Subir

Top

1

La Audiencia Provincial anula la expulsión de Mantecón de Ganemos que le hizo no adscrito

8 de febrero de 2019. POR

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Cantabria ha dado la razón a Antonio Mantecón, concejal de Santander Sí Puede en el Ayuntamiento, al anular su expulsión de Ganemos.

LA MARCA GANEMOS

Hay que poner un poco de contexto y leer con atención: Santander Sí Puede era la formación en la que militaba Mantecón y por la que fue concejal (un partido diferente de Podemos, del que provenía, aunque esa es otra historia).

Mantecón y Yáñez cuando eran compañeros.

Y Ganemos era una marca nacional, que de algún modo jugaba con el parecido a Podemos (la formación morada vivía mejores momentos electorales, pero no quiso presentarse a las municipales, así que florecieron opciones que incluían a militantes o personas cercanas y a representantes sociales).

Santander Sí Puede se asoció a la marca Ganemos de cara a las elecciones de 2015 –en las que el PP perdió la mayoría absoluta que parecía inmutable en la capital, en unos comicios en los que también entró IU, con Miguel Saro, en el Consistorio– y logró dos concejales: Mantecón y su ahora excompañera Tatiana Yáñez.

Pero pasó que en 2016 Ganemos, señalado en todo el país por prácticas en las que se denuncia que pedía dinero a los grupos municipales que se ampararon en su marca, le expulsó de sus filas.

Eso tuvo consecuencias en la institución: el Ayuntamiento de Santander asumió esa expulsión, considerando en consecuencia que Mantecón no perteneciera a ningún grupo (el que había formado junto a Yález). y pasara a no adscrito (el Ayuntamiento llegó a etiquetarle de tránsfuga, si bien él en todo momento siguió perteneciendo a Santander Sí Puede, cuyas siglas había defendido en las elecciones).

Esas consecuencias que redujeron su representación en las comisiones, por ejemplo, o que dejó de tener el apoyo para su trabajo de control del gobierno en el que le ayudaban dos empleados del grupo.

MANTECÓN FUE EXPULSADO DE UN PARTIDO EN EL QUE NO MILITABA

En la sentencia, consultada por EL FARADIO, se deja claro que Antonio Mantecón nunca militó en Ganemos y que sí que lo hacía en Santander Sí Puede.

Antonio Mantecón junto a compañeros de Santander Sí Puede

Es la respuesta a un recurso que Mantecón presentó contra un fallo previo que no le dio la razón. Ahora se le da en parte.

La sentencia inicial se aferraba a esa falta de vinculación con Ganemos para establecer que su expulsión del partido, asumida por el Ayuntamiento de Santander, no había tenido consecuencias sobre él y argumentaba que seguía siendo concejal.

Y eso pese a que en virtud de esa expulsión pasó del grupo mixto al no adscrito, con la consiguiente pérdida de representatividad o recursos para la actividad (tanto al principio de la legislatura como ahora Mantecón mantuvo en todo momento su trabajo al margen del Ayuntamiento.

Y aunque Ganemos y el Ministerio Fiscal rechazaban el recurso que presentó Mantecón contra esa sentencia y pidieron que se confirmara, sí que precisa que la expulsión tuvo consecuencias para el edil.

En realidad, y paradójicamente, Mantecón sufrió dos expulsiones: una de un partido en el que no militaba, Ganemos, que queda anulada, y otra decidida por la institución, el Ayuntamiento, consecuencia de la otra.

Nueva paradoja, la sentencia no afecta a esa segunda decisión, la municipal, la que le hizo pasar a los no adscritos (no porque tenga o no razón, sino porque cree que al ser un asunto que afecta a una institución, tiene que pasar a la jurisdicción contenciosa, que es en la que se pleitea contra la administración).

Queda anulada, pues, la expulsión de Mantecón de Ganemos con un argumento que apela a la lógica más básica: no se puede expulsar a alguien de un sitio del que no pertenece.

Quien podía echarle era el grupo municipal, más aún teniendo en cuenta que, complicando un poco más la cosa, quién presentó, formalmente, la candidatura a la elección fue Ganemos Santander Sí

Puede, una mezcla entre ambas. Pero el grupo, para su funcionamiento, se remitía, por escrito, a los estatutos de Santander Sí Puede, y no a ninguna norma de Ganemos.

“HA OBRADO EL SENTIDO COMÚN”

Antonio Mantecón declara estar profundamente satisfecho con el dictamen: “Ha obrado el sentido común. No se puede expulsar a nadie de un partido al que no está afiliado. Lo hemos repetido hasta la saciedad desde el momento en que se produce este despropósito. Y el primero que hizo oídos sordos fue el Ayuntamiento de Santander”.

En palabras de Mantecón, “esta sentencia viene a confirmar lo que ya dijimos en su momento: mi expulsión, tanto de un partido al que no pertenecía, como de un grupo municipal que no se debía a la disciplina de ese partido, eran completamente irregulares.

Antonio Mantecón

“No nos extrañó de Ganemos, puesto que sus maniobras para hacerse con el control de los recursos del grupo solo era la repetición de las actuaciones que había tenido en otros municipios del Estado”, incide Mantecón, que recuerda que la formación municipalista ya denunció en 2017 que Ganemos formaba parte de una trama de corrupción a nivel estatal para conseguir desviar los fondos de los grupos y cargos municipales de esa formación a manos privadas.

Pero “el problema estalla cuando un Ayuntamiento que se dice democrático se hace eco de semejante dislate, a pesar de las pruebas aportadas por nosotros en el momento de conocer la expulsión”.

“Teníamos en aquel momento clara la connivencia del Partido Popular en este hecho, ya que condenarme al banquillo de los no adscritos suponía poner contra las cuerdas a la oposición más dura que se habían encontrado en años en el consistorio. Obviamente no lo consiguieron, y espero que con esta sentencia tan contundente sean lo suficientemente inteligentes como para dejar de hacer el ridículo y me restituyan la condición que nunca debí dejar de tener. Si nos fuerzan a llegar a la vía contencioso-administrativa para ello, no vamos a dudar. Pero creemos que gastar el dinero de los santanderinos en algo que tienen perdido de antemano vuelve a ser otro disparate”, resume Antonio Mantecón.

El edil detalla esas consecuencias de pasar de tener un grupo a ser no adscrito: se despidió a los dos trabajadores que hacían funciones de asesoría del grupo, sustituidos por un empleado que no aparecía por el Consistorio; y no tuvo acceso a dependencias municipales para trabaja.

El Ayuntamiento le calificó de tránsfuga y llegó a decir que quería apropiarse de dinero.

Nueva paradoja: Mantecón mantuvo en todo momento su trabajo al margen de la institución y quien lanzaba esas acusaciones fue un equipo de Gobierno que dio el dudoso honor a la ciudad de aportar a una concejala –además, la de Empleo—que admitió haber desviado dinero de la empresa pública de políticas de empleo a su propia cuenta personal, por lo que dimitió y fue condenada. Le llamó tránsfuga el mismo PP que sigue sumando mayorías con el voto de un ex de Ciudadanos que permitió su investidura sin explicitar por qué en un acuerdo público y que vota sus propuestas o tumba las iniciativas de la oposición prácticamente sin argumentar por qué.

Comentarios

  1. Jimena Gonzalez Lagraña

    Bien antonio susana y roberto no merecian tanta difamacion ahora a los que se llenaron la boca de trasfuga que diran .


logo_nexus4

Empresas Amigas