Subir

Top

0

El Puerto elevó la valla después del periodo con menos polizones

31 de enero de 2019. POR

Dispositivo en el Puerto de Santander || Foto: Guardia Civil

El Puerto de Santander elevó la valla hasta los cuatro metros después del periodo en que menos polizones consiguieron sus objetivos, el pasado verano, cuando se  interceptaron el 98% de las intrusiones.

La Guardia Civil ha ofrecido datos este jueves sobre accesos de polizones al Puerto de Santander en 2018, producto de la coordinación con la policía irlandesa An Garda Siochana.

Así, los cuerpos policiales cifran en 900 los intrusos interceptados en terrenos de la Autoridad Portuaria en el año 2018, lo que supone un 93% del total que accedieron de forma irregular.

Esto significa que en todo el año pasado, fueron 63 polizones los que lograron alcanzar sus objetivos de llegar a las costas británicas en los ferries que conectan Santander con las islas.

Por otra parte, Guardia Civil recalca que el mayor número de intrusiones en el Puerto se produjo en los meses de verano (julio, agosto y septiembre), pero fue el periodo en que menos polizones llegaron a su destino.

Así, se registraron el 35% del total (337), de las que se interceptaron el 98%. O lo que es lo mismo, sólo entraron 7 polizones en los barcos.

A pesar de los buenos datos del verano, el Puerto de Santander llevó un discurso a los medios que fue considerado «alarmista» o «xenófobo» por los movimientos sociales, que reclamaron «contención» y «responsabiliad» al hablar de migraciones.

Foto: Guardia Civil

En portadas consecutivas en El Diario Montañés, la Autoridad Portuaria primero alegó «completa indefensión» ante el auge de polizones (el 16 de octubre).

El mismo medio adelantó al día siguiente (17 de octubre) que el Puerto iba a instalar una valla de cuatro metros para frenar el salto de polizones. El Puerto de Bilbao había construido previamente un muro de cuatro metros de hormigón que no sirvió para evitar el acceso de los polizones, según la prensa local. El 4 de diciembre ya se había terminado de instalar la nueva valla de Santander.

A los pocos días, la Delegación del Gobierno y el jefe superior de Policía Nacional se comprometieron a reforzar la seguridad en el perímetro del Puerto para evitar los intentos de accesos, con la incorporación de dos vehículos de la Unidad Móvil de Control de Fonteras, precisamente para evitar que las redes se desplazaran desde Bilbao a Santander.

Según informaciones de El Correo o Deia, a la compañía Britanny Ferries le cuesta entre 6.000 y 7.400 euros cada polizón que alcanza las costas británicas, entre la multa de las policías portuarias y los costes de la repatriación.

Teniendo en cuenta estas cifras, el coste para la compañía sólo desde el Puerto de Santander se eleva hasta los 466.200 euros.

Pasaje Seguro pide “responsabilidad” y “contención” a instituciones y prensa al hablar de las migraciones


Frunfo Films

Empresas Amigas