso residencial, con un máximo de 82 viviendas.

El zócalo comercial, que se desarrollará en la planta baja, tendrá una longitud de 100 metros y permitirá reforzar el núcleo de actividad y usos terciarios que se ha generado en torno a esta glorieta de la S-20, en la que se ubican, además del local de McDonald’s, un supermercado de la cadena LUPA.

Sobre ese zócalo comercial se plantean dos bloques de viviendas, cada uno de ellos de seis plantas de piso más bajo cubierta, y una crujía máxima de 15,5 metros.

Comentarios

  1. rafa

    Ya basta de ladrillo!!!!!!!.15.800 viviendas vacías en la ciudad de Santander y un proceso absurdo de turistización estilo Marbella año 80, NOS SIGUEN LLEVANDO A LA RUINA COMO CIUDAD sin opciones para los jóvenes, sin opciones de apoyo para parados y sin PROYECTO DE CIUDAD EN N.TT. y diseños reales del SIGLO XXI. Nos han hundido con el asfalto y el ladrillo y nos han tirado en el siglo XX. ASÍ ESTAMOS!!!!!


Logo Nos Vamos

Empresas Amigas