Subir

Top

2

El «rugido» del feminismo supera el anterior 8M con una manifestación «histórica»

8 de marzo de 2019. POR

NOTICIA EN ACTUALIZACIÓN. SIGUE LA RETRANSMISIÓN EN FACEBOOK LIVE

Los días previos había en medios feministas cierta prevención o miedo a que no se pudiera repetir el éxito del año pasado.

La cita era a las siete de la tarde en la Glorieta de Cuatro Caminos, más lejos del centro que los arranques habituales de las manifestaciones en Santander (que suelen ser en Numancia), como fórmula para conseguir que la marcha fuera más fluida .

Foto: Mario del Barrio

 

Ni aún así: desde más de media hora antes resultaba difícil llegar al punto de arranque de la manifestación. A la altura de la Alameda, el edificio de Nuevos Ministerios o el Centro de Salud de Vargas, una ríada de gente desbordaba todos los escenarios, agolpándose en las aceras o la calzada, confirmando así que el feminismo ha sido capaz de superar su propio éxito del año pasado con una manifestación histórica, posiblemente la mayor de la historia de Cantabria, a la que han acudido decenas de miles de personas.

Foto: Mario del Barrio

 

Es decir, con un recorrido más amplio ha acabado acudiendo todavía más gente que la ya histórica cita del año pasado, con una manifestación que se ha convertido en un cúmulo de manifestaciones, en la que cada grupo era una cabecera.

Ya la mañana hacía presagiar algo de este éxito: el pasacalles convocado a primera hora, desde la glorieta de la Sardinera, tuvo más asistencia que el año pasado, cuando fue una cita que asimismo sorprendió por su espontaneidad y por ser previa a la propia manifestación de la tarde.

EL FEMINISMO GRITA «BASTA YA»

Acudían mujeres jóvenes y mayores, una mezcla de las históricas del feminismo en Cantabria con la savia nueva que ha hecho que esta marcha sea una de las fotos con las que más fácil resultaba toparse en Instagram, el lenguaje natural de jóvenes y adolescentes. Junto a ellas, hombres y familias, con todo tipo de mensajes: desde grandes pancartas hasta pequeños cartones con lemas escritos a mano: contra la brecha salarial, contra las agresiones sexuales,

Las más jóvenes, que lo veían como «alucinante»,  lo tienen claro: «tenemos que ser las que luchemos por eso». «Esto es lo que queremos», comentaba Paula, con una pancarta en la que se ironizaba con el «Ni michismi ni fiminismi» con que se equipara la discriminación a la mujer con la lucha por la igualdad. El machismo existe, «y si dicen que no, es que no lo han vivido, pero todas hemos vivido algún caso de machismo», apuntaban dos chicas que habían venido desde Santoña.

No sólo ellas: en un contexto en el que se habla de que el feminismo promueve el enfrentamiento entre hombres y mujeres, miles de hombres, de todas las edades, participaban también en la manifestación, junto con sus parejas, mujeres e hijos, lanzando mensajes de que «es hora de devolverlas todo lo que nos han aportado», como expresaba un hombre de mediana edad venido desde Piélagos junto a su hijo treintañero.

EL «RUGIDO» DEL FEMINISMO

Foto: Mario del Barrio

Pletórica, Kiara Brambilla, presidenta de MUJOCA (asociación de Mujeres Jóvenes de Cantabria) y ALEGA (el colectivo que defiende a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, etc…), hablaba abiertamente del «rugido» que «ha hecho historia» en Cantabria y con el que se demuestra que «el feminismo no se va a ir».

Desde asociaciones de mujeres gitanas clamaban contra la discriminación en un colectivo «doblemente discriminado, por ser mujer y por ser gitanas», si bien ponían en valor que «la vida se ha modernizado» y los hombres, en especial los más jóvenes, «las apoyan totalmente».

CONTRA EL NEGACIONISMO Y EL MACHISMO

A la manifestación asistían representantes políticos, como el delegado de Gobierno en Cantabria y candidato socialista a las elecciones, Pablo Zuloaga, acompañado de la cúpula del partido, quien instaba a los partidos «constitucionalistas» a sumarse a la causa de la igualdad, en alusión a las ausencias de la cita de partidos como el PP.

En la misma línea, la coordinadora de Izquierda Unida en Cantabria, Leticia Martínez, acompañada del candidato a la Presidencia, Israel Ruiz Salmón, destacaba la masiva respuesta como forma de combatir los discursos negacionistas de la desigualdad y el machismo.

Sara, estadounidense afincada en San Roque de Ríomiera, se refería a la dimensión global del fenómeno y también de la reacción machista, que advierte que tiene aquí su «respuesta».

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, remarcaba, en declaraciones a EL FARADIO, que la concienciación por la igualdad es una «corriente imparable» y pronosticaba que manifestaciones como esta acelerarán el proceso de integración e igualdad.

De la transversalidad del fenómeno daba idea, por ejemplo, la presencia en la manifestación del presidente de la patronal, Lorenzo Vidal de la Peña.

HUELGA Y MANIFESTACIÓN

La reivindicación se articulaba de varias formas: como paros parciales, como huelga laboral, convocadas ambas por distintos sindicatos, o con la manifestación y las citas convocadas a lo largo del día por las Asambleas Abiertas Feministas de Cantabria, creadas precisamente el año pasado, o la Comisión 8 de Marzo.

La huelga se centraba en cuatro ejes: huelga laboral contra las situaciones discriminatorias en el mercado de trabajo, huelga de cuidados como forma de poner el acento en el mayor peso que en la asistencia a niños o mayores tienen las mujeres, huelga educativa o huelga de consumo, para lanzar el debate sobre el sistema económico.

 

Comentarios

  1. Fernando Díaz

    Pensar que el inundar a diario el espacio mediático supone un acto necesario para una supuesta lucha por la «Igualdad» y la «Justicia social», aparte de un tremendo error, es un barbaridad en todos los terrenos.

    Es como si piensas que una parcela está a falta de riego y para remediarlo provocas un tsunami diario …
    Implica unos conocimientos de botánica no tendentes a cero, sino a – infinito.

  2. Fernando Díaz

    -porque habría que discutir antes si esa «Igualdad» puede existir o no: qué entendemos por Igualdad. La Igualdad de oportunidades es evidente que sí y desde hace décadas. La Igualdad de resultados no, porque esa NO se puede conseguir salvo que hablemos de una sociedad propia de un Régimen del estilo norcoreano (ni siquiera cubano).

    Si para engañarnos construimos muros invisibles para justificar las diferencias entre lo que deseamos y lo que observamos en la Realidad, entonces nunca encontraremos satisfacción y siempre hallaremos disculpas para negar lo que tenemos delante. Siempre encontraremos razones para decir que la Realidad no se ajusta a nuestros deseos y expectativas. Lo llamaremos «perspectiva de género» y en general política de «género» por parte de la Sociedad. Es decir, diremos que siempre habrá algo o alguien que maneje los hilos entre bambalinas para que todos nos comportemos de determinada manera para que la Realidad responda a un guión ya escrito («Patriarcado»).

    Esta es la Teoría (por decirlo rápido y de alguna forma) del actual Feminismo. Nuestros roles dictados social y culturalmente («Géneros») responden sólamente a un fin: la opresión de uno sobre el otro. Con lo cual nada que se aparte a esa creencia pseudo-religiosa es admitido mínimante como algo realmente aceptable. Por tanto: no hay crítica posible. Es un dogma blindado.

    -Llegaremos a conclusiones necesariamente falsas cuando ya partimos de un dogma previo y blindado que es además una premisa errónea —> los roles sociales «géneros» actuales son ´negativos´ por generar una sociedad injusta, y quieres reimplantar (como en botánica) otros ´positivos´que produzcan una sociedad igualitaria.

    Hay que decir que este planteamiento es falso, reduccionista, infantil, peligroso, manipulador y mendaz. Es lo que tiene cuando un aprendiz de brujo se mete a botánico. ¿ Por qué? :

    1-No se puede separar como con un bisturí el «género» del sexo, ambos territorios están solapados y NO son estancos para desgracia de las ideólogas de «género». El «género» no es un concepto que absorba el 100% de lo que entendemos por sexo, es un constructo social, sí, y por eso mismo es indisoluble ya de nuestras características físico-biológicas (de ahí todos los fracasos que se está obteniendo en este campo (trans, etc.).
    2-si insistimos en actuar como si el concepto de «género» tuviera vida propia nos daremos una y otra vez contra un muro de hormigón. Y no saldremos de manejar políticas de eugenesia.
    3-pretender sustituir un tipo de «género» (el actual: pernicioso y productor de ´machismo´) por otro, (igualitario y güay) implica unos principios muy «osados». A saber: los actuales roles sociales para cada sexo han sido ´construídos´ durante cientos de miles de años (sin entrar en detalles), parece un tanto «atrevido» pensar que alguien pueda sustituir unos por otros simplemente a través de un diseño concebido en un despacho, y además, ignorando que aquellos en realidad han sido fruto de, como digo, un lapso enoooorme de tiempo con las interacciones correspondientes. Consecuencia además de un deseo (es curioso en este sentido que a veces haya a quien le extrañe que lo llamen «ideológico»).
    Se diría que al autor de semejante ocurrencia le puede cierta deformación profesional, por ejemplo la de informático. Es como si concibiera a la especie humana de manera única como un gran equipo informático, a quienes se puede cambiar el software y con ello sus comportamientos y sus características. De ahí también los conflictos que saltan al cruzar la política de «género» y la Realidad. No somos máquinas.

    4-Como decimos, ni respondemos YA a estímulos físico-biológicos en exclusiva. Ni desde luego a una (re)programación socio-cultural («género») como dicen las actuales neofeministas. Nuestra realidad es más compleja. Con una evidente y extensa base en el tiempo de influencia clara de factores biológicos, éstos se ven mezclados hoy con el actual auge de los factores sociales propios de nuestro tiempo (gran protagonismo femenino oficial en la vida pública). Es decir, somos ya una mezcla imposible de separar.
    Esto no significa que podamos ser Todos muñecos en manos de especuladores.


logo_nexus4

Empresas Amigas