Subir

Top

0

Paco y Luci logran el alquiler social con Liberbank

24 de febrero de 2019. POR

Luci firma el alquiler social (Foto: PAH Santander)

Paco y Luci, la familia de Astillero con dos hijos con discapacidad que perdieron todo tras pedir un préstamo para la compra de una retroexcavadora, han logrado, con el apoyo de la PAH. la firma del alquiler social de su vivienda durante siete años con Liberbank, entidad que finalmente ha reculado después de haberles llegado incluso a presentar denuncia penal contra ellos.

El alquiler social es una figura cuyo precio se adapta de forma proporcional a los ingresos de quien lo pide, reservado para determinadas situaciones de vulnerabilidad.

Y era la principal reclamación de Paco y Luci, que pedían negociar unas condiciones más asequibles con las que pagar la vivienda en la que habían residido todos estos años, en la que seguían viviendo, sin tener ningún problema con quienes no dejaban de ser sus vecinos de toda la vida. Finalmente, lo consiguieron, pese a las reticencias de Liberbank a negociar e incluso presentó denuncia penal.  (La entidad financiera en que se integró la antigua Caja Cantabria se encuentra inmersa en un nuevo proceso de fusión y acaba de sufrir un intento de OPA hostil)

También se la logrado la suspensión de un desahucio previsto para es lunes en Torrelavega.

La noticia, de la que informó en redes sociales la PAH de Santander reconociendo también la labor de asesoría en el proceso del abogado Alberto Bolado –diputado suspendido de militancia de Podemos-, llegó en el mismo día que los mediáticos desahucios en una calle madrileña con resonancias cántabras, Argumosa –igual que el solar vacío y abandonado de Torrelavega al que un grupo de vecinos le dieron nueva vida con usos culturales para la ciudad–.

Cuatro desahucios en una misma mañana, y varios detenidos en el intento de evitarlos, en unos desahucios ligados a una situación generalizada de subida de precios de alquileres por cambios de propietarios en este céntrico barrio, muy movilizado contra los procesos de gentrificación urbana.

Derribo en la calle Alta 89-91

De vuelta a Santander, el viernes comenzaba el derribo de los números 89 y 91 de la calle Alta en uno de los barrios que precisamente más se resienten de la expulsión de los vecinos por el avance del deterioro urbanístico.

Los edificios habían sido declarados en ruina y en este caso están siendo ejecutados por la propiedad del edificio, que fue también quien solicitó la declaración de ruina del inmueble dado el estado de deterioro en el que se encontraba.

Está previsto que finalicen este lunes.

En anteriores derrumbes de edificios en el mismo entorno, en concreto en el castigo Cabildo de Arriba, se saldaron con nuevas propiedades para ANJOCA, la constructora que acumula inmuebles en la zona. 

‘Expulsados’ se presentará el 27 de febrero en La Vorágine


logo_black-bird

Empresas Amigas