Subir

Top

2

Castro Urdiales modifica su PGOU para permitir edificar en una zona inundable

29 de enero de 2019. POR

Castro Urdiales lleva meses preparando la modificación nº 23 de su Plan General de Ordenación Urbana que, en resumen, procede de la consecuencia del conocido como ‘convenio Lolín’.

La idea es modificar el documento urbanístico para permitir la edificación de un nuevo centro comercial en la misma parcela en la que está enclavada la fábrica de anchoas, también próxima a la ría de Brazomar.

La Fábrica Lolín se ubica en ese terreno.

Sin embargo, desde Equo Cantabria han presentado alegaciones contra esta modificación, al entender que se han desoído importantes informes sobre el terreno que ha elaborado la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) y lo presentó el pasado mes de septiembre.

El informe advierte de que el área es “de riesgo potencial significativo de inundación”, y señala que “si bien el ámbito de actuación no se emplaza en zona de policía del dominio público hidráulico, el mismo resulta íntegramente inundable para la avenida de 100 y 500 años de periodo de retorno, así como la zona de flujo preferente”.

“Nos ha llamado especialmente la atención la desatención que hace el Ayuntamiento a un informe que emitió la CHC que advierte sobre la inundabilidad de la parcela”, ha denunciado el portavoz de Equo en Castro, Juantxu Bazán. Según Equo, el informe advierte de que es “una zona de alta peligrosidad de inundación”.

¿Y qué significa eso, además de lo obvio? Pues que “los usos que estarían autorizados estarían muy limitados”, nos cuentan desde Equo, que denuncian que, según la legislación, “no se podría edificar ni cambiar ni renovar algunas edificaciones que afecten al entorno”.

Por este motivo, desde el partido se han dirigido a la Dirección Regional de Ordenación del Territorio y a Costas, ya que considera que ambos organismos son competentes para paralizar esta edificabilidad. “El Ayuntamiento no puede hacer oídos sordos”, han declamado.

El Modificado nº 23 del Plan General de Ordenación Urbana de Castro Urdiales viene después de la aprobación del ‘Convenio Lolín’ y, según denuncia Equo, “la recalificación de suelo para la instalación del nuevo centro comercial tiene una ocupación en parcela (88%) muy por encima de la que permite la ley del suelo (66%)”.

La fábrica está ubicada en terreno público aunque el convenio que se llevó a cabo con el empresario, quien fue candidato a la alcaldía por el PRC, Jesús Gutiérrez, impuso que el Consistorio renunciaba a recuperar el dominio público de la margen derecha de la ría Brazomar.

Comentarios

  1. Alejandro Monteoliva Herreras

    Esta noticia no está contrastada y no es cierta. Les rogaría, si así lo estiman conveniente, se pusiesen en contacto con responsables políticos del Ayuntamiento de Castro y verán como no son ciertas las aseveraciones que se hacen en esta noticia. Nada hay medioambientalmente mejor que trasladar una fábrica molesta del casco urbano para llevarla a un polígono industrial

    • Fernando Peña Sota

      La misma fábrica que molesta en el casco urbano y es conveniente trasladar a un polígono industrial, va a continuar molestando exactamente lo mismo, probablemente más, cuando se convierta en un centro comercial.


logo_ko

Empresas Amigas